Opinión

La muerte prematura de la radio en Aguascalientes / Bocadillo

 

 

Hay una frase, “La radio es lo que pasa entre canción y canción”, que tiene diversos padres y  orígenes. Algunos la atribuyen a Luis Gerardo Salas y otros a González Iñárritu. Como sea, es cierta ya que puedes curar la mejor o peor música, pero eso es un playlist y lo que le otorga personalidad es eso que va en medio. Es hacer radio. Y no solamente hablo de locutores de turno presentando rolas, sino programas enteros con sólo dos o tres canciones, pero conforman una unidad y discurso.

___


___

Uno de mis sueños adolescentes era tener un programa de radio en FM. Lo cumplí joven, en radio universitaria, pero lo cumplí. En 2009 básicamente entrabas a Radio UAA porque nadie más presentaba proyectos. Los estudiantes de comunicación son famosos por flojos y apáticos, así que muchos espacios estaban tomados por entusiastas de carreras cuyos contenidos se volcaban a debates académicos o celebraciones de veteranos. Muy respetable, claro, porque nadie más se acercaba. En general, era una estación con mucho amor. Lo digo en pasado porque nunca volví a estar tan involucrado y desconozco el humor actual, ya que en 2014 sólo llegaba a grabar y entregar mi segunda producción, además de [malamente] no seguir el resto de la programación hablada.

 

La dinámica de una radio institucional es compleja y los más perjudicados son los escuchas. Consejos directivos y gerentes que cambian según las políticas y grillas internas. El eterno dilema de la superioridad moral en contenidos. En Open House, la primera producción, nos fue muy mal cuando una sección tuvo 30 segundos de una canción grupera para ejemplificar un tema. Qué son esas porquerías, para eso está La Poderosa. Ush, ni que hubieramos puesto gemidos al aire. No era un programa perfecto pero siempre tratamos de proponer. Por ejemplo, yo siempre pedía a mis compañeros que llevaran música nueva y/o propuestas. No teníamos un espacio en FM para poner al aire una canción de Blur. Siempre buscamos música nueva y poco común.

La radio ideal siempre será la que a uno le tocó como escucha fiel. Por ejemplo, la situación actual de Radio BI me parece patética y considero que era mejor a mediados de los dosmiles, pero tal vez es un recuerdo de escuchar a diario el 790 de AM cuando mi papá me llevaba a la prepa. Y ahora, al ser completamente diferente, la considero algo mediocre. E igual, pienso que no hay punto de comparación de Monitor con Gutiérrez-Vivó (soy chilango, sorry) con ningún informativo nacional actual. Nada. Todos son chafas en comparación.

Todo este rollo viene a que estamos en una situación triste para la radio, el tipo de medio local con mayor penetración en Aguascalientes. Los conductores de noticias sólo chacalean noticias de los diarios (¿cuantas veces no leen tal cual LJA?), sus notas de reporteros se van por la declaración fácil y ni hablemos de los juicios de valor en cosas que no conocen. En cuanto a música comercial es deprimente que las estaciones más interesantes sean ¡de música de catálogo!. O que una concesión cuya frecuencia nos llega sea de versiones instrumentales (y rarísimas) de éxitos pop. Ni hablar de las estaciones del estado, que están en olimpiada de a ver cuál gana en irrelevancia. Radio UAA se rindió en cuanto a programar indie. ¿Y qué decir de las estaciones “juveniles”? Mala música y peores locutores.

Al final, la radio local va contrarreloj por la naturaleza de su audiencia ya que los dueños de las emisoras han preferido irse por el dinero fácil (venta política) en lugar generar audiencia. Alguien de menos de 40 años sólo prende la radio en el coche porque se le olvidó su cable auxiliar. O se acabó los datos para el Spotify. Y eso es culpa de las estaciones, nunca les interesó seducirnos. Sorry not sorry.

 

[email protected] / @masterq

 

The Author

Francisco Trejo Corona

Francisco Trejo Corona

Todas-las-cosas-digital en La Jornada Aguascalientes. Editor de /AUTONOMÍA. || @masterq en Twitter

1 Comment

  1. Jorge Garcia
    14/01/2018 at 13:42 — Responder

    Es un punto de vista muy respetable, con ciertas verdades y algunos ángulos de vista de un fenómeno social, que no solo sucede localmente, sino mundialmente.
    En la vida todo es dinámico, aun en la muerte hay dinamismo; en la muerte los elementos se incorporan a su entorno, hablando de lo material y de lo ideológico. Y esto hace que haya dinamismo aún después de la muerte.
    La Radio solo está mutando,esta en una metamorfosis de transformación. La Radio que se conocía de un modo o estilo, ya no será como tal. Estamos presenciando esta transformación y estamos en medio de esa transformación como elementos activos y pasivos, como activos por que decidimos recibir o no su contenido, pasivos porque no decidimos su contenido directamente.
    Tiempo al tiempo, la comunicación siempre ha estado y estará presente en la vida humana.

¡Participa!