Opinión

Privatización de los Partidos Políticos / Cocina Política

Cero comestibles se encontraban en el mueble para despensa de esta Cocina. Así que esta cocino-polis pasó por la miscelánea y encontró los siguientes temas varios.

Privatización de Partidos. La privatización de los Partidos Políticos en México, ha llegado.

Actualmente los Partidos Políticos, según el artículo 41 de la Constitución Política Mexicana, son entidades de interés público y de o-ri-gen público, es decir, son para beneficio público, y pagadas con dinero público. Se constituyen para defender causas sociales, no privadas; así como se pagan y fiscalizan con dinero obtenido mediante la recaudación gubernamental.

En vez de proponer una drástica dis-mi-nu-ción del presupuesto asignado al árbitro: INE y organismos públicos locales electorales y por supuesto a los propios partidos políticos; a alguien se le ocurrió una extraña idea que logró sembrar en el colectivo consciente, la de eliminar el financiamiento público a los partidos políticos. Resulta que habría de modificar el origen constitucional y por tanto ideológico del sistema político mexicano, para que los partidos en México pasen a ser organizaciones privadas tales como sociedades de bienes de capital, sociedades de responsabilidad limitada o ilimitada, cooperativas ¡qué sé yo! Y el origen de sus recursos sea de carácter pri-va-do.

Privatizar los partidos políticos en México y en cualquier país del mundo, trae aparejado el compromiso de los mismos con sus posibles financiadores privados: las iglesias, los grandes corporativos, los empresarios de gran calado y todo aquél grupo o líder económico (cuidado con esto último) que tenga suficiente capacidad financiera para pagar un partido político local o nacional.

¿A qué intereses representará un partido político privatizado o privado? La respuesta es fácil: a los de su fondeador. Si la iglesia católica financiara a un partido político, éste pugnaría por ejemplo, por hacer obligatoria la celebración de misas en todas las escuelas; si fuese el mega-corporativo Carso (sobre quien recae sospecha pública de financiar las aspiraciones de Manuel López Obrador); el Partido será utilizado para lograr la ansiada Slim-TV; si varias empresas tabacaleras se unen para integrar un Partido que las represente, olvídese de los logros en materia de restricciones a los fumadores en sitios públicos y, olvídese de las prohibiciones para los menores. ¡El paraíso de los intereses particulares! ¡Hágame usted el favor!

Es cierto, como lo es, que el presidente del PRI, Enrique Ochoa Reza, anticipó hace unos días una iniciativa para eliminar totalmente el financiamiento a los distintos partidos políticos. Francamente no creo que dicha propuesta vaya a aprobarse en sus términos. Creo y espero que la propuesta del priista Ochoa presente a la sociedad el extremo absurdo jurídico y político, para que reaccionen los propios partidos sobre la oportunidad de minimizar el gasto del INE con sus Oples (Organismos Públicos Locales Electorales) y el de los propios partidos políticos. En términos llanos, deseo que Ochoa Reza hubiese metido hebra para sacar hilo, porque de no ser así ¡La que nos espera!

Reclamar la noche. ¡Impactante! Vista de flamantes antorchas rompiendo la oscuridad de la noche, en los negros alrededores de la policía ministerial en Aguascalientes.

Una centena de mujeres respondimos al llamado del Observatorio de Violencia Social y de Género, así como de Movimiento Disidente; para tomar la noche que en los últimos tiempos se convirtió, por la inseguridad pública, en una trampa mortal para las mujeres.

Hoy, como hacía mucho tiempo que no era así, las mujeres vivimos en estado de sitio. Llegada la oscuridad nocturna ya no podemos salir a la calle para atender una emergencia; para trasladarnos a casa después del trabajo; para brindar auxilio o visitar a una persona enferma o, simplemente para divertirnos o relajarnos en un teatro, restaurante o bar.

¡Ojalá! Todas las mujeres en Aguascalientes pudiéramos hacernos acompañar de un varón en nuestros compromisos nocturnos; muchas, no tenemos ese grato privilegio. ¡Ojalá! Las mujeres en Aguascalientes, que aun teniendo varones en nuestro entorno, cuando no pudiéramos algún día en específico hacernos acompañar de ellos, o simplemente no deseáramos hacerlos; pudiésemos gozar el derecho de tránsito público seguro que nos garantiza nuestra Constitución en sus artículos dieciséis y veinte; pero no es así.

Por las noches, las mujeres somos ciudadanas de segunda, sometidas ante la andanada de agresiones que limitan nuestra capacidad operativa y nos convierten en sujetos de interés para los depredadores cavernarios, misóginos e inquisidores.

El problema de la inseguridad creciente en número y gravedad criminal que enfrentamos las mujeres, es aún más sensible cuando como ahora sucede, se enfoca en nuestras hijas, en nuestras sobrinas, alumnas ¡en nuestras jóvenes! Para quienes se constriñe y limita la vida nocturna laboral o social, de manera por demás injusta y lamentablemente tolerada.

En lo personal me habría gustado que las consignas gritadas en ese reclamo de la noche, no se dirigieran sólo al “este gobierno corrupto nos quiere desaparecer”; o no fueran tan violentas como “verga violadora a la licuadora”; pero el enojo ante el auto-encarcelamiento a que nos obliga la amenaza nocturna conduce a un grado de frustración que comparto y comprendo.

Cuando las antorchas se apagaron y la marcha terminó, debí volver a casa sola a las once de la noche y -debo confesarlo- en el trayecto de regreso a casa: sentí miedo.

Terrazza venezola. Estimada lectora, apreciable lector ¡A andarse con cuidado! Algo está ocurriendo en torno a las franquicias de soft- restaurantes “Terrazza Italiana”. Hablaremos de ello en la próxima, pero antemano le advierto, que según fuente que me reservo, ahí laboran algunas venezolanas y algunos venezolanos que están en nuestra tierra con visa de turistas; que pretenden quedarse en nuestro país, lo que no sería cuestionable; pero que ofrecen entre diez y veinte mil pesos a la ingenua o el ingenuo que acepte casarse-divorciarse con/de ellas (os) para obtener la nacionalidad mexicana, lo que sí es tan cuestionable como i-le-gal. ¡Póngase aguzada-aguzado! Y si no quiere esperar al próximo martes que yo le informe lo que me fue revelado ¡Denuncie! Ante la delegación de migración en Agüitas, ante el Registro Civil o ante la propia administración de esas franquicias. Esto huele a estafa y ánimo de sorprender en la tierra de la gente buena.

¡Nos vemos en la próxima!

[email protected]

 

The Author

Socorro Ramírez

Socorro Ramírez

No Comment

¡Participa!