Opinión

La Suprema Corte como verdadero contrapeso / Matices

 

En un sistema presidencial con un régimen democrático es fundamental que se consoliden tres poderes con facultades constitucionales fuertes que permitan establecer un sistema de pesos y contrapesos: el ejecutivo, el legislativo y el judicial. En México, el ejecutivo en el ámbito federal está representado por el presidente de la República y su gabinete, el legislativo por la Cámara de Senadores y de Diputados, que es el Congreso de la Unión y el judicial en su máxima autoridad con la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Durante décadas, cuando Vargas Llosa definió a México como la dictadura perfecta, no había esos mecanismos de pesos y contrapesos, el presidente dirigía en solitario la política económica y social del país, sin oposición en el Congreso y sin señalamientos del poder judicial. Este último en México ha sido relegado a definir funciones penales, sin embargo en los últimos meses, años y en gran parte gracias a la presencia de ministros como Arturo Zaldívar o Cossío, la Corte ha tomado algunas decisiones fundamentales para la consolidación de la democracia en México.

Los debates que han generado los ministros de la Suprema Corte, son debates que nuestro país necesita, debates que necesita una nación que busca consolidar su régimen democrático. En este espacio analizaremos el papel fundamental de la Corte en esas decisiones.

Arturo Zaldívar describe para Nexos ese papel: “La Corte ha sido un contrapeso real a la acumulación indebida de poder, ha favorecido el debate democrático, el pluralismo, la participación y ha sido un factor de fortalecimiento de las instituciones democráticas.”

La primera decisión que analizaremos es la de declarar constitucional #SinVotoNoHayDinero, por lo que se abrieron todas las puertas para que esta iniciativa que busca reducir el financiamiento público de los partidos, sea realidad en todos los estados de la República y en lo federal se reforme la constitución, en su participación, Zaldívar afirmó que mientras no se violente la proporcionalidad y la equidad en la distribución de financiamiento, la iniciativa sí es constitucional, a pesar de los amparos que promovieron el Partido Verde y Morena quienes afirmaban que esa modificación era inconstitucional porque no puede contradecir a la Constitución Federal. La Corte determinó que sí se puede regular sobre financiamiento siempre y cuando se guarde la proporción de que prevalezca el público sobre el privado y que no se violente la igualdad entre partidos.

En otra decisión de vanguardia, los ministros de la Corte determinaron, sobre la Ley de Yucatán, que abre puerta a otras legislaciones, que no es necesario que alcaldes y diputados renuncien a su cargo para hacer campaña, si buscan reelegirse. El argumento principal fue que si buscan reelegirse, el ciudadano debe evaluar la gestión actual y que ese es el mejor método de hacer campaña; esta medida escandalizó a los puristas electorales y de inmediato cuestionaron el uso de recurso públicos; la Corte aclaró que se deben seguir las reglas de fiscalización y prohibición de uso de recursos públicos e incluso citaron el sistema electoral estadounidense, donde el presidente no renuncia para hacer campaña sino que su gestión es la mejor herramienta para que ciudadanos valoren su voto.

Sobre la paridad de género horizontal, la Corte ha sido clara, se deben privilegiar todas las medidas que rompan los techos de cristales como medidas afirmativas, que aunque el legislador no fue claro en la aplicación de la paridad horizontal, ese era el espíritu, dictar lineamientos y garantizar paridad son constitucionales porque defienden el principio de igualdad entre las personas.

La decisión de la Corte, de declarar legal el uso medicinal de la marihuana, también es una medida vanguardista que da ruta al Ejecutivo y al Legislativo sobre la estrategia del combate a las drogas en nuestro país.

La reciente decisión de ordenar al Poder Legislativo, regular la publicidad oficial es una medida histórica en nuestra nación, donde la publicidad oficial se ha utilizado para fines político-electorales y ha amedrentado a la libertad de expresión de los medios y periodistas, porque la publicidad y el dinero pagado, controla líneas editoriales, el mandato de la Corte al poder legislativo era necesario, debido al despilfarro en publicidad oficial por parte del Gobierno Federal.

La Corte, en los últimos meses ha tomado su papel de contrapeso de decisiones equivocadas y fuera de la ruta democrática del poder ejecutivo y legislativo. Los principales objetivos de la Corte en esta etapa de consolidación democrática, descritos por Zaldívar, son: “(1) la construcción de una nueva cultura constitucional y la transición de un constitucionalismo nominal a un constitucionalismo pleno en sentido normativo; (2) la defensa de la división de poderes y el federalismo; (3) el establecimiento de los parámetros de validez de las normas electorales; (4) el desarrollo de los derechos humanos.”

Sin duda, el papel de la Suprema Corte es fundamental para nuestro presente y para nuestro futuro, para las reformas constitucionales que atentan contra los derechos humanos, contra la igualdad o para las decisiones ejecutivas que abusan de poder, concentran el poder y desincentivan los principios democráticos. Como medios, analistas, ciudadanos, debemos capacitarnos más en entender la función y la importancia de los ministros de la Corte, una idea que en otros países occidentales tienen más arraigada.

 

@caguirrearias

 

The Author

Carlos Aguirre

Carlos Aguirre

No Comment

¡Participa!