Opinión

Algo que nunca nos tocará vivir: hacer revistas / Bocadillo

 

Hace meses me tocó presenciar una polémica tuitera. Resulta que un ex editor profesional de revistas y en situación de subempleo estaba comiéndose vivo a uno de los actuales peces gordos de su anterior trabajo, donde hace una década se armaban las mejores revistas generalistas de México. Sí, la Editorial Televisa de Ruy Xoconostle. El nuevo ejecutivo es el tal Durden, compinche de Chumel Torres y nuevo-objeto-brillante de la empresa. La historia dice que Porfirio Sánchez Galindo, nuevo gerente de la Editorial, quiso traer brillo millennial a la empresa y pintarle dedo a todos los veteranos vencidos al mismo tiempo. ¿Cómo? Poniéndoles como jefe al guionista de un youtuber. Uno, que según Carlos H. Mendoza (el mencionado ex editor) ni siquiera podía publicar una respuesta a las críticas sin errores básicos de corrección de estilo.

Investigué más del tema y vi que Alberto Sánchez Montiel (alias Durden) es ahora el jefe de gente que lleva ya casi una década en el área de cómics, haciéndolo bien sin supervisión. No sé si su nombramiento sea efectivo o una jugada de relaciones públicas, pero también sustituyó al director editorial de Esquire. Pareciera cliché pero sus primeras portadas fueron ¡fotos de archivo de Star Wars! En la revista para hombres, goey.

Será la fregada pero según esa polémica tuitera, el hombre levantó la circulación de las publicaciones a su cargo, aunque no sé de que tanto sirva a largo plazo, ya que no han podido posicionar sitios decentes de internet aunque ese es un problema de antaño en la editorial, la cual parece condenada al olvido, ser un holding de licencias y editar exitosamente el TVyNovelas. Y es que, en serio, Smashen o Esquire Latinoamérica son vomitivos desde los URL. Ni hablar de su pobreza en redes sociales.

En el mar de artículos que veo cada semana, noté uno donde los consumidores jóvenes no consumen revistas porque no tienen mucho contenido. Yo nunca dejé de comprar mi revista favorita. Una (EGM en Español) simplemente desapareció sin una despedida debido a que, de acuerdo a los responsables de ese tiempo, en Editorial Televisa no sabían vender algo que no fuera espectáculos, a pesar de que dicho título era el que mejor se movía en tiendas. Conozca Más fue deshecha al remover a lo que quedaba del equipo original. Y en efecto, los demás títulos que veo en Sanborns no justifican el desembolso de 50 pesos. Siempre habrá un Proceso, Nexos o Letras Libres que justifiquen un buen precio con grandes textos, pero en otros intereses la batalla impresa está perdida. Nunca por falta de interés del consumidor.

Un apunte personal es que a mi generación (tengo 28) nunca nos tocará hacer revistas en forma. La dinámica de un cierre mensual o bimestral. El internet se lo ha comido, aunque dicho ritmo no es ajeno a quienes viven el frenesí de un diario impreso. Ni Expansión (que acabó vendiendo su mejor título al goey del Más por Más) o Editorial Televisa o Condé Nast México han sabido entrarle a internet y llevar esa experiencia editorial a nuevos lectores. Y esa es un área para todos nosotros creativos. ¿Nos comemos su lonche?

 

[email protected] / @masterq

The Author

Francisco Trejo Corona

Francisco Trejo Corona

Todas-las-cosas-digital en La Jornada Aguascalientes. Editor de /AUTONOMÍA. || @masterq en Twitter

No Comment

¡Participa!