Opinión

Pеволюция и дизайн (Revolución & Diseño) / H+D²

 

100 años de la Revolución Soviética. Los hombres que se arrojaron a la aventura de la Revolución de Octubre de 1917 no imaginaban la obra imposible que acometían; construir un “hombre nuevo” en una sociedad sin clases, en un inmenso territorio-país empobrecido y atrasado intelectual, técnica y tecnológicamente, con millones de campesinos y un puñado de obreros semi-siervos, analfabetas y fanáticos religiosos. Aquellos hombres asumían desde lo ideológico como motor y base la magnitud del desafío, organizar una nueva sociedad acompañada de las fuerzas revolucionarias, de los intelectuales y las vanguardias artísticas que coincidirán con la vanguardia política para conquistar el poder del Estado y refundar mediante la experimentación y la praxis de la teoría que el mundo debía ser inventado de nuevo, y que esto era posible.

1881 Petrogrado. La turbulencia comienza a agitar al imperio de la Rusia zarista de más de setenta millones de habitantes, un imperio casi imperturbable a los cambios culturales y políticos de la Ilustración y de los avances tecnológicos, productivos y económicos de la Revolución Industrial. El Zar Alejandro II es asesinado, su heredero Alejandro III en venganza desata una embestida policial sin precedentes para reprimir a los campesinos revolucionarios inmersos en una explotación y miseria desesperante. En las grandes urbes del imperio la naciente industrialización aumenta la clase obrera urbana y con ella los trabajadores abusados. En 1894 muere Alejandro III, asumirá su hijo Nicolás II, quien sin saberlo será el último zar.

1898 La Chispa. En Minsk se funda el Partido Obrero Social Demócrata Ruso, su principal fuente ideológica serán los preceptos del Manifiesto Comunista de Karl Marx y Friedrich Engels, publicado en Londres en 1848. El partido solidifica sus ideología marxista, esto impactará en el esquema de pensamiento del modelo productivo y económico.

1900 El regreso. Un joven de treinta años, abogado, burgués no acaudalado, regresa de la prisión en Siberia, es un activista nato y encendido, publica un periódico propagandístico llamado Iskra que edita en el exterior e introduce clandestinamente a Rusia. Da conferencias, mantiene acaloradas reuniones, debates y discusiones con intelectuales y obreros, escribe artículos, notas y libros, sus ideas pronto se extienden formando legiones de seguidores y enemigos a la vez, su nombre también se expande; Vladimir Ilich Ulianov, conocido como Lenin.

1902 ¿Qué hacer?. Las ideas de Lenin son adheridas cada vez más por la llamada “Inteligencia Rusa” los intelectuales activamente comprometidos con la política, el mundo del arte también está en sintonía con ellas, los campesinos y los obreros adhieren a la posibilidad de nuevos horizontes. En el célebre folleto ¿Qué hacer? Lenin expresa cómo llegar a la Revolución, menciona que no hay movimiento revolucionario sin teoría revolucionaria y no hay teoría sin el movimiento de masas.

1905 Primer intento. En Petrogrado miles de personas marchan inconformes con la situación de explotación y miseria, sin consigna política es una marcha obrero-campesina pacífica que pretende entregar al Zar una petición de reformas laborales, la respuesta no se hace esperar y son salvajemente reprimidos y abatidos por las tropas del Zar. Esto produce en el pueblo huelgas masivas y desencadena el surgimiento del primer Soviet (consejo) como forma de organización y combate de la clase obrera y los ideólogos revolucionarios rusos, nace el germen del futuro comunismo. Los Soviets se multiplican, se distribuyen desde los grandes campos de cultivo hasta las pequeñas fábricas, el Zar está nervioso, la burguesía le teme al pueblo politizado.

1914 Guerra Mundial. Estalla la primera gran guerra, el Zar sabe que el imperio está comprometido por las potencias europeas y moviliza a millones de rusos al combate, esto provoca la debilitación de la incipiente estructura productiva del país intensificando la desolación, el empobrecimiento y el hambre.

1917 El poder del pueblo. La sociedad es un polvorín, las ideas políticas, culturales y artísticas están en una ebullición imparable, el pueblo se manifiesta pidiendo paz y pan, estallan huelgas, los cuarteles se amotinan y los soldados se niegan a las órdenes del Zar de reprimir a su propio pueblo, el Zar Nicolás II se queda sin apoyo bélico, sólo los burgueses tratan de sostenerlo, tarea imposible, abdica y caen trescientos años de dinastía. Los mencheviques constituyen un gobierno provisional intentando consolidar una transitoria democracia burguesa.

Otra vez, el regreso. Decenas de perseguidos y exiliados intelectuales, artísticos y políticos regresan a Rusia, entre ellos Lenin y Trotsky. El nuevo gobierno menchevique se desestabiliza al no lograr la exigencia de los obreros y campesinos de tierra, paz y la constitución de un gobierno verdaderamente popular y socialista. Las ideas bolcheviques incendian la mente de los revolucionarios y con la guía de la vanguardia el pueblo ratifica.

Último golpe. Lenin y Trotsky se unen bajo el ideal de Todo el poder a los Soviets, se crea la Guardia Roja un comité militar revolucionario integrada por miles de hombres dispuestos bajo la comandancia de Trotsky para tomar el poder cuando se decida.

Octubre rojo. La orden se da, Lenin decide que es tiempo de movilizar la historia bajo el precepto de Marx de que solo el hombre es capaz de dinamizar los hechos y el devenir histórico, los Soviets se apoderan de la Central Telefónica, las estaciones de ferrocarril y los edificios oficiales, toman por asalto el Palacio de Invierno que por primera vez es pisado por botas obreras y campesinas. Los Soviets proclaman la constitución de su República Soviética, Lenin llama a elecciones, entrega tierras y elimina la propiedad privada, Trotsky firma la paz con Alemania.

El comienzo de la utopía. Los ahora ciudadanos de la República Soviética y sus dirigentes comienzan una gesta de escala mundial nunca antes vista ni puesta en práctica que transformaría la política, la cultura y toda expresión social, la vida misma. “Proletarios del mundo, uníos”.

La vanguardia. La revolución dará inicio a uno de los periodos más productivos y experimentales que el arte y el diseño enmarcado en la producción industrial y gráfica tendrían en el siglo XX, se fundaría Vkhutemas los Talleres Superiores Artísticos y Técnicos del Estado y se forjaría un diseño colectivo, industrial y socialista, hecho para y por el pueblo en la búsqueda de un nuevo mundo posible. El sueño pronto acabaría. El cielo no pudo ser conquistado.

*Continua, parte 1 de 2

 


Vídeo Recomendado


The Author

Néstor Damián Ortega

Néstor Damián Ortega

1 Comment

  1. Servizio Finanza
    10/11/2017 at 01:38 — Responder

    Hola
    Usted necesita financiación para su hogar, para su negocio, para compra de coche, para la compra de moto, para la creación de su limpieza de la empresa, para sus necesidades personales más duda.Estamos proporcionando créditos personales a partir de 2000€ hasta€ a 800.000 con una tasa de interés nominal del 2% sin importar la cantidad. Por favor especificar en sus solicitudes de préstamo la cantidad exacta que desea y la fecha.
    Por favor escríbanos para sus préstamos personales : [email protected]

¡Participa!