Opinión

Feria del Libro N°49 / Alegorías Cotidianas

Por fin se inauguró el sábado pasado la Feria del Libro en Aguascalientes en su edición n°49 con muchas sorpresas y por fin en un espacio adecuado.

La Feria de las Calaveras y, sobre todo la de San Marcos, le robaban atención a los libros, claro, parecería que la cerveza es más negocio que la literatura, así que fue un patito feo que pasaba del minúsculo y e inapropiado espacio en Casa de Cultura Víctor Sandoval, a las desangeladas ocasiones en que se llevó a cabo en el Museo Descubre donde hacía frío, además de lucir muy vacío. La gran sorpresa de este 2017 fue que cambiaron de escenario y el resultado ha sido espectacular.

2017 es el año en el que dejó de ser complejo pasar entre los pasillos, no leer los títulos de los libros pues estaban tapados por las goteras y, sobre todo, de no poder escuchar a los conferencistas por la distribución. Todo eso quedó en el pasado, el día de hoy podemos disfrutar de un espacio cerrado, amplio, con salas simultáneas de exposición, estacionamiento, instalación artística ¡tres salas de lectura!, y muchos, muchos libros esperando ser llevados a casa para ser leídos.

No puedo dejar de decirlo, el Foro Trece, edificio vecino del Museo Espacio, es el espacio idóneo para la poder llevar a cabo la Feria del Libro, la arquitectura del recinto, las salas hechas exprofeso para conferencias y convenciones, la iluminación y la instalación artística de Yishai son el complemento perfecto para la literatura, la lectura, la venta y los discursos de y sobre los libros.

Fue un verdadero deleite el poder ver a grandes y pequeños disfrutar de la lectura en los espacios dispuestos para ello. Los jóvenes no sólo leían los de préstamo, sino que después de su compra leían los propios plácidamente, demostrando que la lectura es simplemente un acto de amor a las letras.

Ahora que hay un mayor espacio, pude observar con claridad los expositores que nos visitan y así descubrí a Combel, una editorial que se dedica a la literatura para pequeños y adolescentes con un tratamiento innovador y atractivo para sus lectores y seguidores.

Combel provee libros hechos en España que son adaptados para los lectores mexicanos, cuenta con equipo de asesores literarios quienes enamoran a los padres y los pequeños lectores cuando les dan a conocer el contenido de los libros didácticos, novelas y cuentos.

Valentina Domínguez, Coordinadora de feria de editorial Combel cautivó nuestra atención cuando mi curiosidad por los gatos nos hizo detenernos a hojear un libro titulado Potón el gato no quiere pato, en menos de un minuto y con una experiencia en el ámbito de los libros nos resumió la trama y nos dejó a la expectativa de qué pasaría entre Potón y el pato, especies tan distintas que no podemos imaginarlas juntas sin un trágico final pues, en la realidad, los gatitos adoran perseguir y devorar aves sin embargo, este libro para niños de entre siete y ocho años me robó el corazón gracias a la extraordinaria presentación de Coordinadora de ferias de Combel.

Gracias al gato Potón tuve la oportunidad de charlar con Valentina Domínguez, quien, en la práctica, me mostró la diferencia entre un asesor literario y un vendedor de libros. El asesor literario enamora e incita a la lectura, Valentina y su hermana teatralizan un poco el cómo presentan los libros y los niños se quedan simplemente boquiabiertos de la curiosidad por saber qué es lo que ocurre con los personajes de los libros publicados por Bambú y distribuidos en México por Combel. Los chicos habituados a la lectura llegan y se llevan cinco o más libros, me quedé perpleja pues, si hacemos un recorrido, los libros que llaman la atención son las sagas y los editados por Disney, títulos que por cierto son traducidos al español y su concepción es para habla inglesa por eso, el ver su interés por leer las aventuras publicadas por Bambú, libros hechos para hispanohablantes me dejó impresionada y emocionada.

Valentina cuando ve a un pequeño interesado lo primero que le pregunta es su edad y después le hace su magnífica presentación de la recomendación del libro para el lector, después enamorarlo de la obra es sumamente sencillo pues su experiencia y gusto por la literatura cambia la perspectiva de los niños sobre la lectura.

Es tan importante el buscar lecturas adecuadas a la edad de cada lector y escritos en nuestra lengua materna que el trabajo de las asesorías literarias de Combel es invaluable, ahora no sólo quiero leer el libro de Fondo de Cultura Económica que compramos sino también la colección entera de Bambú, estoy intrigada por descubrir cómo es que tienen tantos lectores asiduos quienes, conocedores de la marca, llegan a adquirir varios ejemplares sin que los padres pregunten cuánto cuestan, asegurando que sus hijos tienen en sus manos un libro de calidad y divertido.

Los amantes de la lectura, quienes sienten atracción por ella, los lectores primerizos no pueden perderse la nueva y mejora Feria del Libro, se enamorarán de ella donde el espacio mismo invita a la tertulia y lectura.

Las salas de lecturas con espacios para leer sentado o recostado son un deleite para chicos y grandes y demuestra que, para leer, sin importar el modo, lo único que se necesita es la luz y ambiente para sentirse cómodo al momento de disfrutar un libro.

Vamos todos al Foro Trece que la Feria del Libro dura pocos días.

 

Laus Deo

@paulanajber


Vídeo Recomendado


The Author

Paula Nájera

Paula Nájera

No Comment

¡Participa!