Política

Bajar impuestos y subir salarios, para competir en TLC

 

  • Sin duda, la reforma fiscal de EU tendrá efectos negativos
  • Gobierno debería ofrecer alternativas, no estar en campaña: Fernando Herrera

 

En lugar de estar enfocado en la campaña presidencial, el Gobierno Federal debería buscar alternativas para contrarrestar los efectos negativos que tendrá para México la Reforma Fiscal de Estados Unidos, afirmó el senador Fernando Herrera Ávila.

___


___

El coordinador de los senadores panistas indicó que el gobierno debería disminuir el impuesto corporativo al mismo nivel que se estableció en Estados Unidos, para evitar que empresas trasnacionales que actualmente tributan en México se cambien de plaza para pagar menos en territorio estadounidense. Al mismo tiempo, agregó, aumentar el salario mínimo de manera considerable, como lo demanda Canadá, para facilitar las negociaciones del Tratado de Libre Comercio.

El nuevo marco tributario estadounidense, que entró en vigor el 1 de enero, obliga a realizar ajustes de inmediato en impuestos y salarios para apuntalar la competitividad de la economía mexicana en el marco del TLCAN, estimó Herrera Ávila y recordó que el PAN propuso la reducción de la tasa del ISR de 34 a 28 por ciento y del IVA de 16 a 12 por ciento en la frontera, entre otros ajustes, para paliar los impactos de la reforma fiscal de Trump.

Señaló que los legisladores panistas consideran que ya es tiempo de revertir la reforma fiscal aprobada por PRI y PVEM en 2014, que ha resultado un auténtico desastre, pues ha generado un ínfimo crecimiento económico y afectado sensiblemente el bolsillo de los mexicanos y la competitividad de las empresas.

Herrera Ávila destacó que uno de los temas prioritarios de la plenaria del grupo parlamentario, a llevarse a cabo el 29 y 30 de este mes, será nuevamente conminar al partido mayoritario en el Congreso a discutir a fondo el sistema tributario, en el próximo período de sesiones que inicia en febrero.

El PAN tratará de impedir que los mexicanos y las empresas paguen los platos rotos de la inacción y pasividad que ha mostrado el gobierno federal a partir de la aprobación, en diciembre, del mayor recorte de impuestos en casi 30 años en Estados Unidos, apuntó.

En materia salarial, comentó que si bien las diferencias de las economías del TLCAN son notorias, lo que hace difícil nivelar los salarios entre los tres países, es inevitable para México avanzar en una mejoría de los ingresos de su clase trabajadora, que hoy por hoy son los más bajos de la OCDE.

Citó que mientras en México el salario mínimo por hora es de 0.57 dólares, equivalente a once pesos, en Estados Unidos asciende a 7.25 dólares -139.05 pesos- y en Canadá a 8 dólares -153.44 pesos-, disparidad que constituye una asignatura pendiente en el contexto del Tratado. Añadió que la desigualdad es más evidente en la industria manufacturera, donde el salario promedio, por ejemplo en Estados Unidos, es superior a los 26 dólares por hora, cuando en México es de 2.36 dólares.

El legislador panista retomó la propuesta inicial de la Coparmex de incrementar el salario mínimo por lo menos a 95.24 pesos para empatarlo con la línea de bienestar fijada por el Coneval, pues el aumento a 88.36 pesos vigente a partir de diciembre pasado resultó insuficiente y ya fue absorbido por la inflación.

En Acción Nacional, agregó, esperamos que el gobierno y su partido reaccionen, pues con el paso del tiempo los efectos en la economía pueden ser más devastadores de lo esperado.

Indicó que la sexta ronda de negociaciones del Tratado trilateral, prevista del 23 al 28 de este mes en Montreal, será crucial. El PAN confía en que el grupo negociador mexicano pueda mantener firme su postura en favor del libre comercio, la economía abierta y la competitividad de nuestro país.

The Author

Redacción

Redacción

No Comment

¡Participa!