Opinión

Los tacos de no-carne y la no-reelección en Agüitas | Cocina política

 

¿A quién se deben los diputados locales? Según usted y yo, a la sociedad que validó sus propuestas mediante el sufragio. Según ellos y su última reforma al Código Electoral del Estado de Aguascalientes; a los líderes de su grupo político y a la dirigencia de los mismos. Mire usted: una de las conquistas más exitosas de la sociedad civil organizada en las llamadas organizaciones no gubernamentales o bien, organizaciones de la sociedad civil, fue sin duda la reelección inmediata de representantes populares en órganos colegiados, es decir legisladores federales y estatales, así como regidores, síndicos y concejales. Igual suerte corrieron los titulares del Poder Ejecutivo, pero sólo en lo municipal, con lo que los y las presidentes municipales también podrán reelegirse en forma inmediata.

Antes de la reforma, ya existía la reelección en el ámbito federal y local, aunque debía transcurrir un lapso de tiempo para que el exlegislador buscara de nueva cuenta la oportunidad de volver; así que un legislador podía volver a serlo pero en forma discontinua, aún cuando buscara el mismo cargo por diferente espacio.

La no-carne. En Aguascalientes han surgido en los últimos tiempos restaurantes locales de comida vegetariana o vegana que ofrecen sus versiones de comida carnívora, pero elaborados con “no carne”. Así, encontrará Usted en esos locales, la no-birria, el no-menudo, los tacos de no-carne, hamburguesas, perros calientes y muchos otros de sus platos favoritos, deliciosamente preparados con sustitutos de carne. Los más famosos de estos sitios son La Vaquetona o Devanand entre muchos otros.

Si usted, estimada lectora, apreciable lector, tiene problemas de circulación sanguínea, colesterol elevado, cardíacos, diabetes, artritis gotosa o cualquier otro relacionado con el consumo de carne o si simple y llanamente desea depurar su organismo y prevenir las enfermedades aquí mencionadas y muchas otras, no dude en acudir a esos sitios a engañar el paladar, sin dejar de consumir esos ricos platillos que son de su agrado.

La no-reelección. Pues bien, al estar a vista el proceso electoral 2017-2018 que inicia en tres meses; y darse cuenta que no eran los más populares debido al abandono en que tienen sus distritos, a nuestros legisladores locales se les ocurrió una idea para volver a formar parte del micro-congreso de Agüitas, a través de la influencia de sus líderes políticos o los dirigente de sus partidos: la no-reelección. Así que sin más, procedieron a traicionar el espíritu original de la gran reforma federal electoral del 2014 y crearon una reelección legislativa inmediata a modo, al permitir que el reelecto, lo sea por un distrito o principio diferente al que fue electo originalmente.

Para explicarnos. En la reelección inmediata, el representante debe buscar permanentemente la gracia, buena voluntad o favor de sus electores, mediante el trabajo constante en favor de ellos. En la no-reelección, producto de la voracidad de los legisladores locales actuales, ellos deben buscar la simpatía de sus líderes políticos, mediante la obediencia ciega y el apoyo incondicional, con el fin de asegurar la postulación inmediata por las mismas siglas y en los mejores distritos o en la mejor posición en la lista plurinominal. ¿Qué quiere decir esto? ¡Qué quedamos en las mismas! Oiga usted.

El gran elector. Tras la reciente reforma a nuestro código electoral, en las aviesas manos de la LIII Legislatura, quedamos igualito a como estábamos antes de la gran reforma electoral federal del 2014: el real elector será, como antes, el dirigente de grupo político o el presidente del partido correspondiente, ya que sin importar la simpatía que hubiese ganado un diputado en su distrito, el candidato a postular será el que más obedeció instrucciones de arriba hubiesen sido o no gratas a la población.

Nadie sabe para quién trabaja. ¿Qué sucederá con los diputados comprometidos con su distrito? ¿Qué sucederá con los diputados comprometidos con la ciudadanía? Se irán con cajas destempladas, porque difícilmente se puede ser disciplinado a los caprichos de la cúpula y al mismo tiempo buscar lo mejor para los ciudadanos. Quien se atreva a meterse entre la gente y complacer las solicitudes de sus electores, seguramente trabajará para otro cuya dedicación fue en torno al dedo que todo señala, así que no vale la pena arriesgarse y dejar alma, vida y corazón entre el pueblo, pues la oportunidad de volver a servirlo no estará en manos del esforzado legislador y, sólo le quedaría la vía independiente para competir por el mismo territorio electoral lo cual está como dirían los jóvenes: difícil y lo que le sigue, dadas las exigencias que la ley les impone a este tipo de candidaturas.

Micro-congresito temerosito. Al pequeño en tamaño (y tamaños) congresito hidrocálido, le faltó valor para oponerse a la última gran reforma electoral federal, así que urdió una cosmética manera de hacerla y para ello creó la no-reelección: validó la postulación inmediata en el cargo, quitándole de encima al futuro reelecto el peso de trabajar en favor de sus electores originales y dejándole como única tarea, la de buscar la gracia de sus dirigentes; ya a ellos corresponderá asegurar la nueva candidatura en el distrito más rentable (trabajado por otro u otra) o en el mejor espacio en la lista plurinominal.

El problema de la contra-reforma en comento, no es legal, puesto que el proceso legislativo se cumplió en sus términos, sino moral, puesto que se dio la espalda a la sociedad como eje de la representación y se traicionó el espíritu del legislador federal en favor de un trabajo cercano a la gente y atento a las necesidades del mismo.

Habrá que estar atento a futuras contra-reformas de la actual LXIII Legislatura, que ya demostró su poder de maquillar sus propias prácticas caciquiles, su filiación a la vieja escuela y su más absoluto desconocimiento de las nuevas instituciones políticas pro sociedad civil. Por lo pronto: en otra ocasión será.

¡Nos vemos en la próxima! Recuerde usted que en esta su cocina se come, se lee, se escribe y se conversa de todo; particularmente de política.

CODA ciudadano. Adopción gratuita de perros y gatos en Aguascalientes. Llama a Vett Inn, Tel 175 8882. Gabinete Veterinario, Tel 918 3961. Vet Pet, Tel 914 4076. Áurea Escobedo, rescatista; Cel 449125 41 62. Alma Rodríguez, rescatista; Cel 449 167 48 46.

 

[email protected]

 


Vídeo Recomendado


The Author

Socorro Ramírez

Socorro Ramírez

No Comment

¡Participa!