Sociedad y Justicia

Este año se han realizado 22 asignaciones de niños y adolescentes

 

  • Se hizo entrega de ocho actas preadoptivas
  • En la etapa de convivencia se evalúa la afinidad de los padres adoptantes con los menores de edad

 

La presidente del DIF estatal, Yolanda Ramírez, entregó ocho actas de custodia provisional a igual número de familias, a quienes felicitó por la decisión de adoptar y construir un nuevo hogar, en el que podrán dar amor y protección a infantes y adolescentes que merecen crecer en el seno de una familia.

En el evento que tuvo lugar en las instalaciones de Casa de Gobierno y en donde estuvo presente el director del DIF estatal, Alejandro Serrano Almanza y la presidente de la Comisión de la Familia en el Congreso del Estado, Paloma Amézquita Carreón, Yolanda Ramírez mencionó que acoger a un menor es abrir una puerta a la felicidad, y aunque no es una tarea sencilla, la satisfacción es inmensa, porque es una oportunidad de crecimiento y conocimiento mutuo tanto para padres e hijos adoptivos.

Durante el presente año se han realizado 22 asignaciones de niñas, niños y adolescentes, de los cuales en seis casos ya se concluyó el juicio de adopción, otros seis siguen en proceso legal ante juzgados, ocho que se entregan en actas de custodia provisional, y dos más que continúan en la etapa de convivencia.

Para llegar a la fase de custodias preadoptivas, primeramente tiene que sesionar el Consejo Técnico de Adopciones, donde sus integrantes evalúan qué padres adoptantes son los más afines con la personalidad de los niños liberados jurídicamente para ser entregados en adopción.

El siguiente paso del proceso es la convivencia, que es cuando los niños y los futuros padres tienen la oportunidad de salir juntos para conocerse, y que ambas partes inicien una etapa de acoplamiento.

En la convivencia también es importante la participación de los sicólogos del DIF estatal, quienes brindan un soporte permanente a padres adoptantes, así como a los menores de edad para que su relación e interacción sea lo más natural y tersa posible.

Dijo que si todo marcha bien y los niños se sienten cómodos en la relación que tienen con quienes serán su nueva familia, se procede a la entrega de las custodias provisionales, y se da paso a iniciar el juicio de adopción, el cual tiene una duración aproximada de tres meses, sin embargo, durante este periodo, el niño ya vive con los nuevos padres.

Resaltó que el DIF estatal seguirá trabajando con el Poder Judicial para dar mayor celeridad a este proceso, de tal manera que más infantes y adolescentes que están bajo el amparo del organismo, puedan ser acogidos en una familia lo más pronto posible.

 

Con información del DIF estatal

The Author

Redacción

Redacción

No Comment

¡Participa!