Opinión

Sin Voto no Hay Dinero / La fórmula del café con leche

Tras el hartazgo social contra la clase política y como una inteligente estrategia emanada de la sociedad civil, hoy cada vez más ciudadanos buscan reducir los estratosféricos presupuestos destinados a los partidos políticos, como una medida de justicia social.

En el caso de Aguascalientes, diversas organizaciones sociales, sindicatos, empresarios, colegios de profesionistas, nos hemos unido para pedir a nuestros legisladores, un rápido, pero efectivo ajuste a la ley local electoral, para disminuir hasta el 50 por ciento los recursos que año con año les destinan a los partidos políticos, haya o no elecciones, ellos reciben puntualmente prerrogativas económicas de las que poco se sabe su destino.

Y si se analizan las cifras de participación de electores en las urnas, es cada vez más el descontento ciudadano traducido en abstencionismo o en la anulación de la boleta electoral.

¿Qué quiere decir esto? Que los ciudadanos estamos cada vez menos dispuestos a ver a una clase política en la opulencia, disfrutando de riquezas cuyo origen no proviene necesariamente de sus sueldos, mientras que por el otro lado, una población cada vez más pobre, con pocas expectativas de superación y a quienes les aprietan cada vez más el cinturón.

Las organizaciones de la sociedad civil interesadas en la promoción de la participación ciudadana y el fortalecimiento de la democracia, le propusimos a la diputada Elsa Amabel Landín Olivares el proyecto de iniciativa de ley Sin voto no hay dinero, confiando en su buena voluntad política para reducir recursos a los partidos y en su calidad de presidenta de la Comisión de Asuntos Electorales, en el Congreso del Estado.

El propósito fundamental de la reforma es otorgar a los partidos políticos recursos del erario con base en el número de votos obtenidos en cada elección, lo que representa una disminución importante en su presupuesto que puede ser destinado a propósitos con utilidad social, es momento de atender el reclamo ciudadano sobre el proceder de los partidos políticos, sin perder de vista la oportunidad que estos tienen frente al electorado, los partidos deben ser los principales promoventes del voto y el mejor incentivo para que lo sigan haciendo es que se concentren en ello y no en otras cosas que poco contribuyen a la democracia.

¿Qué se busca con esta medida? Que los partidos se vuelvan los más interesados en que más gente acuda a las urnas a votar, a que no fomenten la apatía y el desgano con sus pleitos y promesas sin cumplir, porque en esa medida, verán reducidos sus ingresos.

Esta iniciativa, constituye un avance sustancial en términos de perfeccionamiento de nuestra democracia, confiamos, los ciudadanos, en una correcta y sensible respuesta de los diputados, por lo que será posible que en unos días más, haya una reforma de esta naturaleza para beneficio de la sociedad.

 

[email protected] |/CROMAguascalientes

 

The Author

Jesús Enrique Ramírez Pérez

Jesús Enrique Ramírez Pérez

No Comment

¡Participa!