Cultura

Ha fracasado el modelo institucional cultural: Jorge Álvarez Máynez

By  | 

Publicidad

 

  • Por primera vez en la historia reciente, el Gobierno Mexicano ha destinado más recursos a comprar armas que a la cultura
  • Mientras que año con año el presupuesto para cultura ha disminuido en el ámbito federal, comunicación social ha aumentado sus arcas

 

Como celebración del décimo aniversario de la licenciatura en Ciencias del Arte y Gestión Cultural, hoy convertida Estudios del Arte y Gestión Cultural de la Universidad Autónoma de Aguascalientes (UAA), este lunes 13 de noviembre se llevó a cabo la conferencia inaugural Cultura como respuesta ante la emergencia nacional, impartida por el diputado federal Jorge Álvarez Máynez, secretario de la Comisión de Cultura y Cinematografía de la Cámara de Diputados en la que habló de la importancia de la cultura para el país y las desafortunadas decisiones que se han tomado en los gobiernos en lo que a políticas públicas respecta.

Luego de un mensaje de Irlanda Godina Machado, jefa del Departamento de Estudios del Arte y Gestión Cultural en el que cuestionó sobre los retos que tienen los gestores para incrementar el acceso de los grupos menos favorecidos al arte, Alfonso Pérez Romo, uno de los precursores para la creación de la licenciatura, manifestó su deseo para que en el futuro la institución, y en particular el departamento, incremente sus acciones para instruir a los estudiantes en usar su creatividad, sentido estético, emotividad y empatía.

Tras el aplaudido discurso de Pérez Romo, dio inicio la conferencia de Álvarez Máynez quien coincidió con el doctor en que los estudiantes de Gestión Cultural deben tener un enfoque orientado a la generosidad, pues a diferencia de otras carreras, en este caso quienes ingresan a sus aulas lo hacen con plena convicción.

Para el diputado, la generosidad es el punto de partida con el que los próximos gestores deben generar y acceder a las políticas públicas de tal manera que se deje de percibir a la comunidad cultural como un grupo reducido de personas que se han apropiado del arte gracias al elitismo, el clasismo e incluso el racismo que ha propiciado la parcialización de la vida cultural.

Esta parcialización, lamentó Álvarez Máynez, ha propiciado a su vez que varias de las figuras icónicas del arte mexicano, o quienes al menos se ostentan como tales, se apropien no sólo de la cultura, sino de los recursos que aporta el Estado mexicano para el apoyo a la cultura, como el caso de Diego Luna, quien hizo uso de más de 30 millones de pesos del Gobierno del Estado de Aguascalientes para la producción de su largometraje Abel, que nunca pagó y que no retribuyó en prácticamente nada para la cultura del estado.

La parcialización cultural ha permitido que famosos como Luna obtengan recursos para proyectos con poca retribución para el estado mientras que otros que sí son exitosos como el Centro de Capacitación Cinematográfica, catalogado dentro de los mejores 15 institutos de educación superior para la enseñanza de este arte vean cada año más mermados sus recursos.

Este tipo de desfalcos, apuntó Álvarez Máynez, son posibles solamente en el modelo de inversión pública que opera en el país para la cultura que fomenta el enriquecimiento de unos cuantos elegidos a gusto de las autoridades, lo cual se asemeja a cómo operan los concesionarios, los cuales por cierto son los más ricos del país, “Esto solo sucede en el capitalismo de compadres que opera en México”.

Por ejemplo, de los 300 millones de pesos que el Congreso Nacional aprobó para destinarlos a proyectos culturales de asociaciones civiles, 70 millones serán ejercidos en 2018 por TV Azteca a través de su Asociación Azteca Amigos de la Cultura y las Artes, conocida por sus orquestas sinfónicas Esperanza Azteca, con las que la empresa además deduce parte de sus impuestos.

Evidentemente indignado por estos vicios en la procuración de la cultura, el secretario de la Comisión de Cultura expresó: “No hay voces en la cultura que vean por el mapa general, todos ven por sus intereses”.

2017, agregó Álvarez Máynez, se convirtió en el año que por primera vez México invirtió más en la compra de armas que en cultura; la falta de interés de las autoridades federales en el fomento al llamado Ramo 38, se evidencia en la ausencia del presidente de la República, Enrique Peña Nieto, en los eventos artísticos y culturales más icónicos como el Festival Internacional de Cine de Morelia, el Festival Internacional Cervantino y la Feria del Libro de Guadalajara. Mientras esto sucede en México, mandatarios de otros países buscan estar presentes en este tipo de eventos como una forma de legitimarse ante los intelectuales.

Cultura, añadió el diputado, ha sido de los sectores que han sufrido más recortes durante el actual Gobierno Federal y en numerosas ocasiones las autoridades, incluso aquellas que trabajan para esta área, han excusado esta situación porque afirman que dada la complicada situación que atraviesa el país en cuanto a sus finanzas, la cultura resulta lo menos vital.

Sin embargo, estas explicaciones pierden su validez al saber que el presupuesto para comunicación sí ha aumentado año con año en el actual sexenio, lo cual declaró Álvarez Máynez aparentemente no causa indignación entre los mexicanos debido a que esto es parte de la construcción cultural del país.

En ese contexto, según datos del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi), el 36 por ciento de los mexicanos afirmó no haber asistido a ningún evento cultural de ningún tipo nunca y el 48 por ciento no se mostró interesado en asistir a algún evento de ese ámbito a decir de la Encuesta Nacional de Hábitos, Prácticas y Consumo Culturales de 2010, mientras que datos de esta misma encuesta revelan que el 56 por ciento de los ciudadanos no ha visitado nunca una zona arqueológica.

1 Comment

  1. Justos y Francos

    14/11/2017 at 19:42

    Máynez, el Diputado Federal MC.
    Que no la lleva bien con la dirigencia MC de Ags.?

¡Participa!