Sociedad y Justicia

Aunque el capitán Benítez haya sido impuesto, no exime de responsabilidad a la alcaldesa

 

  • El dirigente de Cimientos del Magisterio recibió con alegría saber que el secretario de Seguridad Pública municipal no tiene el cargo asegurado
  • Conminó a las autoridades a ponerse de acuerdo y coloquen por encima el interés de los ciudadanos

 

El dirigente de Cimientos del Magisterio A.C. Francisco Flores Flores, dijo alegrarse de que la alcaldesa de Aguascalientes, María Teresa Jiménez Esquivel, haya reconocido que su secretario de Seguridad Pública, José Héctor Benítez López, fue impuesto por el gobernador, además de señalar que no tiene el cargo asegurado; aunque ello no la exime de responsabilidad.

El activista expresó recibir con beneplácito la declaración de la alcaldesa, al reconocer así que Benítez no es lo máximo como un operador policíaco; aunque reconoció que le hubiera dado más gusto que lo hubiera reconocido desde que él y varios organizaciones de la sociedad civil realizaron la denuncia ciudadana respecto al incremento de la inseguridad y la pertinencia de un relevo del titular de Seguridad Pública municipal.

“Ahorita nos da la sensación de que se sintió acosada por el gobernador del estado y reaccionó en consecuencia (…), hubiera tenido mucho más mérito para ella que lo hubiera manejado desde un principio; mínimo que hubiera dicho que estudiaría el caso”, expuso el profesor.

Recordó que aún hace unos días, Teresa Jiménez defendió a “capa y espada” a Héctor Benítez, aun cuando se denunció que había muchos yerros en la conducción de la seguridad pública en Aguascalientes, caso concreto el tema de los normalistas de Michoacán, y de la tortura policiaca; de tal forma que las recientes declaraciones de la alcaldesa es una buena noticia, “quiere decir que mínimo lo está considerando, aunque sea por revanchismo político, pero lo está considerando”.

Observó que a pesar de que la alcaldesa reconoció que el capitán Benítez fue una imposición del gobernador, ello no la exime de responsabilidad al aceptar tal situación, por lo que no se vale tratar de “pasar la pelota”, pues de igual modo deberá dar cuentas a la ciudadanía.

“La responsable de la seguridad pública del municipio de Aguascalientes es Teresa Jiménez Esquivel, no es el gobernador. Si ella permitió que se lo impusieran por negociaciones de tipo político o de equipos que conviven al interior de su partido (Acción Nacional), esa es otra cuestión”.

Flores Flores lamentó que la seguridad pública se venga a tomar como un botín político por parte de la alcaldesa, Teresa Jiménez Esquivel como del gobernador, Martín Orozco Sandoval, “Estuvieran midiendo fuerzas a costa de la zozobra y de la preocupación de la ciudadanía que día a día exige mayor seguridad”.

Conminó a las autoridades a ponerse de acuerdo y coloquen por encima el interés de los ciudadanos y no el provecho particular o los intereses de sus grupos políticos, pues los aguascalentenses no merecen que en aras de figurar políticamente, echen al cesto de basura un tema tan sensible como es la seguridad pública.

 

The Author

Claudia Rodríguez Loera

Claudia Rodríguez Loera

Reportera en La Jornada Aguascalientes.

No Comment

¡Participa!