Opinión

Para Chava ¡no hay nieve! / Cocina política

 

¡Oiga usted! Mañana no es un buen día para salir de casa. En primer lugar está lloviendo fuerte y torrencial. A lluvia como la de este verano no estábamos acostumbrados los plácidos hidrocálidos, no tenemos la vestimenta adecuada, ni artículos adecuados para cubrirnos bien ¡vaya! No tenemos ni la ciudad adecuada: los baches nos agobian, los encharcamientos nos mortifican y el sistema de drenaje, saturado y rebasado, nos hace en casas y edificios muy malas jugadas.

En segundo lugar ¡Ay Jesús, María y José! Mañana jueves 7 de septiembre, inicia como en todo el país, nada más y nada menos que el proceso electoral federal 2017-2018 que además, en nuestra entidad será concurrente, es decir será local y federal al mismo tiempo.

¡La que nos espera señoras y señores! O en verdad se creyó usted que los actos políticos que hemos presenciado en el último par de meses fueron meras casualidades ¡No, no, no! Los desencuentros entre los eclipsados (véase este espacio, de fecha tal), los cambios de banda, bando y corazón de políticos chapulines, los llamamientos de la delegación local del INE a las distintas iglesias para que se concentren en sus tareas y mantengan hábitos y sotanas lejanas a las campañas y, los públicos desencuentros de grupos al interior de los partidos políticos nacionales en sus capítulos estatales; tienen en común el nervio previo a la competencia en la que dejarán alma, vida y corazón.

¿Qué recomienda esta cocino-polis para sobrellevar tanta calentura electoral? Sin duda las ricas variedades de nieves, raspados y paletas de esta tierra; mismas que le vendrían bien a algunos de los actores del proceso para enfriar esos ánimos y equilibrar el frenesí preelectoral que les aflige. Aquí mis sugerencias.

IEEA. Al Instituto Estatal Electoral de Aguascalientes, “el de la doble E”, encargado por primera ocasión en la historia de Agüitas de un proceso concurrente, le sugerimos una nieve vegana de leche de almendras y plátano; los dos ingredientes contienen triptófano, que hará a los consejeros de ese organismo sentirse relajados y de permanente buen humor.

Sin duda para aguantar en serena calma a los partidos políticos, sus candidatos y representantes; dosis masivas de esa nieve suave y dulce, los harán sesionar y dictaminar con una sonrisa imborrable, mientras los contrincantes encuentran la manera de burlar las nuevas reglas electorales y los acusan de parciales e incapaces.

Las consejeras y consejeros del Organismo Público Local Electoral encabezados por Luis Fernando Landeros Ortiz; ya saben que su palabra no será definitoria y todo cuanto pronuncien se recurrirá judicialmente así que ¡No merece la pena desgastarse! Mejor pedir la siguiente dosis de nieve de banano y seguir en la más pura buena onda.

INE. ¡No! ¡No es el instituto de Nacho en el estado, no! Es la delegación local del Instituto Nacional Electoral, depositada en el insigne en materia electoral, ingeniero Ignacio Ruelas Olvera. Helado de frutos secos, de la conocida nevería El As, será el postre indicado para el consejero-delegado y sus integrantes de la Junta Local; por su altísimo contenido de vitamina B, que mejora esa memoria y agudiza esa inteligencia que harán falta ¡y mucha! Para contener los embates de los duchos representantes y los políticamente pesados candidatos a curules federales.

La serotonina que estimulan los componentes de los frutos secos, disminuirá el hambre, lo que ayudará a las sufridas y sufridos consejeros de la Junta a tolerar esas largas jornadas debatiendo con los representantes de los partidos políticos y de paso tolerar a los propios representantes partidistas que con frecuencia se comportan en las sesiones, cual si hubieran comido helado de limón amargo con chile piquín. ¡Hágame usted el favor!

Como sea, a Nacho Ruelas bien le vendrá una dosis adicional del complejo B contenido en el helado de frutos secos, para sobrellevar las desveladas jornadas del proceso electoral y, para mantener la ira bajo control ante la andanada de descalificaciones, calificativos y alegatos que proceso tras proceso ha sabido sortear con actitud casi impasible. Esta cocino-polis, de hecho tiene la sospecha que su vecino del Barrio de San Marcos el ingeniero Ruelas tiene desde hace años, bien repleto el refrigerador del helado en cuestión. Algún día de estos tocaré donde su puerta para confirmar mi suposición. Ya le informaré a usted, apreciable lectora, querido lector.

TEA. Para los tres magistrados del Tribunal Electoral de Aguascalientes ¡no hay nieve! Y es que no tienen para pagarla. No han recibido hasta la fecha de hoy, el recurso para instalarse y comenzar a ejercer sus funciones. Si bien, recién acaba de aprobar el Congreso del Estado esa partida, lo cierto es que deben comenzar a darle existencia física al tribunal ¡a partir de nada!

Por supuesto que es de aplaudir, la enjundia que el magistrado Salvador Hernández Gallegos puso a su lucha para obtener el indispensable capital, pero como hasta el día de hoy ¡a sólo uno de comenzar el proceso electoral! no existe físicamente el tribunal: no hay a dónde entregar escritos, ocursos, recursos o nieves ¡Oiga usted!

Nos vemos en la próxima. Recuerde que en esta su cocina, se come, se lee, se escribe y se conversa de todo; particularmente de política.

 

[email protected]


Vídeo Recomendado


The Author

Socorro Ramírez

Socorro Ramírez

No Comment

¡Participa!