Sociedad y Justicia

Sin resultados las primeras investigaciones de presunta tortura policial

 

CNDH y la ONU califican el caso como sin precedentes en Aguascalientes

No hay elementos para responsabilizar al secretario de Seguridad Pública Municipal

 

Sin arrojar avances significativos, concluyó la primera etapa de las investigaciones ejecutadas por la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Aguascalientes (Cedha), en el caso de las seis personas torturadas presuntamente por elementos de la Policía Municipal de la capital, y que fueran encontradas gravemente lesionadas en predios de la comunidad de El Soyatal durante la semana pasada. El presidente del organismo, Jesús Eduardo Martín Jáuregui, destacó que personal de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) ya atrajo el caso y se ha determinado que la gravedad del mismo no tiene precedentes en la entidad.

“Están muy preocupados porque nos dicen que Aguascalientes aunque no estaba exento de tortura, no figuraba en el mapa de preocupación de ellos porque no se habían presentado incidentes tan graves, violentos, tan primitivos como los que se presentaron; en este caso fue una brutalidad impresionante y ellos se sorprendieron de que se presentara algo tan violento”.

El ombudsman local además destacó que la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) también colabora con las investigaciones, esto con la finalidad de garantizar que este tipo de acciones por parte de la autoridad policiaca no lleguen a replicarse, “tenemos una representación, son tres visitadores que provienen del mecanismo nacional para prevención de la tortura, el enfoque que estamos trabajando con ellos consiste en detectar lo que sucedió y por qué, a partir de eso ver qué medidas podemos tomar para que no se repita en lo sucesivo”.

Martín Jáuregui además afirmó que hasta el momento no existen elementos que involucren en el caso a José Héctor Benítez López, secretario de Seguridad Pública Municipal de la capital, por lo que se sospecha que el presunto actuar violento por parte de los elementos no sea una dinámica constante.

“Es demasiado obvio pensar que alguien con la experiencia del capitán Benítez hubiera dejado signos tan claros como para identificar a una corporación, esto desde luego no quiere decir que lo exculpamos o culpamos, más bien no parece producto de alguien que lo hubiera meditado, que lo hubiera planeado y tuviera la experiencia, más bien parece que pudiera ser algún grupo de personas dentro de la corporación de la policía que se están desviando de los lineamientos y quizás ante la desesperación en su combate contra la delincuencia pudieran haber tomado esa decisión”, señaló el titular de Derechos Humanos.

Aseguró que se mantiene comunicación tanto con Benítez López como con María Teresa Jiménez Esquivel, a fin de resolver el caso a la brevedad, “tuve dos reuniones con la alcaldesa e hicimos un pacto de colaboración, me ofreció cualquier disposición para hacer visitas y tener información”.

Jesús Eduardo Martín Jáuregui indicó que el caso está siendo investigado y se procederá con base en lo estipulado en la normatividad de reciente creación para el combate a la tortura, “sabemos sin ninguna duda que sí salieron del C4, no hay videos en ese sentido, casualmente la cámara que ubica la puerta por la que habrían salido no funciona; pero estamos con una nueva Ley de Tortura que señala que la carga de la prueba es para la autoridad, si el lesionado estuvo a disposición de la autoridad, la autoridad debe de comprobar que no lo agredió”, comentó.

 

The Author

Juan Sergio Alba Carrillo

Juan Sergio Alba Carrillo

No Comment

¡Participa!