Opinión

Sergio Zurita tiene todo en contra. Y se lo merece / Bocadillo

El caso Sergio Zurita es nefasto y odioso. No es exactamente igual al de Esteban Arce ya que entre más alto se considere al personaje, peor es la caída. Primero, como siempre, algo de contexto. Los noventa parecían la versión beta de un mundo anglosajón diferente donde se estarían rompiendo barreras importantísimas entre grupos sociales y culturales. La Generación X, aquellos acumuladores de discos y libros, al poder. Que nunca lo tuvieron, porque todavía en 2017 los boomers controlan su destino. La irreverencia al parecer era la marca. Adal Ramones, el Burro Van Rankin, Horacio Villalobos, René Franco, Molotov, Videgaray y El Estaca, Esteban Arce y hasta Olallo Rubio. En teoría rompían el esquema de Raúl Velasco y Jacobo Zabludovsky. Tiraban netas y hablaban cotorro. Era como el panismo ciudadano al priismo televiso. Y tal cual en dicha pobre analogía política, el desplome ha sido sorprendente.

La oleada de los mencionados comunicadores ha dado el viejazo. Gacho. Con todas sus filias y fobias. Sus hijos putativos siguen formando una (perdonen lo AMLO que sonaré) mafia mediática, tanto en lazos de amistad como en estilos que se siguen perpetuando. Así es como la irreverencia pasó a ser el estándar, algo aburrido y esperable. Luego vino el cinismo de los dosmiles temprano, padre directo del buenpedismo que le siguió. Los Chumeles actuales, con todo lo bueno y lo malo, han bebido y emanado de horas eternas en la adolescencia mirando a sus ídolos… gringos o británicos. No es de gratis que los YouTubers no-de-belleza más grandes de México emulen formatos de programas que ni siquiera se transmitían por cable básico en horario principal.

Hace meses en esta columna destacamos una visita de Zurita en Aguascalientes. Que muy genial y acertado. Igual Horacio Villalobos. Audiencia lectora, duele y muy cabrón cuando caen tan bajo aquellos que admiras. No puedo negar que se veía venir. Ese audio penoso de Sergio Zurita contra las madres de familias y en general contra la libertad de las mujeres es algo más de Rush Limbaugh o Ángel Verdugo. Terrible. Dije, “ya perdimos a este hombre”. No sé si exista vuelta atrás. Sorprendentemente, el camino de René Franco a la comodidad comercial, señorazgo cincuentón e irrelevancia, ahora luce como una opción digna.

___


___

La versión actual de Sergio Zurita está acabada. El hombre tendrá que pedir un verdadero perdón, rehabilitarse y, si los tiempos lo mandan, poder volver a ser alguien. Dirás, “realmente no ha hecho algo malo”. Sí, porque comentarios como el suyo ayudan a normalizar la misoginia. Y eso es inaceptable.

¿Por qué hace más ruido Zurita que Arce? Pasa que el exconductor de Telehit y compañero de Van Rankin es un imbécil histórico, nunca predicó la cultura (ni la más elemental) y nadie esperaba demasiado de él. Zurita, al subirse al ladrillo, se ha caído del rascacielos. Los irreverentes de los noventa no tienen sus sensibilidades adecuadas a 2017, porque se quedaron estancados en su horrenda mediocridad. Sólo que ahora por fin se les nota.

Bocadillo: Los mencionados irreverentes, hasta los Molotov, no dejan de ser parte de una bien lograda estrategia de managers y televisoras por captar a un público fresco. Vamos diez años atrás, ¿en serio Caifanes eran los Cure mexicanos al salir en portada de TVNotas? ¿Neta creen que eso venía sin compromisos?

 

[email protected] / @masterq

The Author

Francisco Trejo Corona

Francisco Trejo Corona

Todas-las-cosas-digital en La Jornada Aguascalientes. Editor de /AUTONOMÍA. || @masterq en Twitter

7 Comments

  1. Omar Israel Amaury García Rodríguez
    17/09/2017 at 07:54 — Responder

    Lamentablemente el peor enemigo de Sergio Zurita es el propio Sergio Zurita. Es una pena que un hombre talentoso como es él haya caido tan bajo.

  2. Laura Gómez
    18/09/2017 at 13:34 — Responder

    El poder que concede un micrófono o un espacio mediático es de largo alcance por tanto la contención de los pensamientos políticamente incorrectos se ve sobrepasada por la tentación de decir cosas desafortunadas y excesivas. Pero solo puede censurarse a alguien como Zurita cuando no se incurre en lo mismo que se crítica y este medio y otros lo hacen todo el tiempo. Así que censuremos las tonterías de Zurita sin olvidar las propias porque de lo contrario esto parece el juego de “Si no estás conmigo estás contra mí.

  3. 27/09/2017 at 17:40 — Responder

    Woooooow! Me encantó este artículo, totalmente de acuerdo con lo expuesto. Conocí a Zurita hace poco, quizá 2 años, lo primero que le escuché decir, fue una “opinión” sobre una periodista recién egresada que denunció los fraudes dentro del programa de Laura Bozzo. Curiosamente, esa fue también una pésima contribución dentro de su programa, y me pregunté quién es este sujeto, y de dónde habrá sacado tremenda neurosis, y cómo hace para externarla por medio de un programa de radio. Continué escuchando el programa ocasionalmente, hasta que finalmente este año comencé a escucharlo diariamente, y bueno, realmente diario hacen uso de la violencia, la discriminación y el clasismo, disfrazado del argumento “sin pelos en la lengua”, hay tantas y tantas declaraciones que han hecho que se ha perdido la cuenta de la basura que han escupido y despotricado consistentemente, al grado de que sus radioescuchas hemos normalizado sus “bromas” y su “sentido del humor”.
    Por otro lado, bajo cada palabra se va leyendo e interpretando lo que hay detrás, 4 personas que han atravesado por una infancia que los ha dejado visiblemente lastimados y las heridas de su infancia supuran a través de sus micrófonos, y aún, cuando se han jactado de expresar que han pasado por tratamientos terapéuticos y psiquiátricos continuos y a largo plazo, realmente los resultados han sido mínimos pues la neurosis se manifiesta constantemente.
    Cuando me enteré que Zurita tenia una obra, inmediato quise verla, estaba ansiosa de saber porqué la fascinanción por Churchill y por todo su discurso. Cuando fui, para empezar, no podia creer que Sergio y Horacio tuvieran estándares tan rígidos y elevados respecto al arte y el espectáculo en México, y a la vez, Sergio fuse tan mal actor, y que su obra no fuera más que de medio pelo, aún cuando el elenco era bueno. En el climax de la obra, Sergio vocifera un discurso, metido en su personaje, emulando un acento británico chafísima. En este discurso, Serigo, decía todo aquello que él nunca muestra a través de su programa; amor por su país, respeto y lealtad a su nación, fe y pasion por la dignidad y la transformación de su patria, etc. Sentí un hueco en el estómago, y días después, Zurita se congratuló al saber que Margarita Zavala fue a verlo, al tiempo que no paró en insultos al recriminar que Batres lo felicitara por su excelente actuación.
    Finalmente esperaba que al menos por dignidad y congruencia, presentara su renuncia al tiempo que tomara su curso en la CONAPRED, nada de esto pasó, el terremoto le salvo el pellejo, y ha aprovechado muy bien esto, para volver a menterse como la humedad y seguir intoxicando oídos. Después de que ha crucificado a Martha Debayle, a Perelló, a Nicolás Alvarado y hasta al mismo Esteban Arce. Definitivamente el declive de su carrera llegó, y espero verlo fuera de MVS.

    • Veronica Martínez
      12/12/2017 at 16:38 — Responder

      Y porqué te martirizas escuchando su programa y más viendo su obra de teatro? Tanto te desagrada que lo escuchas diario…..

      • 19/04/2018 at 12:53 — Responder

        Exactamente. Estas personas odian a Zurita pero le dedican muchísimo tiempo a oírlo, seguirlo, ir a sus obras. Lo que te choca, te Checa dicen algunos psicólogos.

  4. Migue Castillo
    27/09/2017 at 20:03 — Responder

    Comentarios vienen, comentarios van, sinceramente el ver todo de una manera tan politicamente incorrecto no ha vuelto unos completos amargados, a mi en lo personal no se me hizo de mal gusto el comentario de dicho comunicador, dado que conoces su sentido del humor, ademas el lo decia por que a el le toco sufrir con eso y en muchas ocasiones ha expresado su amor por las mujeres, tanto que esta a favor de la diversidad y de los derechos de las mujeres. Muy a bien mi opinión, sobre este hecho!!!

¡Participa!