Cultura

Para hacer cine se necesita fe, esperanza y güevos: Guillermo Del Toro

  • Si te quedas esperando a que lleguen los recursos, primero va a aparecer Kalimán, asegura el realizador
  • Confirma participación en documental sobre normalistas desaparecidos en Guerrero

Por Jorge Caballero / La Jornada

Con ánimo inusitado y dentro de las actividades del 33 Festival Internacional de Cine en Guadalajara (FICG), el galardonado director Guillermo del Toro inauguró la sala de la Cineteca que lleva su nombre y mostró a sus gemelitos, que por cierto, dijo, regalará a su papá.

En conferencia de prensa después de la primera de tres clases magistrales, aseguró: Este año la pasaré tranquilo; sólo haré entrevistas de varias semanas, al hilo, con Michael Mann, George Miller y Ridley Scott. La idea surgió de volver verbalizar el lenguaje audiovisual, el cine como forma narrativa. Cuando ves a un director entrevistar a otro, la discusión normalmente va más allá de la forma literaria; se enfoca en lo que realmente genera emoción, que es la imagen y el sonido.

Una incógnita que despejó Del Toro fue su participación como productor en el documental Ayotzinapa a paso de tortuga, que compite en el certamen jalisciense. Bertha Navarro y yo comenzamos inmediatamente a documentar; es un proyecto que ella ha llevado muy cerca, muy cuidadosamente, dijo.

Además, confirmó que la exposición Guillermo del Toro en casa con los monstruos visitará Guadalajara en marzo de 2019, en la edición 34 del FICG y se extenderá hasta julio en el Museo de las Artes, para después emigrar a Ciudad de México, donde estará seis meses más; aún estamos buscando el lugar idóneo para presentarla.

Del Toro enfatizó que a esa muestra, que se ha presentado en diferentes ciudades de Canadá y Estados Unidos, la recuraré porque quiero meter unas cosas de cómics mexicanos, pues la otra tiene muchos gringos.

El segundo anuncio que dio el cinerrealizador en la ciudad que se volcó para tributarlo, fue que gracias a su tutoría y a la fundación Jenkins se creará la beca internacional Jenkins-Del Toro, que estará dirigida para cursar estudios de cine en las más prestigiosas escuelas de cinematografía del mundo. Constará de 60 mil dólares, para todo lo que requiere un estudiante y tendrá una duración de cuatro años; también se entregará en el contexto del FICG.

Durante la inauguración respondió algunas preguntas a la prensa. La música es muy importante en mi caso porque representa la voz del personaje o la narración de la película, dijo, entre otras.

En la primera clase, Del Toro fue contundente con los jóvenes reunidos para escucharlo: “Sólo podemos depender de nosotros mismos; si llega todo lo demás, pues cuando suceda. Además, una base importantísima de la identidad nacional es la cultura, y esto se necesita reconocer, pero sin eso vamos a caer… Cuando llegamos a Hollywood, hace 20 años, Alejandro, Alfonso y yo no había nada.

“Recuerdo que cuando Guillermo Navarro buscó un agente para que lo representara como cinefotógrafo, le dijeron ‘¿Para qué quiero a un mexicano si ya tengo un jardinero?’ Cuando ganó el Óscar, le pregunté si le había llamado a ese representante”.

Agregó: “Para hacer cine se necesita fe, esperanza y güevos u ovarios, porque si te quedas esperando que lleguen los recursos, primero va a aparecer Kalimán”.

 

The Author

La Jornada

La Jornada

Noticias de La Jornada en su edición nacional.

No Comment

¡Participa!