PortadaSociedad y Justicia

Dos mujeres transexuales logran su cambio de identidad de género en Aguascalientes

 

  • Britany Aguilera Flores y Julisa Ramírez de la Cruz ahora son legalmente mujeres
  • Van 40 personas transexuales que legalmente son lo que sienten que son

 

Mientras que los diputados locales han referido que durante esta legislatura no procederán las reformas que permitan la posibilidad de cambio de identidad de género y el matrimonio igualitario, ayer dos mujeres transexuales más lograron su cambio de identidad de género en el Registro Civil.

___


___

En punto de las 13:00 horas de este viernes 16 de marzo, Britany Aguilera Flores y Julisa Ramírez de la Cruz lograron que su identidad como mujeres coincidiera con su documentación gracias al apoyo del programa Transforma tu vida del Sector Salud, con acompañamiento de la Red Mexicana de Mujeres Transexuales y la Fundación VIHDHA.

Este programa, explicó Susan Muñoz, coordinadora estatal de la Red Mexicana de Mujeres Transexuales, informó que este programa apoya a cerca de 40 personas transexuales, entre hombres y mujeres, en Aguascalientes.

En Aguascalientes, apuntó Muñoz, alrededor de 25 personas transexuales han logrado su cambio de identidad de género y hay otros 14 casos en proceso, sin embargo no todos han tenido acompañamiento del programa, ni han querido hacer pública su situación a diferencia de Britany y Julisa, quienes desearon mostrar sus procesos para realzar el apoyo de las asociaciones, así como evidenciar las dificultades que pasaron en este proceso.

Los primeros casos, explicó Muñoz, tuvieron una resolución que tardó más de un año y estos últimos se hicieron en cinco meses, lo cual demuestra que las autoridades del Registro Civil comprenden los procesos y los han destrabado.

A pesar de que se ha dado apertura y el Registro Civil ha tenido menos conflictos la petición es la misma, agregó la coordinadora estatal de la Red Mexicana de Mujeres Transexuales: el Congreso del Estado y el gobernador deben regular y posibilitar el cambio de identidad sexo genérica para que en el Código Civil contemple esta acción como un proceso administrativo.

En promedio las personas que deciden judicializar su cambio de identidad de género, pero que no cuentan con el apoyo de asociaciones o instituciones, pueden gastar hasta 15 mil pesos en trámites y abogados, según Muñoz, “Dependiendo de cómo te muevas y el tiempo que te hacen dar vueltas en los juzgados”.

Las personas que han querido iniciar este trámite judicial, detalló la activista, proceden principalmente de la capital del estado, sin embargo hay del resto de los municipios así como de otros estados como Guanajuato y Jalisco. Actualmente sólo en la Ciudad de México, Michoacán y Nayarit este cambio está permitido y garantizado por ley.

A pesar de la evidente necesidad la actual legislatura advirtió que no pasará al pleno la modificación a la Ley que permita el cambio de identidad de género ni el matrimonio igualitario, sin embargo Muñoz afirmó que algunos candidatos al Congreso Local se han contactado con las asociaciones que promueven estas reformas.

Según la coordinadora, la mayoría de las personas que han decidido cambiar su identidad de género rondan entre los 18 y los 45 años pero también hay menores de edad que desean realizar este proceso para lo cual se requiere acompañamiento y autorización de sus padres. En Aguascalientes ha procedido un caso de una joven de 17 años.

Britany Aguilera Flores trabaja como operaria en una fábrica textil y dijo sentirse aliviada de lograr su cambio de género y nombre, ya que estaba incómoda de ser llamada como varón a pesar de su imagen femenina, situación que le llegó a molestar de manera particular al intentar entrar a los baños para mujeres, sin embargo no intentó hacer nada al respecto al desconocer que existía en Aguascalientes la oportunidad de hacerlo.

Julisa Ramírez de la Cruz, quien actualmente se desempeña como agente telefónica bilingüe, afirmó que fue complicado para ella aplicar por un trabajo como mujer pero tener que presentar papeles de varón lo cual le costó numerosas oportunidades laborales; a diferencia de Britany, ella sí sabía sobre la posibilidad de este proceso, sin embargo, no tenía la posibilidad económica, “Sí sabía que se podía intentar hacer el registro aquí en Aguascalientes, pero que no era garantizado y que era muy costoso y lamentablemente por la economía yo pensé que nunca lo iba a hacer”.

The Author

Carlos Olvera Zurita

Carlos Olvera Zurita

Nada, sólo 28 años de vida. Reportero en La Jornada Aguascalientes.

No Comment

¡Participa!