Opinión

Balance y prospectiva del desarrollo Social en Aguascalientes 2017 / El apunte

En el Informe Anual del Coneval sobre la Situación de la Pobreza y el Rezago Social en el estado de Aguascalientes y en sus municipios destaca:  una consistente reducción del rezago educativo, la carencia por acceso a los servicios de salud y las carencias asociadas a la calidad, espacios y servicios básicos en la vivienda, en el periodo comprendido desde 1990 hasta el 2015.

Durante estos 25 años, los esfuerzos por abatir la pobreza y garantizar el ejercicio de los derechos sociales en la entidad se han hecho visibles a través de la disminución consistente de cada una de estas carencias.

En el pasado reciente, mediante un comparativo de los años 2010 y 2015 se observa que la mayor disminución en puntos porcentuales se dio en la carencia por acceso a los servicios de salud, que disminuyó de 17.1% al 12%, lo que representa una reducción de 5.1 puntos porcentuales.

___


___

El abatimiento de carencias por la falta de servicios básicos sigue a la baja, la carencia de servicio de electricidad en la vivienda, pasó del 0.8% en 2010 a 0.3% en 2015; el acceso al agua entubada en la vivienda, pasó del 2.2% a 0.8%.

La mejor focalización de los recursos del Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social (FAIS) en Aguascalientes, se refleja en el impacto positivo de la inversión en el abatimiento del rezago social y la pobreza. El combate a la pobreza multidimensional ha estado acompañado por una reducción de carencias y el fortalecimiento paulatino, aunque no suficiente en el ingreso de las personas; de hecho, más de 240 mil habitantes no cuentan aún con recursos para tener acceso a la alimentación. Las mejores acciones se derivaron de incentivar la creación de empleos formales.

De acuerdo con los datos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el número de trabajadores afiliados en Aguascalientes se incrementó en 60 mil 400 personas durante la pasada administración, pero sin que esto se reflejara de manera importante en la escala salarial.

La tasa de informalidad laboral en la entidad retrocedió 5.1 puntos porcentuales: al pasar de 49.1% en el tercer trimestre de 2013 a 43.9% en el tercer trimestre de 2016. Lo anterior se percibe en el comportamiento del Índice de Tendencia Laboral de la Pobreza 2017 que registra un descenso de 15.7%, para el periodo 2013-2016. Lo que debería significar que un mayor número de personas estarían pudiendo adquirir una canasta básica con su ingreso laboral.

Pero atención: cinco municipios aumentaron su grado de rezago social del 2000 al 2015: Asientos, EL Llano, Tepezalá, San José de Gracia y Calvillo, aunque este último recibe gran cantidad de remesas del extranjero. Estamos hablando de la totalidad de los municipios del oriente y del poniente del estado; de aquellos que no se encuentran en la ruta de la industrialización asentada en el Valle de Aguascalientes.

Curiosamente también en la ciudad, en el oriente densamente poblado, marginado y deprimido es donde se carece de algunos espacios y servicios que incluso los municipios extra capital cuentan con ellos desde hace décadas. En estas colonias son frecuentes la delincuencia, la violencia y las disfunciones familiares.

Tomando en cuenta los resultados obtenidos, es posible anticipar para Aguascalientes una mejora en la mayoría de los indicadores de la pobreza, pero no en los del bienestar. Cabe destacar que en Aguascalientes los niveles de carencias sociales son inferiores a los promedios nacionales, aunque todavía es elevada la percepción de que carecemos de elementos fundamentales para nuestro bienestar, como una adecuada relación vida, trabajo y el equilibrio afectivo.

Fuente: Coneval diagnóstico por municipios

The Author

Eugenio Herrera Nuño

Eugenio Herrera Nuño

No Comment

¡Participa!