Opinión

Partidos políticos ¿Coaliciones o colusiones? / Un cuarto propio

 

Recientemente se hizo oficial la alianza del PAN con el PRD y Movimiento Ciudadano donde trataron de corregir el error de autonombrarse frente ciudadano, pues claramente no era una iniciativa desde la ciudadanía en el sentido de no pertenencia a los partidos políticos y ahí estaba la tomada de pelo, el frente partidista buscaba confundir a votantes y trató de quitarse el lastre de sus partidos para ser una opción ciudadana sin renunciar a las bondades de sus organizaciones políticas. Así que además de cambiarle el nombre por el que recibieron muchas críticas y ahora llamarse Por México de Frente, no hubo mayor sorpresa al anunciar la coalición partidista.

Y ahora sí el desfiguro es contundente, incuestionable, el PRD desaparece al menos en esta coalición, desde luego que eso es la respuesta que no deja lugar a duda de lo que se espera en la Ciudad de México después de la administración de Miguel Ángel Mancera, la debacle de un partido que tristemente dejó de representar el sentido social de la política y que hoy sencillamente se deja absorber para asegurar algunos puestos y la nómina básica del partido, así de mal está la cosa donde se juntan con el PAN para no quedarse sin nada, que mala percepción de ellos mismos tienen que terminan por vender todo aquello que los formó.

Ya mucha gente ha opinado de las consecuencias que traerá al PRD esta alianza, la fuga de votos que habrá de la gente de izquierda que seguro no le dará ni un voto al PAN y a eso es a lo que le han apostado estos partidos a decir una cosa y hacer otra, es decir a mentir.

Cuando les toca responder la pregunta que frecuentemente nos hacemos de ¿cómo van a negociar con la ideología política y con los temas que esto representa? La respuesta al menos aquí en lo local declarada por el líder estatal del PRD suena algo más que hueca, suena al intento de un engaño, por ejemplo, él dice que los temas en los que no hay coincidencia quedaran fuera de la alianza y sólo se avanzara con lo que sí hay coincidencia.

El estado laico, el derecho a la educación sexual, a una muerte asistida, al matrimonio igualitario, a la adopción de familias homoparentales, a elegir tu identidad de género, interrupción del embarazo no deseado y así un alista inmensa que desde los movimientos sociales han surgido por décadas y que el PRD tomó como bandera, pero que además le dio frutos que se transformaron en curules y gubernaturas incluyendo la Ciudad de México que están a punto de perder.

Cómo va a negociar con quienes quieren quitar de los libros de texto los temas de sexualidad, quienes se oponen al reconocimiento y derechos de la población LGBTTTI, quienes señalan que es un asesinato la interrupción de embarazo incluso cuando es producto de una violación contra una adolescente. Cómo te sientas a planear acciones políticas con quienes quieren que en las escuelas públicas se lleven clases de religión católica, cómo puedes pensar en sentarte con los grupos del yunque, organización de ultraderecha fundamentalista con lazos íntimos que cobijaron y siguen en defensa del pederasta Marcial Maciel y su grupo.

La verdad es que por ética no se puede negociar, la desigualdad de poder entre unos y otros hace imposible la negociación entre ideologías y principios políticos contrapuestos. Así es como el PRD tira por la borda su sentido social en su urgencia de mantener algo lo que sea, ante el desastre que han hecho los grupos políticos internos que lo han acabado.

Por eso creo que es mentira cuando dicen que sólo entrara en la agenda aquello que los une. Lo que no nos dicen es que lo que les une es el interés de mantener a toda costa el poder político y económico, se acercan al PAN a recibir las migajas que les quieran tirar en la supuesta negociación, porque lo cierto es que para que sea considerada la coalición, tanto Movimiento Ciudadano que desde hace rato está dando patadas de ahogado y el PRD tendrán que aceptar todo lo que el PAN les imponga, “ir juntos en lo que nos une” significa dejar atrás y dar la espalda a las voces de la sociedad civil, a las necesidades y demandas para después cuando tengan otra vez algo de curul vuelvan a levantarse con todo lo que antes abandonaron y desdeñaron.

Desde luego que no son los únicos partidos que usan y desechan ahí está el tema de la designación del titular de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) de Aguascalientes, hoy el Congreso del Estado nombrará al titular que vale recordar también se habla de que se ha establecido un acuerdo entre los principales partidos el PRI y el PAN y si no es así, si verdaderamente no hay acuerdo planchado para esta designación entonces se designará a quién además de ser abogado tenga experiencia en los derechos humanos, que provenga de conocerlos a fondo y de la terna sólo un candidato cuenta con esas características, Wilfrido Salazar Rule, pero él no tiene partido político, él no está cobijado por los intereses partidistas, él no tiene acuerdos con nadie y eso puede que sea lo que lo deje fuera. Aun cuando su lucha como activista social a favor de los derechos de la diversidad sexual, de los feminicidios y las personas desaparecidas den cuenta de su perfil adecuado para prescindir la CEDH.

Para las diputadas del PRI y del PAN especialmente, es hora de salir y dar la cara a nombre de los derechos de las mujeres, es hora de concretar todo aquello contra lo que se pronunciaron en torno al 25 de noviembre, por un alto a la violencia contra las mujeres, pasar del discurso a la práctica, incidir en sus partidos y dejar de negociar porque esa ha sido la estrategia donde el patriarcado siempre gana y termina por someternos, es hora de exigir la igualdad y asegurar el voto de los diputados que tanto alardean estar contra la violencia y la discriminación, la CEDH debe quedar en alguien que asegure la progresividad de los derechos y la defensa irrestricta por convicción de los que tenemos.

Si no pasa eso, entonces habrá sido nuevamente un tremendo circo y un pacto de reconciliación o colusión entre quienes tienen el poder y una evidencia sin lugar a duda de la falla de la democracia en México donde todo está diseñado para que nada cambie.

 

@chuytinoco

The Author

Chuy Tinoco

Chuy Tinoco

No Comment

¡Participa!