Política

Un solo caso de violencia política de género tiene registrado de Aguascalientes la Fepade

 

  • Es lamentable que haya casos donde las mismas mujeres ejercen violencia política de género
  • Hace falta la construcción de tratados internacionales para atender este tema, así como los casos en que la víctima además es de la comunidad LGTB o indígena

 

Violencia física, sexual, sicológica y social viven las mujeres; de cara al proceso electoral estas agresiones se incrementan en el sentido de la política ya que el término violencia política de género ni siquiera está acuñado como tal, pero son muchos los casos de acoso que sufren por el simple hecho de ser mujeres.

En el país han salido a relucir el homicidio de Gisela Mota Ocampo, alcaldesa de Temixco, Morelos, quien duró un solo día en el cargo, al ser asesinada un día después de tomar protesta; muchos hombres no están de acuerdo con las nuevas determinaciones en materia electoral para que se postulen los cargos a elección popular por una verdadera paridad de género, pero lo más lamentable es que haya casos en que sean las mismas mujeres quienes ejercen este tipo de violencia en contra de su mismo sexo.

Daniela Arellano Perdomo, integrante de la dirección general jurídica de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales, recalcó que hasta el momento no hay tratados internacionales que se enfoquen específicamente a este tema, cuando no sólo se trata de violencia política, sino de los derechos humanos que se deben procurar a la mujer.

Dijo que se debe prestar mayor atención cuando se atenta en contra de una mujer, no sólo por su género, sino por sus preferencias sexuales o cuando pertenece a un grupo étnico, pues por sí solos se trata de sectores vulnerables que siguen luchando por el respeto a sus derechos, esto abonaría a facilitar la implementación de las obligaciones internacionales.

Si bien las violaciones a los derechos políticos de género se pueden dar también en contra de los hombres, son más las víctimas mujeres quienes sufren un menoscabo directo, e incluso indirectamente, las que se suman a estas deshonrosas estadísticas. Tal es el caso de quienes coadyuvan al servicio de una candidata, pues sufren también este tipo de violencia, ya sean hombres o mujeres.

“Se da más por contexto histórico en el país a más mujeres que a hombres; son también potenciales víctimas los hijos o familiares de candidatos; en las instancias responsables de atender estos hechos, como la Fepade, se les da asesoría confidencialidad e intimidad, atención psicológica; pero en muchos casos no saben que lo sufren o no quieren ser tratadas como víctimas”, detalló la funcionaria federal.

La violencia política de género se ha sobresaltado en Oaxaca, al ser uno de los estados con mayor presencia de grupos étnicos que se rigen por usos y costumbres, por lo que reiteró en la construcción de tratados internacionales para que se respeten sus derechos humanos.

Arellano Perdomo aseguró que en la Fepade cuando se abren estas carpetas de investigación, se da otro tratamiento a las víctimas; se otorga protección a mujeres, aunque recalcó que es fundamental que las afectadas presenten una denuncia penal para que se proceda en materia pues en la mayoría de los casos hay incompetencia de parte de los funcionarios para actuar a favor de ellas.

Ante la Fepade se iniciaron por violencia política 226 procesos en 2016 y en por cuestión específica de género 92 en 2015, 60 en 2016, y 28 en 2017; quedan casos que se llevan bajo este procedimiento de los tres últimos años 579 casos de violencia política en general, según informó la representante de la instancia, de los cuales, en 69 ejercicios de la acción penal no existe de manera expresa el tipo de género. Sólo uno es de Aguascalientes; resaltan la Ciudad de México con 12, 14 de Tlaxcala y siete de Coahuila; en contra de la comunidad LGTB son tres.

 

The Author

Adriana García Campos

Adriana García Campos

Reportera en La Jornada Aguascalientes.

No Comment

¡Participa!