Cultura

Jóvenes compositores crearán música para la edición XLVI del Festival Internacional Cervantino

  • Las composiciones se desarrollarán en el marco del programa Prácticas de Vuelo del Centro Mexicano para la Música y las Artes Sonoras (CMMAS)

 

El Programa de Fortalecimiento para Jóvenes Compositores en el Área de Música Electroacústica Prácticas de Vuelo, impulsado por el Centro Mexicano para la Música y las Artes Sonoras (CMMAS), en su edición 2018, llevará a cabo un programa especial en colaboración con el Festival Internacional Cervantino (FIC) para su próxima edición.

En entrevista, el director del CMMAS, Rodrigo Sigal Sefchovich, informó que los jóvenes compositores Itzam Zapata, Juan José Bárcenas, Vladimir Aranda, Erika Vega, Tania Rubio, y Andrés Nuño crearán obras que serán ejecutadas por intérpretes y ensambles de primer nivel en la llamada Fiesta del Espíritu.

El Centro Mexicano para la Música y las Artes Sonoras, localizado en la ciudad de Morelia, Michoacán, desde hace siete años trabaja de manera cercana con el Festival Internacional Cervantino, la colaboración en ese tiempo ha consistido en que becarios seleccionados por convocatoria realicen composiciones para un grupo en específico.

En 2017 Low Frequency Trio fue el encargado de estrenar las composiciones de ocho jóvenes creadores, que incluyeron componentes electrónicos (soporte fijo, electrónica en vivo o amplificación).

Este 2018 los compositores, invitados de manera directa por las instancias organizadoras por su visión innovadora del uso de las tecnologías y la música contemporánea trabajarán con diferentes ensambles o intérpretes.

“El objetivo es que en lugar de que haya un solo grupo o solista ejecutante, ahora se conecte a los becarios con ensambles internacionales y cada uno haga un vínculo más cercano y de largo aliento con ellos. La idea es que los compositores trabajen a lo largo del año”.

El programa Prácticas de Vuelo se ha caracterizado por ser un proyecto que fomenta la creación musical con nuevas tecnologías y propicia la existencia de espacios de alto nivel académico en los que jóvenes, que están iniciando su carrera como compositores, trabajen con artistas consagrados que guían su proceso de creación.

Del 2007 a la fecha, el CMMAS ha apoyado a más de 100 participantes que han trabajado de manera personalizada con artistas nacionales y extranjeros referentes en el ámbito mundial en música y nuevas tecnologías.

“Es un programa con más de once años que busca impulsar a jóvenes compositores mexicanos menores de 35 años de cualquier parte de la República Mexicana, no solamente a crear una obra única sino de trabajar a lo largo de varios meses, con el objetivo de presentarla en un festival o en un entorno profesional”, ahondó Rodrigo Sigal.

El compositor y gestor cultural describió a Prácticas de Vuelo como uno los programas más interesantes del CMMAS. “Nos hemos dado cuenta que becarios que estuvieron hace diez años y tuvieron la oportunidad de tocar en el Cervantino han producido proyectos posteriormente. Cuatro o cinco años después las generaciones han empezado a capitalizar lo que lograron a través de sus conexiones”.

El CMMAS apoyará a los jóvenes compositores en el proceso de creación de su obra poniendo a su disposición de manera gratuita los estudios, el apoyo del personal técnico, pero principalmente ayudará a crear vínculos con los artistas locales y redes entre compositores e intérpretes.

“Este año, las residencias empezarán en dos semanas con Tania Rubio. La dinámica consiste en que los compositores empiezan a mostrar sus obras y a trabajarlas hasta agosto, mes en que son entregadas a los ensambles. A mediados de agosto y septiembre trabajan con los ejecutantes a distancia y ya en octubre previo a la presentación en el Cervantino se hacen los ensayos”.

El programa Práctica de Vuelos contempla cinco líneas de trabajo: desarrollo profesional, creación, interpretación, registro y difusión.

Con información de la Secretaría de Cultura

The Author

Redacción

Redacción

No Comment

¡Participa!