Opinión

Colosio 1994, Meade 2018, ¿la historia se repite? / Enredos financieros

 

Estimado lector, después de un receso de varios meses, regresamos a esta columna, en este 2018, lleno de efervescencia electoral y con muchas aristas que pueden ser perjudiciales para todos los que vivimos en México.

Tenemos ya a los candidatos que tendrán los grandes partidos políticos en México para las elecciones presidenciales de este año. Por un lado, por fin Andrés Manuel López Obrador ve cristalizado su proyecto sin peros, a través de Morena, un partido creado por él y su gente. Esta es su tercera ocasión como candidato presidencial, y lo vemos más mesurado, con arranques, pero no tan severos como antes, y con el apoyo de diversos sectores y personajes que parece que tienen poco en común con él, pero ya platicaremos de esto en otros editoriales posteriores.

___


___

Por parte del PAN, lo impensable, la unión con el PRD y con el mercenario del MC (No podemos olvidar que Dante Delgado fue priista de cepa, y lo sigue siendo). Una candidatura de unidad que dejó en el camino a varios contendientes que se fueron por la libre (candidatura independiente) y un dedazo que es más que dedazo, ya que, en el antiguo y nuevo PRI, el dedazo es hacia otra persona, mientras que Ricardo Anaya ha tenido el desatino de hacer el dedazo hacia sí mismo.

Y, por último, el PRI, que sus cuadros “nuevos” salieron peor que los viejos y tiene que hacer uso de un candidato “ciudadano” que no es militante priista, José Antonio Meade. El antiguo secretario de Hacienda, de dos sexenios, con gobiernos diferentes, un panista y un priista, es el candidato de unidad. Dejó en el camino al secretario de Gobernación y esta designación hace que comprendamos a cabalidad lo que pasó en el sexenio Peñista. El que gobernó realmente fue Luis Videgaray, el equipo de campaña de Meade en completo son compañeros de aulas tanto de Luis como de José Antonio.

El gran problema del PRI es que la campaña no levanta, justo igual que en el año 1994, cuando Luis Donaldo Colosio fue ungido como el tapado. El asesinato de Colosio mucho se ha comentado que fue el efecto de un rompimiento con el gobierno de Carlos Salinas de Gortari, y que este lo mandó matar. Mi teoría es otra. El partido gobernante se ve amenazado, la campaña no despegaba y su candidato estaba en un vergonzoso tercer lugar de las encuestas. No se veía cómo pudiera despegar. Y el mismo grupo de poder sabe que si algo hace manipulables a las personas, es el miedo. Así que el asesinato de Colosio fue la mejor herramienta para ganar. Desafortunadamente para ellos, no había otra persona con los requerimientos para ser el sustituto de Colosio y quedó su coordinador de campaña Ernesto Zedillo, que ganó abrumadoramente las elecciones, y como todo un estadista, sabía que el tiempo del PRI estaba por terminar y le dio el poder el siguiente sexenio a la oposición, a Vicente Fox, del PAN (que más bien ganó el empresariado porque panista de cepa tampoco fue nunca Vicente Fox).

Se repite lo mismo, el candidato no responde, y va rezagado en las encuestas. Pero parece que el PRI está preparado para un posible plan B. Al quitar de su puesto público a varios de los miembros del gabinete, no sólo tiene a Meade para que sea candidato, sino también a Osorio Chong, a Nuño, y por qué no decirlo, el plan B es cualquier otro candidato presidencial con el que pudiera hacer alianza y que mantenga su impunidad posterior. Todos contra Andrés Manuel parece la consigna.

¿Qué opino de Meade? Me parece que es un tipo inteligente, que tiene los suficientes recursos para poder llevar a cabo una Presidencia inteligente, pero no decente, (la corrupción de su partido va más allá de las buenas intenciones) pero que no tiene el carisma necesario para que pueda ser aceptado por la mayoría de la población, y que, además, tiene un tono de voz afable y cansino. Su propuesta de continuidad de Peña no le dará votos, porque todos los mexicanos, de alguna u otra forma, hemos sido afectados en este sexenio de Peña, desde las reformas incompletas, el gasolinazo y otros efectos colaterales de las mismas, hasta la generación de la nueva facturación 3.3 que se ha convertido en toda una pesadilla para la mayoría de las personas.

Este domingo pasado, ya tomó como tal, la candidatura ante el INE del partido en el poder, el PRI. ¿Llegará a término su candidatura, a las elecciones? No lo sé, pero lo que sí sé es que el partido en el poder si no ve resultados inmediatos, podrá tomar decisiones, algunas de ellas demasiado drásticas, que no serán benéficas para el país.

Al tiempo.

 

[email protected]

The Author

José de Jesús González Serna

José de Jesús González Serna

No Comment

¡Participa!