Opinión

8 de marzo / PGR y Anaya / 2° aniversario / Memoria de espejos rotos

 

 

Si no creyera en la balanza,

___


___

en la razón del equilibrio;

si no creyera en el delirio,

si no creyera en la esperanza;…

La Maza. Silvio Rodríguez

 

Hoy jueves 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, no es una fecha para celebrar, y si se conmemora es para recordarnos el atraso que padecemos -entre otras cosas- en torno a la equidad de género, lo que siempre decanta en violencia, marginación, desigualdad, y pérdida para las mujeres, por el mero hecho de serlo. Visibilizar este atraso terrible es de utilidad, porque así podemos poner parámetros para exigir el trabajo de todas y todos a fin de corregirlo, simplemente porque ese atraso retrata lo incorrecto en nuestra forma de organizarnos para convivir. Muchas veces se complica la propagación de este mensaje por la equidad, porque quienes son reacios a éste están moldeados con cánones culturales arcaicos y retrógradas tan arraigados, que ni siquiera los detectan como un problema, y -por el contrario- los defienden como si fuesen valores irrenunciables, cuando en realidad son el germen del machismo y la violencia.

Para los trabajos en torno a la equidad de género de este año, la Organización de las Naciones Unidas eligió el tema “Ahora es el momento: las activistas rurales y urbanas transforman la vida de las mujeres”, como una forma de ampliar la resonancia del indispensable discurso de aquellas mujeres que han tomado como vocación la lucha práctica por la equidad, tanto en el ámbito rural, como en el urbano, con los riesgos y adversidades que esto implica, pero con la esperanza de lograr un bien mayor, que obre en provecho no sólo de las mujeres, sino de las sociedades en su conjunto.

El propio Secretariado General de la ONU, en su comunicado para 2018 advierte que “más de mil millones de mujeres en todo el mundo carecen de protección jurídica frente a la violencia sexual en el hogar. La desigualdad salarial por razón de género en el mundo es del 23% y alcanza el 40% en las zonas rurales, y el trabajo no remunerado que realizan muchas mujeres pasa desapercibido. La representación media de la mujer en los parlamentos nacionales sigue siendo inferior a una cuarta parte y en los consejos de administración es aún menor. Sin una acción concertada, millones de niñas serán mutiladas genitalmente en el próximo decenio. Con frecuencia se incumplen las leyes vigentes y se cuestiona, denigra y descalifica a las mujeres que solicitan una compensación”, además de señalar la importancia que ha tenido el denunciar el acoso. Por su parte, la Agencia de las Naciones Unidas para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de las Mujeres en México, durante la presentación de un informe sobre violencia feminicida en México, llevado a cabo el pasado martes en la CDMX, afirmó que en nuestro país se comenten ¡¡¡7 feminicidios al día!!! Realizados de formas cada vez más agresivas.

Igualmente, el periodista Alejandro Hope documentó ayer en El Universal, datos atroces sobre la violencia contra la mujer en México, que habrán de suceder -sólo el día de hoy, 8 de marzo- si fuese un día típico, “Algo más de 42 mil mujeres serán víctimas de algún delito… La inmensa mayoría (algo así como 94%) no denunciará el hecho. (Fuente: Envipe 2017). Unas 130 mujeres denunciarán haber sido lesionadas intencionalmente (por hombres en su mayoría). Las dos terceras partes de esas mujeres serán menores de edad. (Fuente: SESNSP). Las autoridades darán con al menos una víctima de trata. Y habrá al menos 30% de probabilidad de que esa víctima no haya llegado a los 18 años. (Fuente: SESNSP). En el 911, se recibirán casi 300 llamadas de emergencia relacionadas con incidentes de violencia contra la mujer. Más de la cuarta parte provendrán del Estado de México. (Fuente: SESNSP). De las llamadas de emergencia al 911, habrá al menos 10 relacionadas con incidentes de abuso sexual. Aproximadamente 12 estarán relacionadas con acoso u hostigamiento sexual. Nueve estarán vinculadas a incidentes de violación. (Fuente: SESNSP). Aproximadamente mil 900 mujeres llamarán al 911 para reportar un incidente de violencia familiar. En más de la cuarta parte de esos casos, se tratará de violencia de pareja. (Fuente: SESNSP).

Así, con estos atroces referentes estadísticos, podemos dimensionar el tamaño de esta problemática que nos atañe a todos; no sólo para “conmemorar” una efeméride, sino para exigir y exigirnos; para demandar a las autoridades a que hagan su trabajo; para exhortar a los hombres a que, cuando menos, seamos autocríticos con nuestros privilegios de género y dejemos de violentar o promover la violencia (sea con simples chistes o con “críticas constructivas” al feminismo); a que valoremos en su justa dimensión el trabajo que hacen las activistas que ponen en juego tiempo, dinero, esfuerzo, prestigio, y seguridad personal, en construir un mundo mejor para todas y todos. El problema apremia, y una inmensa parte de nuestro colectivo está en riesgo de muerte, de violencia, o de exclusión, si nos permitimos continuar así.

***

El uso político que el Ejecutivo federal le ha dado en las últimas semanas a la PGR para afectar electoralmente a Ricardo Anaya debiera encender todas las alarmas para proteger a la democracia. Esto no quiere implicar una defensa ciega a Anaya; si es culpable de delito, que se le procese y sea bajado de la boleta electoral; pero -de ser así- la misma suerte habrían de correr los implicados en “La Estafa Maestra”, o en el larguísimo serial de expedientes que impactan en la red del priismo antes de que los nombres inmiscuidos salgan en las boletas para presidente, diputados federales, senadores, y demás escaños locales en contienda. Pésima estrategia jurídica y política el haber abierto esta Caja de Pandora, ante la cual ahora el Ejecutivo federal tiene dos opciones: o recula y muestra la culpa de su debilidad (lo que le va a pegar en sus preferencias electorales), o se sigue hasta el fondo y actúa de manera imparcial contra todos los casos emblemáticos de corrupción en el sexenio; de lo contrario, estaríamos abiertamente en una época de persecución política disfrazada de “justicia” (lo que, también, le va a pegar en sus preferencias electorales); por lo que con esta jugada, básicamente perdemos todos.

***

Con esta emisión de Memoria de espejos rotos se cumplen dos años de que el periódico La Jornada Aguascalientes me abrió sus páginas para compartir puntos de vista que pudiesen ser de utilidad en el debate y análisis de lo público. Este cumpleaños me sirve para reiterar mi agradecimiento a todo el equipo que conforma este diario; desde sus dueños, su dirección editorial, con Edilberto Aldán; su jefatura de Redacción, con Tania Magallanes; su talentoso y profesional cuerpo de reporteros; sus diseñadores, correctores, ilustradores, y todo el personal operativo que logra hacer llegar este producto informativo a las páginas impresas y a la internet, para que lo que aquí se publica pueda ser consultado, cuestionado, discutido; así también, el agradecimiento a quienes con su lectura y sus comentarios han fortalecido el análisis de lo que nos es de todas y todos. Gracias por hospedarme estos dos años en el diario, y gracias por honrarme con el favor de su lectura.

 

[email protected] | @_alan_santacruz | /alan.santacruz.9

The Author

Alan Santacruz Farfán

Alan Santacruz Farfán

No Comment

¡Participa!