Política

No hay consecuencias para quienes ejercen violencia política de género

 

  • El reto para este proceso electoral será la denuncia y el acompañamiento de otras mujeres
  • Hay mujeres sin experiencia que son puestas en candidaturas por los hombres que no quieren perder el poder y buscan ejercerlo a través de ellas

 

No hay consecuencias para quienes ejercen una violencia política de género; el dictamen para tipificar esta falta como delito quedó en el tintero de la Cámara Nacional de Diputados sin la debida discusión y aprobación; María Fernanda Salazar Mejía, presidente de Auris Estrategia y Comunicación consideró lamentable que se vaya a llegar a una elección estimada como la más complicada en la historia moderna del país, sin esta determinación.

___


___

Será uno de los grandes retos el que se cuente con el acompañamiento de otras mujeres y de la sociedad en general para que se denuncien estos fenómenos porque actualmente el único recurso legal con el que se cuenta en materia es con el protocolo de la Corte y del Observatorio contra la Violencia para las Mujeres, pero al no estar definido, el caso puede ir a la Fepade pero al no estar tipificado como delito, las consecuencias serán mínimas, si es que se llega a resolver.

De las más de 100 denuncias interpuestas ante la Fepade por este tema, sólo cuatro han resultado con sanciones de tipo penal; si bien la exdirectora de la Unidad de Transparencia en el Senado consideró que son frecuentes los casos de violencia política de género, no se tienen estadísticas precisas por la poca cultura de la denuncia, sólo se cuenta con el número de denuncias presentadas ante la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales de 2012 a la fecha, que apenas supera las 100.

Apuntó que el problema parte de que las propias mujeres no identifican el fenómeno como violencia de género, por lo que se llega a confundir con otro tipo de violencia sin que se tome en cuenta; enfatizó que en contraparte, también se ejerce violencia política contra las mujeres cuando en el ejercicio del poder, desde los partidos políticos comúnmente conducidos por hombres, se toman decisiones de candidaturas sin abrir los espacios de decisión también a la participación de las mujeres.

Dijo que se puede dar el caso de mujeres que no necesariamente están interesadas en participar en política, no tienen preparación o trayectoria, pero se les designan por ser familiares de los hombres tomadores de decisiones, con tal de cubrir con la cuota de género que las instancias electorales les exigen, “esto se combina con el hecho de que a las que sí lo tienen o si están interesadas, se les hace a un lado; son fenómenos de discriminación, falta de transparencia y democratización de los procesos internos de los partidos”, precisó Salazar Mejía.

The Author

Adriana García Campos

Adriana García Campos

Reportera en La Jornada Aguascalientes.

No Comment

¡Participa!