Sociedad y Justicia

En 2017 más de 300 unidades de transporte públicos fueron remitidas a pensión en Aguascalientes

 

  • Los vehículos emitían grandes niveles de contaminación
  • En 2018 van cinco unidades remitidas
  • Transporte público es especialmente reincidente; la multa apenas es de mil 612 pesos en 2018

 

La titular de la Procuraduría Estatal de Protección al Ambiente (Proespa), Ofelia Patricia Castillo Díaz, dio a conocer que en 2017 fueron llevados por no estar verificados tres mil 17 vehículos, de los cuales más de 300 fueron camiones urbanos y taxis; en lo que va de 2018, cinco vehículos de transporte público han sido remitidos a la pensión.

En entrevista, Castillo Díaz aseguró que la Proespa actualmente no cuenta con retenes como los que se realizaron en pasadas administraciones estatales para detectar los vehículos sin verificación y no se visualiza la posibilidad de que se instalen esta clase de operativos, sin embargo sí se realizan operativos móviles en todo el estado, los cuales pueden ser confundidos con retenes dado que cuando se detiene un automóvil, esto suele ocasionar filas que parecen retenes.

En el estado, en total, detalló la procuradora, existen 20 inspectores que se encargan de revisar que los vehículos hayan cumplido con su verificación, por lo que en ocasiones la Proespa es señalada por la falta de visibilidad de estas detenciones, sobre todo en lo que respecta a las unidades del transporte público, “Yo estoy muy agradecida con ellos porque ellos se esfuerzan muchísimo”.

Por ello solicitó a la ciudadanía que en caso de que observen una unidad del transporte público emitiendo grandes cantidades de contaminación, apunten el número económico del vehículo, sus placas y se comuniquen a la Proespa al 917 10 51 para que personal de la Procuraduría acuda a la terminal y detenga al posible infractor.

En 2017, reveló Castillo Díaz, la Proespa detuvo a tres mil 17 vehículos por no estar verificados, de los cuales poco más de 300 correspondieron a unidades del transporte público como camiones urbanos, taxis y combis; que fueron remitidos a alguna pensión particular con la que se ha firmado un convenio, tan sólo en lo que va de 2018 cinco vehículos más han sido sancionados de esta manera.

Cuando un camión, taxi o combi es detenido por falta de verificación por la Proespa, este se lleva a la pensión y para sacarlo, su propietario debe pagar una multa de 20 Unidades de Medida y Actualización que para 2018 tiene un costo de 80 pesos con 60 centavos: es decir mil 612 pesos, además del costo de los días en pensión y la renta de la grúa.

El monto de esta multa sin embargo, no parece ser un aliciente para que los vehículos del transporte público mejoren sus condiciones pues estos tienen altos índices de reincidencia, “Esto te habla que por más que los enviemos a la pensión, tal vez en camiones, es hora de renovarlos”.

El Gobierno del Estado, recordó Castillo Díaz, ha anunciado que habrá oportunidad de renovar aproximadamente 55 unidades de transporte lo cual sería muy beneficioso ya que estos vehículos muy viejos deben ser renovados.

The Author

Carlos Olvera Zurita

Carlos Olvera Zurita

Nada, sólo 28 años de vida. Reportero en La Jornada Aguascalientes.

No Comment

¡Participa!