Opinión

Frentes de guerra / Taktika

 

Colegio de Estudios Estratégicos y Geopolíticos de Aguascalientes, A.C.

 

___


___

Moscú, Federación Rusa. 31 de julio de 2017. En respuesta a las nuevas sanciones estadounidenses contra su país, el presidente Vladimir Putin aplica una terapia de choque: la expulsión de 755 diplomáticos. Putin justifica la acción, exhibiendo su sonrisa de tigre siberiano, al decir: “Pero nosotros debemos, he decidido, mostrar que no dejaremos nada sin una respuesta”.

Con paciencia oriental, Putin dice al canal de televisión, Rossiya 1, que “los Estados Unidos han tomado de nuevo un paso sin provocación hacia el deterioro de las relaciones ruso-estadounidenses”.

La escena arriba narrada sirve como prefacio al presente artículo, el cual pretende analizar la interacción de los Estados Unidos, China y Rusia en los diferentes frentes de guerra: el norteamericano, el europeo y el asiático.

1.- El frente norteamericano: ya no es más un secreto que la lucha que libra Donald Trump contra el Deep State (“El Estado profundo”, en inglés) ha alcanzado, al menos en términos mediáticos la proporción de una lucha fratricida: el Partido Demócrata y la fracción tradicional del Partido Republicano no se resignan a la idea de que un outsider como el energúmeno neoyorquino los haya derrotado en la elección presidencial de 2016.

La narrativa de la colusión con Rusia, en particular con su mandatario Vladimir Putin, es parte diaria de los titulares de los principales rotativos (The New York Times, The Washington Post) y de los multimedia (ABC, CBS, CNN). La única excepción es Fox News, el principal porrista del magnate inmobiliario.

Además de Fox News, Trump basa su fuerza en los millones de norteamericanos blancos de baja estofa, los llamados White Trash, quienes asisten a misa los domingos, pertenecen a la Asociación Nacional del Rifle e ingieren cantidades industriales de cerveza. Esta gente está a favor de: construir el muro en la frontera con México, la restricción contra los inmigrantes musulmanes y de reconstruir la infraestructura de comunicaciones de la Unión Americana, pero muestra desgano ante la supuesta interferencia rusa.

La base de Trump es necesaria para su siguiente plan: “la elección intermedia de 2022, después de su reelección en el 2020, porque entonces él podría lanzar la candidatura de su hija, mientras que sirve los dos últimos años de su administración”1.

Por lo tanto, los paladines del Deep State: el pugnaz senador por Arizona, el republicano John McCain y su contraparte de Nueva York, el demócrata Charles Schumer, tienen la consigna de destruir políticamente a Trump, pues ellos saben que “una administración Trump exitosa los destruiría, y demolería la reputación de una generación entera de diplomáticos, oficiales de inteligencia, académicos y militares”2 quienes han apostado su fortuna y prestigio a las guerras en Afganistán, Irak, Siria y, probablemente, Corea del Norte o Venezuela.

2.- El frente europeo: Tal vez el lector se pregunte: ¿Cómo enlazar el frente norteamericano con el europeo? Las nuevas sanciones autorizadas por el Senado y la Cámara de Representantes pudieran forzar a la Unión Europea a buscar una alianza de facto con Rusia y China, pues representan la aplicación extraterritorial de la legislación estadounidense en suelo europeo.

¿Por qué? Las sanciones castigan a las compañías europeas involucradas en proyectos de infraestructura energética con Rusia y amenazan a proyectos en progreso tales como: Nord Stream II y el proyecto de gas licuado del Báltico. Por ello, el jefe de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, comentó: “Estamos listos para responder apropiadamente dentro de algunos días. ‘Los Estados Unidos’ primero no puede significar que los intereses de Europa vengan al último”.

De esta manera, y debido a su obsesión antirrusa, los estadounidenses podrían arrojar a los alemanes a los brazos del oso ruso pues “el liderazgo en Berlín está convencido ahora de que Washington pone en peligro la diversificación y la seguridad energética de Alemania a través de la guerra de sanciones”3.

Por lo tanto, cabría preguntar: ¿A quién benefician las filtraciones de Wikileaks en donde Francia prefiere, como aliado militar, al Reino Unido en vez de Alemania?

3.- El frente asiático: los dimes y diretes entre Corea del Norte y los Estados Unidos, por un lado, y la postura china, por otro, han elevado la tensión en la península coreana, tal y como lo muestra el siguiente cuadro:

 

Tabla de tensión en la península coreana

País Movimientos militares Declaraciones
China -Reclutar urgentemente especialistas en lengua coreana

-Construir refugios subterráneos y puestos de mando capaces de resistir ataques aéreos, o con armas nucleares

-Efectuar maniobras militares con vehículos blindados, helicópteros artillados, paracaidistas y fuerzas especiales

-El Ministerio de Defensa dice que sus fuerzas sólo mantienen “un estado normal de entrenamiento y preparación para el combate”
Estados

Unidos

-Reforzar su contingente en Corea del Sur con aviones de combate

-Realizar sobrevuelo sobre la frontera entre las dos Coreas por parte de sus bombarderos estratégicos

-El comandante de la Flota en el Pacífico, Scott Swift, dijo que está listo para lanzar un ataque nuclear contra China si Donald Trump lo ordena

-La embajadora ante la ONU, Nikki Haley, comentó que los EUA estaban “hartos de hablar con Corea del Norte”.

FUENTE: Elaborada por el autor con datos obtenidos de: Asia Times, The Korea Times y The Wall Street Journal

 

Cada año que pasa el régimen norcoreano avanza en dos objetivos: expandir su arsenal nuclear y desarrollar la capacidad de construir misiles balísticos intercontinentales. Para los estadounidenses, “esta es una línea roja que Corea del Norte no debe cruzar”. Asimismo, para China “la posibilidad de que Corea del Sur conquiste el Norte y traiga a las tropas estadounidenses a las fronteras de China es inaceptable ahora como lo fue en 1950”4.

Dos preguntas: ¿Se formará una coalición de facto Alemania, China y Rusia? y ¿en dónde clavará la garra el águila calva estadounidense, Corea del Norte o Venezuela?

Aide-Mémoire. – ¿Cómo influirá la lucha fratricida entre Donald Trump y el Deep State en la elección presidencial del 2018?

 

1.- Why the Trump dynasty will last sixteen years https://goo.gl/i2FCFe

2.- Trump’s ‘America First’ vs. McCain’s ‘America Last’ https://goo.gl/1TQwAZ

3.- Imperial Folly Brings Russia and Germany Together https://goo.gl/71WFz3

4.- Graham, Allison. Destined for war: Can America and China escape Thucydides’ trap? Boston, HMH, 2017, p. 179

 

The Author

Soren de Velasco Galván

Soren de Velasco Galván

No Comment

¡Participa!