Sociedad y Justicia

Tres establecimientos fueron clausurados en Calvillo por falta de licencia

 

  • Detectaron 40 licencias reglamentadas en desuso, de las cuales 20 fueron resignadas
  • Asegura regidor de Seguridad Pública que no han incumplido establecimientos con venta de alcohol fuera de horario o presencia de menores en los mismos

 

Realizó el Ayuntamiento de Calvillo una campaña, a través de la Secretaría de Gobierno, para regularizar aquellas licencias que no contaban con actualizaciones en cuanto al uso de suelo y pago anual que se genera para su operación, establecido en la Ley de Ingresos; fue una jornada muy exitosa, ya que se detectaron más de 40 licencias que no estaban ya en funcionamiento, según señaló el regidor de Gobierno y Seguridad Pública, Daniel Romo Urrutia.

Enfatizó que no se ha autorizado ninguna licencia nueva para expender alcohol, no hay nuevos números de folios, sino que se asignaron aquellas que estaban en desuso; en lo que va del año se entregaron entre 18 y 20 folios, fue en una sola sesión de Cabildo en entre octubre y noviembre, no se fueron reglamentando paulatinamente.

El funcionario municipal estimó que actualmente operan cerca de 700 licencias en Calvillo, ente tiendas de abarrotes, con venta de alcohol, entre otros giros comerciales reglamentados; explicó que no hay un giro comercial establecido específicamente como para cabaret, sin embargo hay dos establecimientos que operan desde hace muchos años bajo este criterio, “son licencias ladies night, que es como se maneja el nombre en el giro comercial establecido en la ley de ingresos; no son de nosotros, tienen años establecidas ya”.

Romo Urrutia enfatizó que en el transcurso del año se clausuraron tres establecimientos que operaban sin licencia, uno en la Presa de Malpaso, otro en la cabecera municipal y el tercero en la comunidad de San Tadeo; si bien los propietarios recurrieron a la autoridad competente para regularizar la situación de los negocios y que se les permitiera seguir trabajando, el regidor puntualizó que las condiciones no lo permitieron.

Precisó que había una que estaba justo frente a una escuela, la ley establece que no pueden establecerse a menos de 200 metros de escuelas o centros religiosos; la otra estaba al borde de la Presa de Malpaso, lo cual generaba un peligro para el ciudadano que llega a ingerir algún tipo de bebida alcohólica, “es por eso que se clausuraron y no se otorgaron las licencias para que siguieran trabajando”.

Del resto de los establecimientos con venta de alcohol, el regidor aseguró que no se ha clausurado o suspendido la operación por faltas a la ley, “Reglamentos está trabajando muy bien, tenemos que felicitarlos porque son muy estrictos y los dueños de las licencias han acatado las recomendaciones de reglamentos y no hemos tenido ninguna alerta en ese sentido”, detalló.

Agregó que en la presente administración no se ha detectado la presencia de menores de edad en antros, bares o cantinas; venta de alcohol después de la hora establecida o alguna otra irregularidad, no así en anteriores años, cuando hubo varias sanciones, lo cual dijo, pudo ser una lección para que en general se acataran los reglamentos de operación de estos giros.

The Author

Adriana García Campos

Adriana García Campos

Reportera en La Jornada Aguascalientes.

No Comment

¡Participa!