Cultura

Premiados en literatura hablaron de su obras ganadoras en el Palacio de Bellas Artes

  • Participaron los merecedores de los Premios Bellas Artes de Literatura y el triunfador del Premio de Dramaturgia Joven Gerardo Mancebo del Castillo

Los procesos creativos y de investigación, así como el origen de sus proyectos, fue lo que compartieron los ganadores de los Premios Bellas Artes de Literatura y Nacional de Dramaturgia Joven Gerardo Mancebo del Castillo, con amigos y público en general en un evento realizado este 21 de febrero en la Sala Adamo Boari del Palacio de Bellas Artes.

Participaron Alejandra Reyes, Premio Bellas Artes de Baja California de Dramaturgia 2015; Martín López Brie, Premio Bellas Artes de Baja California de Dramaturgia 2016; Mariana Hartasánchez, Premio Bellas Artes de Obra de Teatro para niños 2015; y Sergio López Vigueras, Premio Nacional de Dramaturgia Joven Gerardo Mancebo del Castillo 2017.

La editora Rosalía Chavelas expuso que en los cuatro proyectos, tres editados por el INBA y uno por el Fondo Editorial Tierra Adentro, tienen en común que el lector se puede identificar con las situaciones planteadas y que presentan algún tipo de violencia, desde la personal, familiar o auto infligida hasta la global.

___


___

Mariana Hartasánchez, autora de La revuelta de los niños problema, explicó que esta historia empezó a escribirla cuando realizaba una gira de monólogos por el norte del país, donde escuchó historias “tremendas” sobre la violencia que se vivía en lugares como Nuevo Laredo, Tamaulipas, mientras que en Europa se perpetraban atentados terroristas.

Comentó que la obra vació ambos temas, que el personaje principal es una madre que ha pasado toda su vida tomando fotografías a lo largo y ancho del mundo, de niños en condiciones precarias, refugiados de guerra, por lo que ha tenido en muchas ocasiones que dejar a su hija.

Abundó en que tras una discusión con su pequeña, quien reclama sus ausencias, decide llevársela a Francia donde visitan una escuela de niñas problema. En el tren donde se transportan conocen a un árabe, que es la cara que se le ha dado al enemigo de los ataques terroristas en la nación francesa.

“La revuelta de los niños problema habla de la violencia en México y a pesar de que son temas complicados, complejos y dolorosos, intenté que los adolescentes pudieran empatizar fácilmente con los personajes, que no fuera una obra densa ni espesa. Quería que hubiera una reflexión lúdica en torno a la violencia y a quién o cómo se decide que alguien es una persona problema”, comentó.

Martín López Brie señaló que El sapo y las minas de mercurio es un relato escénico sobre espías nazis en México. Compartió que al montar la obra se modificó ya que tiene mucha información documental e histórica.

“Se tuvo que pensar bien cómo poner esta información en una estructura de teatro y que la gente no se muriera de aburrimiento. El reto fue presentar la información a través de los diálogos de los personajes, en lo que ocurría en la escena y alrededor de la propuesta”.

El joven creador se dijo un dramaturgo de tiempo completo. Aseguró que las palabras tienen poder y potencia las cuales detonan el imaginario del espectador y de las personas que las escuchan.

“Creo que los que hacemos los dramaturgos es construir imaginarios que luego permitirán estructurar la realidad alrededor de nosotros. En la obra me pareció importante traer a cuento una parte de la historia que está escondida: los nazis en México realizando un trabajo de espionaje”, apuntó.

Alejandra Reyes autora de Todo está bien, compartió que el ser actriz la impulsó a escribir el texto, pues buscaba interpretar un personaje donde se le fuera la vida, pero que no encontraba.

“Soy filósofa y tengo muchas dudas. Me encontré con un texto de Albert Camus, El mito de Sísifo, donde hallé las respuestas a las preguntas que tenía. Quise que la sensación que había logrado llegara a más personas, fue por eso que me acerqué a escribir y me plantee convertir el texto filosófico en dramático y actuarlo”.

En Todo está bien se recrea el improbable intento de suicidio de una mujer de apellido Hernández a mitad de su jornada de trabajo en una oficina. Luego de su frustrada tentativa, ella debe responder preguntas para llenar el formulario de un burocrático informe del suceso, lo cual se convierte en el medio para exponer la banalidad de una existencia sostenida apenas por íntimos anhelos y oscuros pecados.

“La publicación del texto ha sido más allá de mis sueños. Nunca me hubiera imaginado presentar el libro aquí en Bellas Artes”, apuntó.

Sergio López Vigueras, ganador del Premio Nacional de Dramaturgia Joven Gerardo Mancebo del Castillo 2017 comentó que un asalto en un microbús detona la historia de La Bala y que el galardón incluye su escenificación “con lo que sus fantasías de teatrero han quedado satisfechas”.

“En La bala no me interesó abordar el problema sociológico de la violencia, el asalto como un problema per se de investigación sino como un marco mediante el cual se le ponga un microscopio a los personajes.

Sobre el arte del teatro, dijo que tiene la velocidad para presentar nuevos elementos tecnológicos o escenografía.

Los textos Todo está bien, El sapo y las minas de mercurio, La revuelta de los niños problema y La bala, pueden adquirirse en la red de librerías Educal.

 

Con información de la Secretaría de Cultura

The Author

Redacción

Redacción

No Comment

¡Participa!