Opinión

Imágenes de Aguascalientes

Carlos Reyes Sahagún | Cronista del municipio de Aguascalientes

 

Quienes tenemos de 40 años para arriba -o para abajo, según se vea- hemos sido testigos de la brutal transformación que ha vivido la ciudad. Se trata de un lapso relativamente corto de su historia, y sin embargo la urbe ha crecido en 30 años como no lo hizo en los 412 años anteriores.

Yo, por ejemplo, recuerdo que siendo niño iba a México, y me impresionaba la llegada; la zona de Cuautitlán, los conjuntos habitacionales conformados por pequeñas casas, todas iguales, una tras otra hasta donde alcanzaba la vista. Cuautitlán, Tlalnepantla, Naucalpan… Y recuerdo también que en alguna de esas esporádicas visitas, a la hora de ver este panorama, pensaba que esto no ocurriría en Aguascalientes.

También recuerdo que salía uno de esta tetra centenaria ciudad, y podía contemplar, más allá del antiguo aeropuerto, las lomas del oriente, llenas de arbustos; el campo al alcance de los ojos.

Hoy lo que se ve es esto. ¿Le gusta la imagen? ¿Le parece que sea un espacio que honra la dignidad de las personas; que propicie un desarrollo armónico? Quizá algo tenga que ver esto con el hecho de que sea en las colonias del oriente donde se aprecia una mayor problemática social.

Seguimos el camino de las megalópolis con toda su cauda de inhumanidad, y lo hacemos alegremente, aparentemente de manera irremediable.

Felicitaciones, ampliaciones para esta columna, sugerencias y hasta quejas, diríjalas a [email protected]

The Author

Redacción

Redacción

No Comment

¡Participa!