Opinión

Imágenes de Aguascalientes

Carlos Reyes Sahagún

Cronista del municipio de Aguascalientes

 

La noche del 24 de enero de 1811, el Padre de la Patria, Miguel Hidalgo y Costilla durmió en la casa grande de la hacienda de San Blas de Pabellón, hoy Pabellón de Hidalgo, municipalidad de Rincón de Romos.

Había llegado ese día procedente de San José de Gracia, en donde permaneció varios días, así como para tomarse un respiro luego de la estrepitosa derrota sufrida por el Ejército Insurgente en Puente de Calderón, cerca de Guadalajara; antes había dormido una noche en Calvillo, por donde entró al territorio que actualmente conforma la Suave Matria.

En la casa grande, hoy convertida en Museo de la Insurgencia -el primer museo que tuvo Aguascalientes- se reunió con los demás jefes rebeldes, Allende, Aldama, Jiménez… Ahí se discutió la conducción de la guerra y se repartieron responsabilidades y culpas, y la reunión concluyó con la destitución como comandante en jefe de las huestes libertarias del sacerdote devenido en líder de la sublevación.

Que yo sepa, el episodio ha sido recreado hasta en tres obras de teatro, la última de las cuales, Hidalgo en Aguascalientes, se muestra en la imagen, un buen trabajo, tanto en su texto, que ofrece una buena idea de lo que ocurrió, o por lo menos de lo que se sabe que ocurrió, como en el tono dramático alcanzado por este selecto cuadro de actores.

Todo el mundo aquí debería ver esta obra, montada en, como se afirmaba en la publicidad de viejas películas, escenarios naturales, y darse la oportunidad de visitar esta espléndida construcción, así como de adentrarse en este episodio de la guerra de independencia.

Felicitaciones, ampliaciones para esta columna, sugerencias y hasta quejas, diríjalas a [email protected]


Vídeo Recomendado


The Author

Carlos Reyes Sahagún

Carlos Reyes Sahagún

No Comment

¡Participa!