Sociedad y Justicia

Se han atendido a cerca de mil 200 personas con adicciones

 

  • A través del Centro de Atención Primaria en Adicciones, en lo  que va del 2107 se atendieron mil 160  personas, de las cuales 437 tienen entre 12 a 17 años
  • El CAPA tiene presencia en  los municipios de Aguascalientes, Jesús María, Calvillo y Rincón de Romos

 

El Instituto de Servicios de Salud del Estado de Aguascalientes (Issea), a través del Centro de Atención Primaria en Adicciones (CAPA), atendió en el primer semestre del 2017 a mil 160 personas, de las cuales, 437 pertenecen al grupo de edad de doce a 17 años, informó el director del Área de Salud Mental, Roberto Anaya Rodríguez.

A través de este centro se brinda atención integral a niños, adolescentes y adultos con problemas de adicciones; este servicio, subrayó, se ofrece de manera gratuita a la sociedad en general.

Anaya Rodríguez señaló que el objetivo del CAPA es evitar el consumo de drogas a través de la promoción de acciones tempranas y oportunas en las escuelas, en grupos organizados de la sociedad y en la comunidad en general.

En el estado existen cuatro centros que se ubican en los municipios de Aguascalientes, Jesús María, Rincón de Romos y Calvillo, los cuales además de dar servicio en el lugar, realizan una labor itinerante en planteles educativos y algunos otros espacios comunitarios.

El alcohol es la droga que más se consume, principalmente entre los adolescentes, “Las relaciones de amistad constituyen el factor de riesgo más importante, a decir de los propios consumidores; mientras que la incidencia por género prevalece entre los hombres, con un ligero aumento entre las mujeres”, apuntó el funcionario estatal.

Con base en estos indicadores, se observa que la población joven y en edad productiva, presenta algún problema de adicciones, por lo que se hizo un llamado a los padres de familia para que tengan un mayor cuidado y atención sobre sus hijos.

A través de las unidades de atención, se ofrece a la población un modelo de detección oportuna para las adicciones, que contempla desde la prevención del consumo de sustancias psicoactivas, hasta el tratamiento ambulatorio.



Este modelo da prioridad a la detección temprana de personas con mayor vulnerabilidad y riesgo, como son los adolescentes, así como a usuarios experimentales, abusadores y con dependencia para evitar la progresión a estados críticos.

 

Con información del Issea

 

The Author

Redacción

Redacción

No Comment

¡Participa!