PortadaSociedad y Justicia

Bosque de Cobos en Aguascalientes se va a acabar con el tiempo

 

  • Constructora de fraccionamiento en el Bosque de Cobos desmiente ecocidio
  • La protección del sitio se publicó una semana antes de que Semarnat autorizara cambio de uso de suelo forestal, responde representante legal del proyecto en su derecho de réplica
  • Constructora pagó 244 mil pesos a arqueólogos del Inah para extraer los restos históricos del sitio

 

José Cabral Moreno, representante legal del fraccionamiento que pretende construirse en el Bosque de Cobos, acudió a las oficinas de La Jornada Aguascalientes con el objeto de desmentir que dicho proyecto inmobiliario vaya a provocar un ecocidio, en ejercicio de su derecho de réplica.

En el ánimo de desacreditar las notas publicadas por este periódico, el apoderado especial de la fiduciaria Banco Interacciones -ligado a la familia Hank Rhon- que, a través del despacho Ambiental Consultores, gestiona el cambio de uso de suelo de los terrenos colindantes al Bosque de Cobos, dejó en poder de esta casa editorial una parte del expediente del fraccionamiento.

Aunque Cabral Moreno se ostentó como dueño de los predios, los documentos refieren que es José Armando Villalobos Cortés el propietario de la superficie que se busca fraccionar, junto con otros tres hermanos, y la empresa GIG Desarrollos Inmobiliarios S.A. de C.V. registrada en Zapotlán el Grande (Jalisco) es la responsable de ejecutar las obras con una inversión de mil 250 millones de pesos , generando cinco mil empleos directos e indirectos en el proceso.

 

El fraccionamiento no afectará al Bosque de Cobos

El Bosque de Cobos cuenta con una superficie de mil 560.94 hectáreas y pertenece a la Unidad de Gestión Ambiental (UGA) 32 de acuerdo con el Programa de Ordenamiento Ecológico Local del Municipio de Aguascalientes (POEL), publicado en el Periódico Oficial del Estado el 24 de octubre de 2016.

Sin embargo, una semana antes de la emisión del POEL, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), autorizó el cambio de uso de suelo de 113.01 hectáreas de terrenos forestales el 19 de octubre de 2016, con la firma del entonces encargado de despacho de la delegación, Luis Felipe Ruvalcaba Arellano, según consta en el oficio 02-604/2016.

Por este motivo, la superficie a urbanizar quedó fuera de la zona de protección señalada en el instrumento municipal, refirió Cabral Moreno.

De acuerdo con el Manifiesto de Impacto Ambiental (MIA) 01AG2018FD002, Los Cobos se localizará en el municipio de Aguascalientes, en una superficie de 124 hectáreas al sur de la zona metropolitana y a cinco kilómetros del entronque con avenida Siglo XXI por avenida Héroe Inmortal.

Según la gaceta ecológica de Semarnat publicada el 11 de enero de 2018, el proyecto inmobiliario consta de once mil nueve viviendas, aunque el MIA dice que son siete mil 600 las que se construirán a lo largo de 17 etapas. Debido a estos datos contradictorios, el apoderado legal acusó a este medio de comunicación de falsear la información publicada. Aclaró que el proyecto original contemplaba 14 mil viviendas, pero se redujo a once mil para ajustarse a los plazos estipulados en el estudio técnico justificativo.

_____

_____

El también corredor público reveló que se proyecta un esquema de vivienda vertical con costos de 400 mil a 800 mil pesos.

Previo a que se hiciera público el MIA -el 26 de enero de 2018-, esta casa editorial publicó un video alusivo al proyectado fraccionamiento, mismo que fue grabado cerca de la presa de Los Parga, sin embargo, Cabral dijo que el lugar en el que se pretenden levantar las casas se encuentra a tres kilómetros del embalse.

“Yo quiero pensar que es desinformación, yo no había venido contigo porque el proyecto no era público, hoy es público, por eso me callé y aguanté todos los embates de ustedes”, reclamó Cabral y agregó: “Yo no quiero salir a otro medio a desmentirlos”. Sin embargo, esta semana acudió en dos ocasiones a Radio BI Noticias para ventilar su asunto.

Según el MIA, el Bosque de Cobos no pertenece a áreas naturales protegidas por las jurisdicciones federal y estatal, pero reconoce que a 10.5 kilómetros al suroeste se encuentra un sitio protegido por la convención internacional Ramsar denominado El Jagüey, en Buenavista de Peñuelas.

 

No se revela cuántos árboles serán sacrificados

El MIA tampoco especifica la cantidad de vegetación que se sacrificará para llevar a cabo el fraccionamiento, con la justificación de que la ley no lo pide. El documento dice, en forma genérica, que la superficie está ocupada por matorral crasicaule.

Sin embargo, el cambio de uso de suelo otorgado en 2016 contiene algunos datos de la materia forestal a remover: 370.54 metros cúbicos r.t.a. -rollo tipo árbol- de mezquites, 59.74 m3 r.t.a. de huizaches, 73.62 toneladas de cardenches (una especie de cactácea) y mil 81.67 toneladas de nopales.

“No es un tema de moralidad, es un negocio”, respondió el apoderado legal del fraccionamiento Los Cobos sobre esta falta de transparencia.

 

Los antecedentes del proyecto

El proyecto inmobiliario en Los Cobos comenzó a gestarse en 2012 y, según el apoderado legal, su análisis transitó favorablemente por los responsables en turno de la delegación de Semarnat: Sergio Augusto López Ramírez -actual diputado del PVEM-, José Luis Ramírez Escalera y Luis Felipe Ruvalcaba Arellano, quien finalmente dio luz verde al trámite: “Cuidaron hasta la última coma y no tuvieron elementos para negar cambio de suelo de uso forestal”.

La autorización del cambio de uso de suelo exhibe opiniones positivas de Conafor, Conagua, Presidencia Municipal de Aguascalientes, Semadesu y Seguot; solamente la Secretaría del Medio Ambiente del Estado (Smae) respondió el 8 de marzo de 2016 mediante el oficio SMA/DGERN/0309/2016 que al analizar los polígonos “se determina que el 28.1 por ciento de su extensión está contemplada en el catálogo de áreas prioritarias para la conservación publicado el 2 de noviembre de 2015”.

El apoderado legal admitió que el predio sufrió cuatro incendios, uno en 2012 y tres en 2013. En la actualidad, el artículo 117 de la Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable prohíbe la autorización de cambios de uso de suelo en terrenos quemados hasta por 20 años; sin embargo, este decreto fue publicado en el Diario Oficial de la Federación hasta el 10 de mayo 2016 por lo cual no puede aplicarse de manera retroactiva para el caso de Los Cobos.

Bajo la norma anterior, se debe acreditar la regeneración de la cubierta vegetal para poder lograr el cambio de uso de suelo de terrenos quemados, por lo cual el 19 de agosto de 2014 la delegación de la Comisión Nacional Forestal (Conafor) -entonces a cargo de Vicente Díaz Núñez- certificó que los daños habían desaparecido “en virtud de la reforestación y la colonización total de la vegetación del predio como consecuencia del producto natural de la sucesión ecológica”, según consta en el oficio CNF/GEA/610/2014.

 

La constructora pagó a arqueólogos para extraer restos históricos

De acuerdo con especialistas entrevistados por La Jornada Aguascalientes, el Bosque de Cobos cuenta con vestigios paleontológicos, prehispánicos y coloniales.

Por este motivo, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) habría negado el permiso para construir en 2016, no obstante, al no haber documentos que respaldaran la riqueza histórica del sitio ni recursos para la investigación, la constructora y la dependencia federal firmaron un convenio de colaboración en el que la primera se comprometió a contratar arqueólogos y así despejar dudas.

Según el oficio 401.3S.17-2017/470 fechado el 5 de abril de 2017, la constructora aportó 244 mil 724 pesos para pagar los viáticos de dos arquitectos y un investigador de la Coordinación Nacional de Arqueología del Inah, así como los recursos materiales para la ubicación y registro de monumentos que pudieran encontrarse en el área de construcción del proyecto.

“Trajimos arqueólogos, peinaron el terreno, y sí encontraron muchas cosas que ya se salvaron, sigue un convenio de salvamento. El INAH no tiene un cinco ni para pagar la luz (…), los recursos los puse yo para que sacaran todo lo que había superficialmente, ya se sacó todo lo que hay y me falta un estudio que viene una arqueóloga a terminarlo. En un margen del terreno parece ser que hay vestigios de mamut, está en el margen del arroyo y lo que salga se va a sacar”.

Todos los restos históricos que se encontraron superficialmente fueron extraídos de Los Cobos. El objetivo -dijo- es abrir un museo dentro del fraccionamiento, aunque si el INAH decide trasladar el material a otra parte será su decisión.

Cabral Moreno negó haber introducido manos de chango durante el proceso, como los ecologistas acusaron en su momento; los avistamientos de maquinaria no han ocurrido en su terreno.

Entre los documentos proporcionados por el abogado no figuran los informes de las piezas detectadas.

 

De todos modos, el sitio se va a acabar con el tiempo

El Bosque de Cobos “se va a acabar con el tiempo, que no te quepa la menor duda, eso se va a urbanizar porque va a crecer para allá la ciudad y los planes de desarrollo van para allá”, dijo José Cabral Moreno en tono desafiante.

Dijo que el Plan de Desarrollo 20-40 prevé la urbanización de las inmediaciones en los próximos cinco años e incluso, a 300 metros de su terreno se encuentra autorizado un desarrollo habitacional que va a acabar con la zona arqueológica y natural.

Refirió que el lugar en el que se pretende edificar es actualmente un foco rojo de delincuencia en el que la gente se introduce “a drogarse, a tragar vino y a enredarse con las muchachas que no se quedan en Las Violetas”. De hecho, exigió a las autoridades la desaparición de la zona de tolerancia al trabajo sexual que lindará con el pretendido fraccionamiento: “Yo ya reubiqué en Jalisco una zona de tolerancia -aseguró- en Tomatlán, nos las tuvimos que llevar a otro lado y les pusimos guardería, un módulo de salubridad, clases a las muchachas”, aseguró.

 

Se enfrentan a autoridades y activistas

El MIA, así como organizaciones civiles como Movimiento Ambiental y el Comité de Vigilancia Ambiental de la Subcuenca Cobos-Pargas-San Francisco, hablan de la existencia de una variedad de animales y plantas en el Bosque de Cobos, algunas de ellas enlistadas en la enlistada en la Norma Oficial Mexicana 059-SEMARNAT-2010 para especies en peligro de extinción.

Cabral Moreno tampoco está de acuerdo con los alegatos que tienen que ver con la riqueza natural: “¿Sabes a cuántos metros estoy de Las Violetas -la zona de tolerancia al trabajo sexual- estoy a diez metros? ¿Sabes la contaminación ambiental de ruido que hay en la noche. No te imaginas. Es brutal ¿tú crees que haya un animal pegado a una barda con la música a esos decibeles que nadie conoce? ¿Crees posible que haya fauna ahí (…) la fauna está delimitada en mi estudio en técnico justificativo?”.

El MIA da cuenta de por lo menos 20 especies de aves, nueve de mamíferos, seis de reptiles y una de anfibios halladas durante los muestreos.

Sin embargo, el abogado lamentó que ecologistas como Agustín Bernal se dediquen “a oponerse a todo sin ningún fundamento” y aseguró que Movimiento Ambiental pidió vía transparencia los documentos de cambio de uso de suelo a Semarnat, mismos que no recogió por la cantidad que se les cobró por su entrega.

Además, deploró que el 29 de enero de 2018, la alcaldesa María Teresa Jiménez Esquivel haya declarado que el Ayuntamiento no dará permisos de construcción en el Bosque de Cobos. “Tere salió a decir que iba a convertir (Cobos) en área natural protegida”, facultad que en todo caso sería del Congreso del Estado. “Se le fue la boca (a la alcaldesa) y dijo que no iba a otorgar un permiso, pero no es que quiera Teresa, si yo reúno los requisitos de ley me lo va a dar, si no los reúno, no me los va a dar”.

Recordó que el MIA está abierto para su consulta pública y próximamente, para una reunión pública en la que esperó de los detractores del proyecto un debate técnico “y no cuestiones de sociología”. Según Cabral Moreno, es falso que los grupos ecologistas hayan solicitado la reunión pública, dijo haber sido él quien la gestionó y los acusó de estar atacando un proyecto que no conocen.

Reiteró que, hasta el momento, el trámite marcha conforme a regla y así seguirá.

“Yo con el cambio de suelo ¿sabes qué podría hacer? llegar y meter 45 máquinas y en media hora limpiar el terreno. Con los documentos que tengo lo puedo hacer mañana y lo vas a revisar. Estoy facultado legalmente pa’ mañana llegar y que no quede una hoja sobre otra. ¿Sabes cuándo lo voy a hacer? Nunca”.

The Author

Hilda Hermosillo

Hilda Hermosillo

Periodista en ciernes. Contestataria y suspicaz por naturaleza, un tanto caprichosa, algo distraída, siempre aprendo de todo, vivo a pleno cada centésima de segundo y no podría vivir sin música. Equidad de género. Medio Ambiente. Derechos humanos. Justicia. Política y elecciones.

8 Comments

  1. Mario Mtz
    16/02/2018 at 08:58 — Responder

    Los datos DUROS mataron a los ecologistas y medios chismosos con su área verde llena de mentiras
    Contrataron Arqueólogos no Arquitectos…

    • Pascual Ramirez
      16/02/2018 at 11:37 — Responder

      Descarados. Porque no van a construir sus pinche fregadera en las nalgas de su abuela. Tanto baldío en en Aguas y eligen esto para meterselo por abajo. Malditos sean. Se van a morir con sus 3 pesos y dejaran su cagadero. Pinches ignorantes

  2. Pascual Ramirez
    16/02/2018 at 11:34 — Responder

    Que descarados. Se quieren meter por abajo el poco patrimonio natural del estado por su beneficio económico. Pinches pranganas por 3 pesos vas a fregarnos esa belleza de lugar. En pocos años se van a morir y van a dejar su cagadero. Sepanse k va a haver un gran mitote nacional si se atreven bastardos… Green Peace se esta activando contra ustedes…

  3. Hector
    16/02/2018 at 11:46 — Responder

    Interesante la postura de algunas personas? que intereses los moverán, debrian de ver el video de home (esta gratis en YouTube) para que vean las implicaciones cuando nose respeta el medio ambiente, si son tan eficientes en la planeación de fraccionamientos y tan sabios para saber que no hay impacto ecológico, entonces también deberán de saber que Aguascalientes ya esta en los limites de su crecimiento, no hay condiciones para la sustentabilidad a largo plazo de grandes masas humanas, pero Don Dinero lo puede todo? unos cuantos haciéndose ricos, habría que indagar el origen de sus fortunas solo una mente enferma puede ser capaz de promover mas desarrollos cuando hay miles de casas desocupadas en la ciudad,

  4. Licia
    17/02/2018 at 16:21 — Responder

    TANTO terreno que aún queda hasta en el primer cuadro de la ciudad.
    Y querer mandar un fraccionamiento hasta ese lugar!

    Que incongruencia.
    Primero se debería llenar el primer cuadro luego el segundo y así.
    Antes de esta barbaridades

  5. Mario mtz
    25/03/2018 at 00:05 — Responder

    Se esta acabando la zona por el calor El tenia razón…

    • Cristina Franco
      21/08/2018 at 13:15 — Responder

      Y el aumento de temperatura sucede porque….
      (espero no les estalle el cerebro para responder eso).

      Por cierto, a los que dicen que “casi ni hay nada ahí”: https://www.naturalista.mx/observations?place_id=124567&view=species

      La falta de evidencias por parte de instituciones ambientales para evitar este tipo de ecocidios no es porque no haya evidencias, sino poco recurso para financiar investigaciones y campañas; además de una estructura legislativa llena de huecos; es por eso que en nuestro país las constructoras pueden meterse por el rabo lo que sea que se les antoje y alegar que están haciendo un bien al Estado y hasta al medio ambiente (¿¡!?)

      No se puede compensar el arrasar un área natural, por pequeña que sea. No nada más es replantar árboles; no les vas a enviar un memorándum a todas les especies que habitan ahí para avisarles dónde podrán sobrevivir después, no sean imbéciles.

      • ALEJANDRO AGUILERA
        21/08/2018 at 16:32 — Responder

        ASÍ ES; EFECTIVAMENTE HAY UNA VARIEDAD DE AVISTAMIENTOS DE DISTINTAS ESPECIES EN LA ZONA, Y ESA LIGA QUE PROPORCIONASTE SÓLO CONTIENE ALGUNOS AVISTAMIENTOS QUE UN PAR DE PERSONAS HAN REGISTRADO; SÓLO UNA MUY PEQUEÑA PARTE.

¡Participa!