Cultura

Entregarán decálogo de innovación social a candidatos presidenciales

  • Llaman expertos a enfocar la generación de nuevos productos, procesos y servicios a la solución de problemas de interés público, donde el valor generado se distribuya en la sociedad

 

En la Semana de la Innovación Social en la Ciudad de México, organizada por Capital SINNIX del 12 al 16 de marzo, se trabajó por llegar a un decálogo de innovación que sería entregado a los representantes de los candidatos a la Presidencia de México.

Alfredo Camhaji Samra, asesor del coordinador general del Foro Consultivo Científico y Tecnológico, presentó en la Semana el primer acercamiento al decálogo de innovación social, perfeccionado a lo largo de los días por los participantes en el evento.

___


___

Entre los argumentos expuestos por Camhaji Samra, para que los candidatos presidenciales contemplen a la innovación social como una prioridad en su agenda aparecen los siguientes:

“El informe OXFAM reveló en 2014 que 85 personas poseían la misma riqueza que la mitad de la población mundial. En el caso de México, siendo la economía número 14 del mundo, tenía más de 53 millones de pobres. Actualmente, el Producto Interno Bruto (PIB) per capita ha crecido menos del 1 por ciento anual, mientras que la fortuna de los 16 mexicanos más ricos se ha quintuplicado, lo que evidencia una muy mala distribución de la riqueza.

“Por ser el quinto país más biodiverso del mundo, con 70 por ciento de variedad de especies, México presenta una alta vulnerabilidad al cambio climático. De hecho, en los últimos 30 años se han perdido 40 por ciento de las especies animales, y más de un cuarto de la flora y fauna del país se encuentra en peligro de extinción”, expuso Camhaji.

Por otra parte, Ciudad del Cabo, Sudáfrica se perfila como la primera ciudad en quedarse sin agua. Es preocupante, porque la Ciudad de México aparece octava en el ranking de estrés hídrico utilizado como referencia.

El conocimiento científico y la innovación tecnológica han traído consigo progreso y formas de entretenimiento nunca vistas. Al mismo tiempo las diferencias entre los ricos, la clase media y los pobres se han ampliado.

“Ante los retos ejemplificados y muchos más que tiene nuestro país, la innovación social debe estar presente como un nuevo paradigma de desarrollo para México, debe ser una ruta para la democracia y la participación, que fomente la economía, que apoye la transición ecológica y que permita enfrentar la transformación digital.

“La innovación social consiste en la generación de nuevos productos, procesos, servicios o modelos, con impactos cuantificables y enfocados a solucionar problemáticas de interés público y donde el valor generado se distribuye en la sociedad y la empodera”, explicó el asesor del coordinador general del Foro Consultivo.

Inclusive, las metas de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas conciben a la innovación social como una herramienta clave del desarrollo y una nueva perspectiva de aplicación del conocimiento en sintonía con el bien común.

La cuarta revolución industrial trae consigo numerosas implicaciones para el funcionamiento de la economía y enormes desafíos para la sociedad. Por ello, México necesita hacerles frente con innovación tecnológica, pero también es urgente aplicar el conocimiento con enfoque social a la solución de los grandes problemas nacionales y a los desafíos medio ambientales presentes y futuros.

El decálogo de innovación que fue entregado a los representantes de los candidatos presidenciales quedó integrado de la siguiente manera:

  1. Desarrollar políticas públicas que permitan la eficiencia de recursos desde una perspectiva de gobierno digital para dar seguimiento a temas de inversión en investigación y desarrollo en empresas, universidades y gobierno para tener un enfoque de eficiencia operacional.
  2. Generar incentivos adecuados para promover una cultura integradora del medio ambiente con base en el empleo de becas, actividades lúdicas, educativas y de difusión evaluados por un Foro Consultivo especializado en el tema.
  3. Generación de laboratorios ciudadanos para ocasionar trabajo vinculado entre la academia, gobierno e instituciones públicas que tengan por objetivo la alfabetización tecnológica de forma transversal.
  4. Campañas de comunicación que generen conciencia sobre el uso de plataformas digitales en la que de manera sencilla hagan conciencia en la sociedad sobre los pasos a seguir antes de compartir un contenido que pueda resultar desinformador o malicioso.
  5. Evaluación eficiente del impacto de programas con base en objetivos y tiempos en el que se involucren investigadores, ciudadanos (comunidades) y empresas.
  6. Hacer de la innovación social una prioridad estratégica del país para empoderar al ciudadano en más proyectos de la sociedad.
  7. Desarrollar las condiciones necesarias para ofrecer al emprendedor oportunidades para que su negocio prospere considerando los principios de una economía social de mercado.
  8. Reformular programas educativos desde nivel básico hasta superior para fomentar una responsabilidad social, con la ayuda de plataformas digitales, para tener una visión integradora.
  9. Realizar estudios diagnósticos para identificar necesidades particulares en cuanto a vinculación, empoderamiento, participación e involucramiento de sectores sociales vulnerables para su inclusión en temas de política pública y generación de confianza en instituciones públicas.
  10. Integrar conocimiento experto de universidades y ciudadanía para el rediseño de políticas públicas en cuanto planeación metropolitana y de movilidad desde las etapas de diseño, implementación y evaluación buscando siempre implementar nuevas tecnologías y eficientar el uso del espacio.

 

Con información del Foro Consultivo Científico y Tecnológico

The Author

Redacción

Redacción

No Comment

¡Participa!