Sociedad y Justicia

Vivieron la emoción del eclipse

 

  • Pequeños y jubilados fueron invitados de honor; fue una experiencia inolvidable para quienes no habían tenido la oportunidad de ver antes este fenómeno
  • Se desbordó la atención en el Museo Descubre, más de cuatro horas esperaron para ver el eclipse en el Observatorio

 

La señora Martha Balderas, jubilada de la Universidad Autónoma de Aguascalientes (UAA), fue invitada a presenciar el eclipse, así como a una serie de talleres, conferencias y otras actividades que se llevaron a cabo en relación con el eclipse de Sol.

Para ella fue una experiencia extraordinaria y muy diferente; le tocó vivir el eclipse total de Sol en 1991 de una manera muy diferente: “Lo disfruté muchísimo, tengo la fortuna de vivir en el campo, aquí muy cerca de Aguascalientes en Lomas del Picacho y fue una experiencia mucho más natural, en convivencia con la naturaleza, observamos como todos los animales se retiraron a dormir y como los pajarillos regresaban a los árboles”, recordó.

El suceso de este lunes también lo calificó como una experiencia magnífica, que pudo disfrutar con otro enfoque más tecnológico, pero también interesante, “Agradezco al Museo Descubre que hace una buena labor de difusión de la ciencia, para que la gente sepa exactamente lo que es un eclipse y cuáles son los mitos y las realidades”.

Para el pequeño Mateo, de nueve años de edad, ver el eclipse a través de uno de los 20 telescopios que se instalaron en la explanada del Planetario, fue inolvidable “Se me hizo muy padre porque jamás había visto uno y hace poco nos enseñaron en el salón los dos tipos de eclipses”.

De acuerdo a lo que le enseñaron en la escuela, la luna obstruye al Sol, por eso ocurre el fenómeno, “La verdad no puedo entender muy bien cómo lo puede tapar en un momento todo, si el Sol es muchísimas veces más grande que la Luna. Vi el Sol completamente circular y poco menos de medio círculo tapando parte del Sol. Apenas antier supe que iba haber un eclipse”.

En el Observatorio del Museo Descubre se pudo observar el eclipse a través de tres telescopios diferentes, uno que se usó para obtener imágenes permanentes, y los otros para que los asistentes pudieran disfrutar de esta experiencia, uno con un filtro único en Aguascalientes que es de hidrógeno alfa y permite incluso ver las prominencias y erupciones solares en la periferia del disco solar, los demás filtros muestran las manchas.

“Afortunadamente el Sol muestra una actividad bastante notoria, hay varias manchas visibles en el disco del Sol y nos da una buena referencia a medida que va pasando la Luna adelante”, detalló Julien Potier, encargado de Visualización Científica

Es algo que no va a volver a pasar hasta el 2023, de ahí la importancia de aprovechar si visualización, recalcó. En seis años el eclipse va a ser anular en la Península de Yucatán y en 2024 va a ser eclipse total, visible en Mazatlán, Durango, Torreón y subiendo hacia el noreste del país.

Este lunes se atendieron más de 300 personas en el Domo IMAX, en el Observatorio el espacio estuvo muy reducido, la capacidad no permitió recibir más de diez personas a la vez, por lo que hubo quienes tuvieron que esperar hasta cuatro horas para presenciar el fenómeno a través del telescopio, en total asistieron al Museo mil 19 personas registradas, “La respuesta ha sido un asombro, un gran disfrute de esas imágenes porque es algo que realmente no se ve todos los días”.

Julien exhortó a la población a que cada vez que haya un evento de esta magnitud, aprovecharlo como una oportunidad educativa, porque permite explicar sencillamente los movimientos del Sol, de la Luna y de la Tierra, y entender cómo eso sucede a nuestro alrededor, “No es motivo para claustrar a los niños en los salones, sacarlos y usar las maneras seguras de ver el eclipse”.

The Author

Adriana García Campos

Adriana García Campos

Reportera en La Jornada Aguascalientes.

No Comment

¡Participa!