Sociedad y Justicia

Arrasaron incendios forestales 4.7 mil hectáreas en Aguascalientes

By  | 

 

  • Las 73 quemas emitieron más de 88 toneladas de dióxido de carbono a la atmósfera
  • 35 por ciento de la superficie devastada pertenece a áreas naturales protegidas

 

Aguascalientes cerró la temporada crítica de incendios forestales con 76 siniestros que quemaron cuatro mil 723 hectáreas, duplicando la superficie afectada el año el año pasado, informaron en conferencia de prensa autoridades de la Comisión Nacional Forestal (Conafor).

Las quemas ocurridas entre el 1 de enero y el 30 junio consumieron dos mil 865 hectáreas de vegetación herbácea, mil 77 de arbustos, 709 de hojarasca y suelo orgánico, y 71 de arbolado adulto; no se reportaron afectaciones a renuevos. La cantidad estimada de dióxido de carbono (CO2) que emitieron las llamas fue de 88 mil 386 toneladas, detalló el delegado, Martín Gerardo Chávez del Bosque.

El 35 por ciento del polígono -mil 652 hectáreas-, pertenece a áreas naturales protegidas, en donde se registraron diez incidentes.

Tres municipios concentraron el mayor número de incendios: Aguascalientes, 60 por ciento; Calvillo, 20 por ciento y El Llano, 6.3 por ciento. Solamente Asientos y Tepezalá no registraron siniestros en la pasada temporada crítica, que se dio por concluida con el inicio del temporal de lluvias.

En las acciones de combate participaron más de mil combatientes, entre los que también se cuentan bomberos, soldados, policías municipales y estatales, propietarios de terrenos forestales, elementos de Protección Civil, brigadistas rurales y los 360 efectivos de Conafor, entre otros, abundó Víctor Villalobos Sánchez, jefe del Departamento Forestal de Conafor. El costo estimado por la atención de estas deflagraciones asciende a dos millones 19 mil 753 pesos.

El funcionario federal detalló que se apuesta a la prevención del fuego -física, cultural y legalmente-  con el propósito de mantener a raya los incidentes y así conservar hábitats, ecosistemas, paisajes, composición, estructura, dinámica y funcionamiento.

Algunas de las metas de la Brigada Oficial San Marcos para este año son abrir ocho kilómetros de brecha, rehabilitar cinco kilómetros de brecha cortafuego, realizar por lo menos diez hectáreas de quemas controladas, seis hectáreas de quemas prescritas, nueve hectáreas de manejo mecánico, cinco kilómetros de líneas negras, así como impartir diez pláticas acerca de la norma oficial mexicana 015 Semarnat/Sagarpa que versa sobre el manejo del fuego: “También se han llevado a cabo cinco cursos básicos para el combatiente de incendios forestales, en los que se han capacitado a 136 personas, la meta este año es capacitar a un total de 150; se prevén dos cursos básico más este año”.

La expectativa para 2018 es crecer a 400 el número de combatientes y elaborar un diagnóstico integral sobre los combustibles presentes en los diferentes ecosistemas forestales del estado que permita determinar el riesgo de incendios forestales, pues es probable que la cantidad sea mayor a raíz de la sequía.

Se prevé que entre noviembre y diciembre regresen los incendios forestales.

 

¡Participa!