Política

Usan instituciones de transparencia y derechos humanos para pagar cuotas a partidos

By  | 

 

  • Lamenta Cimtra que asuntos tan delicados se hayan politizado
  • El Congreso aprobó cuentas públicas sin el debido análisis, no transparenta ni su propia cuenta pública

 

Es lamentable que temas tan delicados para la población, como transparencia, rendición de cuentas y derechos humanos, que son la exigencia diaria, y cuyas instancias responsables de velar porque las dependencias gubernamentales cumplan con ellos deberían ser ciudadanizadas, sin embargo, están cooptadas para cumplir con favores políticos.

En la designación del titular de la Comisión Estatal de Derechos Humanos que está en puerta y será aprobada por el Congreso local, es cada vez más fuerte el rumor de que se negoció para una cuota del Partido Revolucionario Institucional; el coordinador regional de Ciudadanos por Municipios Transparentes, Fernando Aguilera Lesprón, indicó que en pláticas con algunos de los aspirantes al cargo, han mostrado su descontento con la forma en que ha manejado a convocatoria el Congreso.  

Señaló que la mayoría coincidió en que era un tema político, más que un proceso transparente, pues está ya arreglado en las altas jerarquías de los partidos políticos; recalcó que es lamentable que sea en estas instancias donde más recurren a cubrir con cuotas de partido, “como siempre el bipartidismo es quien decide, lejos de ser un organismo integrado por ciudadanos, como debe ser, porque los institutos de transparencia por eso tienen ese carácter, no lo son, sino cuotas políticas y a modo, no sólo con el gobernador sino con la otras fuerzas políticas que tienen intereses en eso”.

Es el caso que los diputados se han dirigido con total irresponsabilidad, sobre todo en los casos en que deben procurar que se transparente el actuar de los actores en el poder en cuestión, como lo fue con la aprobación sin el debido análisis de las cuentas públicas; el coordinador de Cimtra dijo que es costumbre de esta legislatura, que toman decisiones al vapor y en las cuentas públicas de los municipios y las instancias gubernamentales recayeron en ello; enfatizó que incluso el mismo Congreso del Estado no transparenta su cuenta pública, siendo que son los responsables de supervisar por medio de la Comisión de Vigilancia estas cuentas públicas, no sólo los miembros de ésta, sino los 27 diputados, “lo que vemos es que no les interesa y están más preocupados por asuntos partidistas, electoreros, para ver quién se va a reelegir y quien no, en lugar de hacer el trabajo por el cual les estamos pagando los ciudadanos”.

Subrayó que pese al reiterado llamado a que se integre una comisión dentro de la cámara local para velar estos temas, no será un asunto del que se ocupe la actual legislatura; recalcó que es necesario que se abone en materia, no precisamente con delegación particular, pero podría ser encargo de la Comisión de Vigilancia para que tratará también de estos asuntos; explicó que otros estados de la República tienen en sus congresos comisiones legislativas en derechos humanos, “porque la transparencia y la rendición de cuentas son derechos de acceso a la información y derechos humanos”.

Sobre las definiciones de los comisionados de transparencia para el Instituto Estatal que ya fueron designados por el Congreso, Aguilera Lesprón reiteró que es una situación complicada, ya que son comisionados a modo, que si bien tienen conocimientos en derecho, como directores de áreas jurídicas de Gobierno del Estado, esto no es aval de que tengan las habilidades de transparencia necesarias.

Condenó un proceso de selección poco transparente, porque no se dieron a conocer los planes de trabajo de cada uno de los aspirantes, no fue suficiente que la entrevista hubiera sido transmitida por el canal del Congreso, fueron demasiadas comparecencias para un solo día, los propios diputados no tuvieron la atención debida a cada una, lo que evidencia la poca planeación y seriedad que le toman al tema, “lamentablemente estos comisionados se van a una beca, uno de ellos hasta de siete años”.

¡Participa!