Opinión

De muestras y ferias II / La escena

En esta segunda entrega daré una breve crónica acerca de mi visita a la Feria Internacional del Libro (FIL) que se lleva cada año en Guadalajara, Jalisco, y en esta edición del 2017 estuvo dedicada a Madrid. Tuve la oportunidad de estar solo el 2 de diciembre y encontré variedad de conferencias, presentaciones de libros y encuentros, uno de ellos fue el Internacional de caricatura e historieta, todo un maratón desde las 10:00 hasta las 13:00 horas, y un agasajo conocer a los grandes de la caricatura, aquellos moneros que son los que abanderan la libertad de expresión sin censura, y sus creaciones son impresas en varios diarios, revistas e, incluso, ya están en la web. La primera mesa fue Tertulia madrileña. Chupitos sacatrapos, participaron: Magú, Alarcón, Kabeza, Rictus, Sirako y Tacho, todos llevando una vestimenta muy ad hoc a esa tertulia. Una hora después le siguió la mesa De tiras a la historieta, donde Augusto Mora, Trino, Bef, Qucho y Jis charlaron, por ejemplo, Bef, especialista en la novela gráfica, señaló que este género cumple más de 80 años y tiene la estructura de inicio, nudo y desenlace, y augura que el próximo año se publicará Superman. Trino, quien es considerado un monero filosófico, señalaba que su diseño se ha adaptado al formato de los periódicos. La tira de Qucho tiene varias viñetas con el fin de profundizar más sobre un tema. Al respecto, Augusto Mora comentó: “Hago novela gráfica de largo aliento” y se ha adaptado al cambio digital, y Jis -quien es un veterano en hacer viñeta o tira-, se le ha homenajeado por su humor especial considerado como un “humor pacheco”: “No sé narrar, me siento imposibilitado de repetir el personaje varias veces como en la viñeta”. Se les preguntó sí ¿están en su punto final las historietas? A lo que Trino contestó: “Estamos descubriendo otras maneras de modificarnos, buscamos otras plataformas, nosotros a manera de ironía anunciamos siempre el fin de la caricatura”.

En este encuentro no podía faltar el homenaje póstumo a uno de los grandes, Rius, el cual se inició con un vídeo que presentó El Fisgón. Se decía que Rius odiaba los homenajes, sin embargo, se realizó éste siendo invitadas su viuda e hija. Antonio Helguera, gran amigo de Rius, comentó: “Su genialidad radicaba en que tenía un gran talento del dibujo, un gran sentido del humor, fue editor, historiador y guionista”. Al evento se dieron cita el representante del rector de la Universidad de Guadalajara, el directivo de TV UNAM y algunos caricaturistas como: Fisgón, Helguera, Rapé y Erasmo Rodríguez. Rius escribió más de 120 libros y promovió la campaña “No más sangre”, con 60 años de trayectoria. Este homenaje finalizó con las palabras de su viuda: “Fue un artista notable, historietista genial, un mexicano en todos sentidos, y el mejor homenaje que pueden hacerle es leer sus libros”.

Después de este encuentro me di a la tarea de saber algo más de uno de los presidentes más controvertidos que ha tenido el país, Porfirio Díaz, con la presentación del libro Yo Díaz, de autoría de Pedro J. Fernández, un joven historiador que se ha dado a la tarea de hacer esta biografía, cuyo objetivo es humanizar a este personaje “Con este libro quiero que conozcan su vida íntima y cómo afectaba su vida política. Fue una dictadura con un gobierno unipersonal, un gran constructor de una obra y el gran destructor de una obra, ya que no supo retirarse a tiempo”. Se le cuestionó de ¿Cómo presentar a este Díaz a las nuevas generaciones? A lo que respondió “Rescatar su principio militar, ya que era un gran estadista y estratega”. El autor afirmó que la novela histórica se vuelve un catalizador y se puede jugar con los personajes. Para su composición literaria, Pedro J. Fernández se adentró en cartas de Porfirio Díaz y tomó esos datos hasta bajarlos a una novela y concluyó que: “Díaz es relevante siempre. La gente sigue resurgiendo con Díaz”.

No podía faltar en mi visita a la FIL el adentrarme en el mundo del Teatro, y más si de historia se trata, y la presentación del libro Una mirada al teatro (2000-2001), de Estela Leñero, directora y crítica teatral, quien en este trabajo recopila sus trabajos periodísticos. Fernando Solana fue el presentador y recalcó que esta obra fue realizada durante 10 años, en la cual se destaca la frescura, sencillez y actualidad de la prosa, y dio dos frases que contextualizan este trabajo: “Quien siente bien, escribe bien, piensa bien.” y “Vivir es necesario porque el teatro es necesario”, “Estela es una amante del hecho escénico, ya que alimenta la memoria humana”. La autora recogió relatos y entrevistas, a partir del análisis y la crítica. Desmenuza el texto y encuentra elementos para llegar al hecho teatral. En este volumen encontramos ensayos, dramaturgia, algunas corrientes como: musical línea de sombra, performático, documental y cabaret. Aunque no tomó en cuenta el teatro infantil, festivales y monólogos. Acotó que se tiene un problema de distribución de este tipo trabajos. El teatro que más le apasiona a Leñero es el de la experimentación y aquel con influencias externas: “Encontrar diferentes lenguajes contemporáneos para encontrar la esencia del teatro. Aquel teatro que hable del acontecimiento en nuestro país y que se haga una ficción”. Se le preguntó acerca de los requisitos para ser crítico, mencionando que, primero, debe gustarle a uno el teatro, y segundo, se debe analizar y tener los elementos para desmenuzarlo. Por lo tanto, para que el público pueda acercarse al teatro “hay que ser portadores de la promoción de una obra”.

Una de las presentaciones de libro que estuvo muy concurrida fue la de la escritora Rosa Montero, periodista, psicóloga y escritora española, quien ha tenido una gran trayectoria en novelas y literatura infantil y juvenil, además de tomarse el tiempo para realizar cursos de escritura, y su más reciente libro Escribe con Rosa Montero es un cuadernillo de notas para inspirar a futuros escritores a seguir sus pasos: “Soy una escritora arquitectónica, hago mapas de la novela, realizó organigramas de los personaje en una acción, narrativa”. Considera que la novela es una criatura viva. “Me gustan mucho los cuadernos para inspirar a escribir a aquéllos que no se animan a hacerlo y que no se atreven a admitir que no son observantes”. No fue en sí una presentación sino un curso en donde Montero dio algunos tips para ser buen escritor y dejarse enamorar de la literatura: “Escribir es una facilidad innata y una dificultad adquirida, y los escritores han luchado ante esta facilidad. La peor influencia es uno mismo y tener el valor de publicar y afrontar la frustración. Hay que ser autocrítico y enamorarse de las palabras”. Y finalizó contestando esta pregunta: ¿Qué importante es el oficio para usted? Hay que escribir mucho y rehacer.

Por último, un platillo fuerte fue conocer algo más de la vida de Elena Poniatowska que, por cierto, ese día presentó su libro El charrito. En la presentación de Elenísima, el autor, Michael Schessler, se dio a la tarea de escribir la biografía de este personaje del periodismo y la cultura en el país. Más que una charla fue una entrevista, en donde la moderadora le planteó a Schessler que platicará acerca de la infancia y vida familiar de Elena, su llegada a la Ciudad de México. En este trabajo se realizó un nuevo periodismo con observaciones, realizando preguntas pertinentes e impertinentes: “Elena saca su libreta hasta la fecha y hace sus apuntes, historia, cuentos y vivencias”. Señaló que es una figura mexicana, de las principales en el periodismo en el país. Además de apoyar y promover a las mujeres, con este libro Schessler ha tenido una relación más estrecha con Poniatowska, ya que la considera una gran maestra. Durante la entrevista-charla, se anunció que la protagonista del libro estaba en las últimas filas, siendo una espectadora más de su propia vida.

Dos viajes que me ilustraron mucho durante noviembre y diciembre del 2017: la Muestra Nacional de Teatro (MNT) y la Feria Internacional del Libro (FIL), ambas llevadas a cabo cada año y, sin duda, recomendables para cualquiera que guste de la cultura y las artes.

 

The Author

Julieta Orduña

Julieta Orduña

No Comment

¡Participa!