Opinión

Sobre I Love Dick y Marfa, Texas / Bocadillo

Algunas semanas atrás hablamos de Transparent, la serie original de Amazon ganadora de hartos premios Emmy y de la cual prácticamente no se hace ruido en México, ni siquiera por la misma Amazon. Una de las teorías es que puede ser una especie de prevención a la transfobia que podría sufrir la tienda en línea, que no lleva ni cuatro años en México. Resulta que Jill Soloway, creadora de la serie, ha ideado junto a Sarah Gubbins una adaptación para otra producción en Amazon Video: I Love Dick.

Basada en el libro de la autora feminista Chris Kraus, Dick es un animal extraño incluso para sus productores. La serie es protagonizada por Kathryn Hahn, una actriz en sus cuarenta temprano que [declaradamente] ha tenido su suficiente cuota de papeles de mejor amiga de otra actriz rubia, teniendo un encanto marca Kristen Wiig o Greta Gerwig; Hahn también es veterana de Transparent, donde su personaje entró a una trágica pausa. Su interpretación es monstruosa, rara y roba escena. Su contraparte es Kevin Bacon, algo contenido, en el papel de Dick, una académico que no dice muchas palabras y más bien es un gruñón marca Luke Danes.

El personaje de Hahn es Chris Kraus, como la autora del libro famoso por estar escrito en su totalidad de manera epistolar. Es una especie de relato autobiográfico en el que Kraus relata una breve infatuación que sufrió por un académico llamado Dick, siendo ella una videoartista fallida y casada con Sylvère Lotringer, un crítico literario y semicelebridad en el mundo cultural. Lotringer siempre estuvo al tanto de dichas cartas y del mismo Dick, incluso participando en algunas de las misivas y publicando la recolección en la editorial de su propiedad.

En corto: tanto la serie como el libro, están basados en hechos casi reales. La gran diferencia es que la producción televisiva tiene lugar en Marfa, Texas; dicho lugar ha pasado el último lustro invadido por hipsters e intelectualoides, quienes han visto con buenos ojos su pasaje desértico, sus casi 2 mil habitantes y la impactante naturaleza alrededor. Dicha coronación de un pueblo pitero como tantos no es gratuita, ya que ahí fue donde el fallecido artista minimalista Donald Judd generó varias no-instalaciones, además de haber dejado un museo y una fundación para el cuidado de su legado cultural en el pueblo. De manera irónica, otros artistas generaron una falsa tienda Prada en la carretera de Marfa, cuyo punto máximo de popularidad ha sido una foto en Instagram de Beyoncé Knowles. Es un lugar casi tan interesante como la historia de Chris Kraus y en mi opinión, es un grito lejano a la relación que estableció Breaking Bad con el no-tan-peculiar Albuquerque.

La serie no entra en la categoría de televisión que tienes que ver, ya que no es para todos. Ni siquiera sé si sea para mí. Transparent la he abandonado en la temporada dos porque ha caído en un hoyo terriblemente aburrido y I Love Dick no tiene suficiente conflicto o arcos serializados, cayendo en escenas gratuitas de sexo y una obsesión que simplemente no se vé por donde haya nacido.

 

[email protected] / @masterq

The Author

Francisco Trejo Corona

Francisco Trejo Corona

Todas-las-cosas-digital en La Jornada Aguascalientes. Editor de /AUTONOMÍA. || @masterq en Twitter

No Comment

¡Participa!