Política

En decadencia, la Zona de Tolerancia de Aguascalientes

 

  • Afluencia de clientes ha disminuido hasta en un 50 por ciento
  • 40 por ciento de las trabajadoras sexuales han decidido irse a otros estados
  • Propietarios de cabarets culpan a los excesivos operativos de seguridad de la baja afluencia de clientes

 

 

___


___

Propietarios de cabarets de la Zona de Tolerancia dieron a conocer que como consecuencia de los constantes operativos en el lugar por parte de la Policía Federal Preventiva y el acoso a los clientes por parte de la Policía municipal, la afluencia de visitantes ha disminuido hasta en un 50 por ciento, lo cual ha ocasionado que hasta el 40 por ciento de las trabajadoras sexuales ya no asista más.

Javier Manuel Moreno Gómez, socio propietario del Bar Touch, cabaret ubicado en la Zona de Tolerancia al sur de la ciudad se quejó para los medios de comunicación de que los constantes patrullajes de la Policía Federal Preventiva (PFP) en el lugar han asustado a los clientes.

El miedo se sembró, indicó Moreno Gómez, tras el operativo del 10 de septiembre de 2017, donde policías municipales supuestamente habrían abusado física, emocional e incluso sexualmente de los propietarios de los bares y trabajadores de los cabarets, hecho que incluso fue denunciado ante la Comisión Estatal de los Derechos Humanos.

Tampoco ayuda, agregó el propietario del Bar Touch, el hecho de que elementos de la Policía municipal se postre en las vías de salida de dicha zona para intervenir a los conductores que salen del lugar para multarlos, pese a que manejar en estado de ebriedad está penado en Aguascalientes; además de que el municipio cobra 83 pesos por el estacionamiento.

Estos operativos de la PFP han repercutido, según el propietario del bar en que la afluencia de visitantes haya disminuido hasta en un 50 por ciento, incluso en diciembre, una buena temporada para la Zona de Tolerancia.

Por la baja de trabajo, hasta el 40 por ciento trabajadoras sexuales han preferido no asistir más a la Zona de Tolerancia, siendo principalmente quienes provienen de otros estados, por lo que actualmente son las mujeres oriundas de Aguascalientes las que han seguido trabajando, según Moreno Gómez, “Yo tenía en mi bar 15 chicas, ahorita sólo tengo siete”.

Aunque el miércoles 11 de enero de 2018, el director del Área de Reglamento, José de Jesús Aranda Ramírez, afirmó tener un registro de cerca de 900 visitantes durante la semana pasada, estas cifras le parecieron irreales al propietario del Bar Touch, “Definitivamente no hay gente”.

Las trabajadoras sexuales que han permanecido y que principalmente ganan sus sueldos de las comisiones, comentó el dueño del bar, han decidido permanecer pese a la falta de clientes debido a que son solidarias con el negocio, porque no tienen otra fuente de ingresos o no se pueden ir de la ciudad, “Son gente que ya ha trabajado con nosotros desde hace ya tiempo”.

Anualmente, la renovación de un permiso de uno de los cabarets que hay dentro de la Zona de Tolerancia tiene un costo de 23 mil pesos, dependiendo del nivel que se considere el negocio; mientras que cada una de las trabajadores sexuales paga 156 pesos por que se le renueve el permiso semanal, que incluye una revisión médica.

La situación advirtió David Michael Molina, socio del Moreno Gómez, debe ser corregida de inmediato por las autoridades toda vez que se obligará a las trabajadoras sexuales a salir de la Zona de Tolerancia, lo cual sería un delito dado que el comercio sexual en Aguascalientes está restringido a este lugar, “La sociedad hidrocálida es muy cerrada y yo como padre de familia tampoco me gustaría que estuvieran en la calle”.

 

The Author

Staff

Staff

No Comment

¡Participa!