Opinión

Iniciativa Popular: un ejercicio simulado / Arcana Imperii

El apego a una forma profesional de ejercer el periodismo no sólo depende entonces de la convicción ética del propio periodista, sino también del medio en el que trabaja y que le permite la posibilidad de investigar, verificar y presentar la información de forma independiente y autónoma

Manuel Alejandro Guerrero

 

Estimados Amigos invisibles, el pasado domingo 24 de septiembre del año en curso vivimos en nuestro estado un ejercicio de “consulta” ciudadana, para dar inicio al proceso de iniciativa popular cuyo objetivo es (o era) disminuir el “presupuesto a los partidos políticos” (en otras palabras, financiamiento público) en Aguascalientes. Este ejercicio fue encabezado por la organización Civil Politik Millennial, integrado en su mayoría por jóvenes universitarios y a la postre se sumó un medio de comunicación, Radio Universal (periódico Hidrocálido, 03/09/2017) que, a su vez, le modificaron el nombre y le titularon “Con tu firma, ni un peso más a los partidos políticos”. Si cada ciudadano de a pie exige transparencia a los sujetos obligados que contempla la Ley en la materia de nuestro estado, también debemos exigir transparencia en este tipo de procesos e iniciativas por parte de organizaciones, medios de comunicación o los propios ciudadanos que participan. Como lo he venido manifestando, el concepto Transparencia es una cualidad que permite al ciudadano contar con información clara y precisa sobre algo o alguien, con ello permite elevar su capacidad de comprensión, vigilancia y comunicación. La transparencia no es otra cosa que la práctica de colocar la información de cada uno de los órdenes de gobierno y poderes del Estado en la “vitrina pública, es decir, que los ciudadanos interesados puedan consultar, revisar y analizar la información, y en su caso, utilizar esta información como mecanismo de sanción en caso de que existan anomalías”.

La transparencia de la información en todos los ámbitos y competencias debe contar con atributos que van más allá del simple hecho de publicar documentos y datos existentes como son:

*Información de calidad -veraz, clara y oportuna-.

*Información congruente -permite que la información sea comparable con otra información relacionada-.

*De fácil acceso, comprensiva, relevante y confiable.

En este sentido analicemos el ejercicio mencionado, veamos:

La Constitución Política del Estado de Aguascalientes -CPEA- en sus artículos 12 y 13 señala que los habitantes del Estado contamos con derechos y obligaciones. También lo marca el Código Electoral del Estado en su artículo sexto y en particular en su fracción IV “Participar en los procedimientos previstos en la Ley de Participación Ciudadana del Estado de Aguascalientes -LPCEA-”.

El ejercicio que llevaron a cabo fue un simulacro de Iniciativa Popular, y digo simulacro porque existen reglas que debieron contemplar y acatar en su totalidad, mire Usted; este instrumento de participación, “es un medio por el cual los ciudadanos del Estado, podrán presentar al Congreso del Estado proyectos de creación, modificación, reforma, derogación o abrogación de leyes respecto a materias de su competencia” (artículo 3, fracción III de la LPCEA).

Este instrumento cuenta con requisitos claramente señalados en el artículo 68 de la LPCEA, los cuales deben cubrir para presentar dicha iniciativa ante el Congreso local, pero sobre todo la deben suscribir por lo menos el 1% del total de los ciudadanos inscritos en el Padrón Electoral del Estado.

Ahora bien, este tipo de ejercicios debe ser organizados como si fuera una jornada electoral, es decir, aunque tuvieron módulos para que los ciudadanos acudieran a proporcionar su firma y datos adicionales en cada uno de los municipios y en los cuatro puntos cardinales del municipio de Aguascalientes, hasta el día de hoy, los ciudadanos nos quedamos con la información de que se habían reunido 100 mil firmas en apoyo a esta iniciativa.

Debemos de exigir y saber lo siguiente:

*Número final de firmas recabadas en el ejercicio

*¿Cuántos hombres y cuántas mujeres participaron? (Si es que llegaron a más detalle, ¿de qué distrito o de qué sección inclusive?)

*¿Cuántas personas asistieron por módulo de votación para proporcionar su firma?

*En el remoto caso de que una persona estuviera a favor de otorgarles financiamiento a los partidos políticos, ¿Qué hubiese pasado? ¿Estaban preparados para una contingencia de este tipo o estaba dirigida la consulta?

*En materia de Protección de Datos Personales, ¿contaban con alguna leyenda de información respecto a tratamiento de los datos recabados?

*En caso de que cualquier ciudadano que haya participado en el ejercicio y quisiera ejercer los derechos ARCO (Acceso, Rectificación, Cancelación y Oposición) ¿con quién o a dónde debería de dirigirse?

*¿Este ejercicio les permitió reunir el 1% de firmas que señala la LPCEA?

*Cuándo darán a conocer esta iniciativa de participación ciudadana, pero, ante todo, cuándo la presentarán ante el Congreso local.

El formato utilizado titulado “Iniciativa Ciudadana de Ley para eliminar el financiamiento público a partidos políticos” requería a cualquier ciudadano que acudió los siguientes datos: nombre, clave de elector y número de emisión por parte del INE, firma o huella, dirección de Facebook y teléfono (como verá usted, son datos personales, incluso sensibles, en caso de que hayan plasmado la huella dactilar).

Un punto a resaltar es la validación de estas firmas recabadas, el procedimiento a grandes rasgos es: el grupo organizador de este ejercicio debe remitir toda la documentación que recabo de firmas ante el Instituto Estatal Electoral, como el Ople no cuenta con la infraestructura suficiente para validar dicha información, lo debe de remitir al INE para su debida confirmación en su caso.

Como he mencionado en infinidad de ocasiones, TODOS los actores políticos, incluso los medios de comunicación están a favor de la transparencia y la rendición de cuentas (pero no las ejercen), entonces, ¿por qué no han informado a la ciudadanía el resultado final de este ejercicio? Cabe recordar, que se llevaron toda una semana (mínimo) convocando a los aguascalentenses a que asistieran a plasmar su firma en este formato, ¿habría acaso propósitos subjetivos (como comúnmente se dice “llevaba jiribilla”): ¿medir la fuerza de convocatoria (en comparación a qué)? ¿Que en este ejercicio no se ejercieron recursos públicos? ¿Lograr legitimidad en relación a la convocatoria de participación versus un proceso electoral?

Las preguntas pueden seguir, las respuestas pueden, o no, llegar. Lo que no puede seguir que es lo ciudadanos permitamos este tipo de simulacros disimulados, debemos generar un observatorio ciudadano que dé seguimiento no sólo a estos temas que están en boga, sino en dar seguimiento integral para que nosotros conozcamos a fondo a través de la transparencia y la rendición de cuentas el producto final de estos ejercicios.

Estoy a favor de estos ejercicios ciudadanos, pero que se organicen y se ejecuten bien.

 

[email protected] | @chazito14


Vídeo Recomendado


The Author

Salvador Vázquez

Salvador Vázquez

No Comment

¡Participa!