PortadaSociedad y Justicia

La gente quiere ver sangre, lo que tenemos que dar son resultados: René Urrutia de la Vega

  • El fiscal saliente hace un balance de sus once meses de trabajo
  • Si no hay una rendición de cuentas real y efectiva, difícilmente se va a poder ejercer una autonomía plena del ministerio público
  • A mí lo que más me interesa como ministerio público es que en todos los casos donde pierda la vida una mujer, se aplique una perspectiva de género

_____

René Urrutia de la Vega asumió el cargo de Fiscal General en marzo de 2017, fue elegido por 25 votos, de inmediato el Consejo de Abogados anunció que prepararía un amparo contra su elección por inconsistencias en el proceso, y unos días después se echó para atrás dándole públicamente su voto de confianza y con la promesa de buscar modificar el procedimiento de elección. El fiscal inició su labor cargando una herencia de sospecha, con la necesidad de trabajar para limpiar su imagen y demostrar autonomía respecto del Ejecutivo estatal. Al inicio del año, una nueva polémica se desató cuando Urrutia de la Vega se declaró interesado en permanecer en el cargo, algunos diputados panistas le mostraron su apoyo e indicaron que buscarían la forma de “reelegirlo”, a lo que Paulo Martínez López, dirigente local de Acción Nacional respondió que a pesar de lo dicho por los diputados, no tenía derecho a reelegirse y que el PAN no se impulsaría ninguna reforma a las leyes para posibilitar su permanencia. A principios de año, el Congreso inició el procedimiento para elegir un relevo: se hicieron entrevistas, se seleccionó una quinteta que fue remitida al gobernador Martín Orozco Sandoval, para que devolviera una terna (Jesús Figueroa Ortega, Víctor Hugo Mercader Jurado y Raúl Fernando Romo López) de la que finalmente fue seleccionado, sin sorpresas, Jesús Figueroa.

___


___

A finales de febrero, Urrutia de la Vega presentó su informe final, destacó la profesionalización y certificación de la Policía Ministerial, la creación de protocolos de actuación en atención inmediata y de análisis de información, también aceptó los pendientes, como la autonomía de la Fiscalía y consolidar la operación del Sistema Penal Acusatorio. A su salida, aún no se sabe si se integrará al gabinete de Martín Orozco, nada se dijo ya de la posibilidad de quedarse como fiscal, René Urrutia prefirió no generar controversia:

“La postura nuestra no fue encontrar una manera ni de reelegirnos ni de buscar un recoveco político o jurídico para poder mantenernos, lo que sí encontramos fue que la designación que se hizo en mi nombramiento, en mi designación por parte de la legislatura, fue por seis años, esa es la postura, no voy a ahondar porque no me interesa mirar para atrás, respeto a Aguascalientes, a la ciudadanía de Aguascalientes, respeto a los poderes del Estado y a todas las instituciones, y respeto mucho a la propia Fiscalía, no voy a entrar en polémica, mi postura es muy clara en el sentido de que mi nombramiento fue por seis años. Nadie ha ofrecido un argumento que desvirtúe lo que yo he dicho, si existe qué bueno, pero nadie lo ha ofrecido, se basó este proceso en un dictamen de comisiones que se antepuso a la norma constitucional, lo respeto, si es lo mejor para Aguascalientes, encantado, yo vine a sumar, a ayudar, me ha resultado un honor, un privilegio estar al frente de la Fiscalía, y eso no voy a dejar de agradecerlo nunca, me voy contento, no satisfecho, porque creo que falta mucho por hacer; no quiero reelegirme ya, nunca me he querido reelegir porque esa figura no existe, aunque el texto de la Constitución, con todo respeto lo digo, creo que en una mala conceptualización de las cosas habla de la elección del fiscal, no existe el tema de la reelección, sería algo anticonstitucional pensar en una reelección”.

_____

En entrevista con La Jornada Aguascalientes, el fiscal saliente hace un balance de sus once meses de trabajo.

René Urrutia de la Vega (RUV): Yo quisiera centrarme en cómo dejamos, qué hicimos, qué logramos y qué retos hay todavía. Yo diría que hay algunos desafíos, ya se hizo un balance al principio, incluso, a seis meses hicimos un ejercicio de informar a la ciudadanía los avances que habíamos logrado en esos seis meses, como, eso sí, un corte intermedio, podríamos decirlo así, también con una clara visión de hacer un ejercicio de rendición de cuentas, que me parece que es algo fundamental. Yo creo que es una de las piedras angulares sobre las que debe de versar todo el tema de la autonomía del ministerio público y creo que si no hay una rendición de cuentas real y efectiva, difícilmente se va a poder ejercer una autonomía plena que permita los fines de la autonomía del ministerio público. Se hizo un proyecto de lo que tenía que ver con darle a la Fiscalía, al ministerio público, el soporte estructural, orgánico, que le hacía falta, porque, pues, sin decir de lo que no había, lo que sí hay ahora es un módulo de atención inmediata, disminuimos un tiempo de espera de más de dos horas promedio para presentar una denuncia, a entre siete y diez minutos en el 85% de los casos de las personas que llegan de primer contacto a la Fiscalía. Pusimos agencias del ministerio público en todos los municipios del estado, había solamente en cinco municipios cuando llegamos, ahora hay cuando menos un agente del ministerio público en los once municipios; estoy hablando de lo que hizo un equipo de trabajo, no de lo que hizo una persona, eso me da la posibilidad de poder decirles que se hicieron cosas muy positivas y que hay cosas todavía que se deben perfeccionar, consolidar, y que tienen que realizarse proyectos que todavía están haciendo falta porque necesitábamos, y eso es lo que creo que logramos hacer, si no totalmente de manera muy adecuada para el tiempo que tuvimos.

Uno de los factores principales que normaron nuestro proyecto desde el principio fue precisamente darle a la Fiscalía ese andamiaje institucional que necesitaba para seguir creciendo en todo un modelo de procuración de justicia, todo un modelo de investigación profesional, científica e inteligente que permita dar los resultados en el esclarecimiento de los casos de los delitos que son denunciados o de los delitos que son investigados por la Fiscalía. Creamos una unidad de análisis de información que tiene una estructura ya muy definida, muy clara, se capacitó a las personas que la integran y ya estamos empezando a generar análisis de información que tiene que ver con temas de investigación en inteligencia, que esa es una parte fundamental, falta mucho por hacer en ese rubro, pero ya se inició, ya se dejaron las bases sólidas, ya se dejó ahí algo importante para seguir avanzando en la escala de inteligencia que tiene que ver con la investigación inteligente, valga la redundancia, del delito, de la mano de la investigación científica y profesional, y que tiene que ver también con un tema de la generación de inteligencia que permita la toma de decisiones y que tiene que ver con un tema de la toma de decisiones a partir de una política pública en materia de investigación criminal, una política pública que se coordine y que se complemente con la política pública en materia de seguridad pública, es decir, política criminal, hacer estudios y recabar la información, procesarla, aprovecharla, precisamente para que podamos generar políticas públicas que permitan avanzar realmente en el tema de los delitos, en el tema de la violencia, en el tema de la delincuencia.

Edilberto Aldán (EA): Quiero saber sobre la relación de la Fiscalía con derechos humanos, la coordinación con la Secretaría de Seguridad Pública estatal y municipal, pero uno tema que se toca mucho en Aguascalientes es la violación de derechos humanos, siempre se le acusa al procurador, ahora al fiscal, del tema de tortura; de la violación de derechos humanos cuando las instituciones comparten información, lo que ustedes llaman inteligencia y no queda muy claro a qué se refiere, ¿qué es inteligencia para la Fiscalía, desde una Fiscalía autónoma?, ¿cómo es la relación con la Secretaría de Seguridad Pública estatal y municipal?, ¿cómo se comparten estos datos?

RUV: Bien. En el tema de inteligencia, simplemente decir de manera muy sencilla que es la obtención de información, la recopilación de información de muy diversas fuentes, información ahora en la era de las redes, en la era de la información, por decirlo así, una cantidad impresionante que hay en todos lados, fundamentalmente en redes, en redes globales, entonces, la inteligencia es la recopilación de la información, el procesamiento de la información, el análisis de la misma y el aprovechamiento para la toma de decisiones y para el esclarecimiento de casos. Fundamentalmente es el ciclo de la inteligencia que debemos llevar a cabo. Obviamente esto tiene que ir de la mano, o tiene que estar complementado y vinculado, yo diría más bien, articulado con las demás formas de investigación que se tienen, por eso yo hablo de una investigación profesional, por parte de la policía, de una investigación científica por parte de servicios de investigación pericial, y de una investigación inteligente por parte del análisis de información, esto se tiene que conjuntar, esto tiene que darnos un producto muy avanzado, con procesos muy claros, previamente y claramente establecidos de cómo se tiene que aprovechar la información, el insumo fundamental de una investigación es la información, y hay diversas formas de procesarlas, de obtenerla, de procesarla y de aprovecharla. Una es la investigación de campo, que realiza la policía ministerial, fundamentalmente, otra es la investigación científica, que realiza los servicios periciales, que es todo esto que tiene que ver con el aprovechamiento de la ciencia al servicio de la investigación, genética, química, de queiloscópica, microscópica, criminalística, etc., y otra es la inteligencia, aprovechar todo esto, ordenarlo, generar líneas de investigación, generar productos de investigación que permitan anticiparse a fenómenos, eso es la inteligencia, y por supuesto que también permitan esclarecer eventos, con toda la integración y el procesamiento de toda esta información, por un lado.

La relación con derechos humanos siempre fue muy positiva desde el principio, las primeras entrevistas con autoridades y con instituciones en Aguascalientes fue con derechos humanos, acudí a la Comisión Estatal de Derechos Humanos con el anterior ombudsman, Martín Jáuregui. El maestro Martín Jáuregui, una extraordinaria relación, comunicación, hablamos muchas veces, generamos muchas comunicaciones que nos permitieron articular los esfuerzos, yo siempre he dicho y sostuve desde el principio y desde antes, que se puede procurar justicia respetando a los derechos humanos, definitivamente se puede y lo hemos demostrado, tenemos que avanzar mucho en eso. Nada más haría una acotación, se ha hablado mucho de tortura pero de este fiscal no se puede hablar de tortura, porque nunca ejercimos una investigación con esas líneas. Puede haber personas que todavía no entiendan que la investigación se tiene que hacer de manera profesional, científica e inteligente y que no es necesaria la utilización de ningún otro método fuera de la ley, puede haberlos y pudo haberlos durante mi gestión, ¿por qué no?, porque finalmente hay gente que viene de mucho tiempo antes y que no logra entender esto y que es un trabajo y un proceso muy fuerte, no corto, no inmediato, es un proceso de profesionalización, capacitación, de exigencia, de supervisión, de vigilancia para que esto se erradique en lo absoluto, no sé de otros, pero de este fiscal no se puede hablar de tortura y eso lo puedo decir con toda franqueza. Redujimos sensiblemente las quejas en contra de la Fiscalía, de la Policía ministerial y de los ministerios públicos por temas de derechos humanos, las cifras que se dieron al terminar la gestión del anterior ombudsman eran cifras de años anteriores, no eran las cifras del 2017, nada más lo pongo así sobre la mesa y decir que siempre trabajamos con un fortalecimiento muy claro, muy sincero, muy franco, en este tema de investigación con respeto a los derechos humanos y que espero y creo que así va a seguir siendo, esa es la inercia que tiene que seguir.

Con la Secretaría de Seguridad Pública estatal, la mejor coordinación, no dicho por mí, recojo lo que ha dicho por parte de la gente que ha estado aquí en otros tiempos, yo me separé de Aguascalientes por el trabajo, pero siempre estuve atento, pero dicho por otras personas, hace mucho que no se había tenido una coordinación tan estrecha y tan franca entre la Fiscalía o la Procuraduría de justicia y la Secretaría de Seguridad Pública, trabajamos prácticamente todos nuestros operativos, prácticamente todos nuestros cateos, los trabajamos junto con la Policía estatal, hubo un intercambio de información y una comunicación totalmente abierta, totalmente clara, totalmente franca en materia, por ejemplo, de investigación de inteligencia, también las investigaciones de inteligencia y siempre compartimos la información y la pusimos sobre la mesa ambas instituciones, entonces ahí están los resultados, los hemos anunciado, hemos generado un sinfín de comunicados juntos en donde hemos anunciado los resultados de investigaciones, los resultados de cateos, los resultados de operaciones conjuntas, lo hicimos de una manera muy convencida y muy clara en el sentido en que teníamos que articular los esfuerzos, tuvimos todo el respaldo de Gobierno del Estado, toda la cooperación de la Secretaría de Seguridad Pública, la mejor comunicación entre titulares y entre nuestros equipos de trabajo, con sus bemoles y con sus vicisitudes que siempre se dan y que siempre resolvimos de la mejor manera y de manera oportuna. Con la Secretaría de Seguridad Pública Municipal también hemos tenido una buena comunicación, hemos tenido un trabajo muy articulado, no de la misma manera que con la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, pero sí también muy abiertos y muy francos, con el anterior secretario y con el que está actualmente, tuvimos la mejor coordinación y así va a seguir siendo, y con todas las instancias del Grupo de Coordinación Aguascalientes. Tengo que decir que no nada más son estas dependencias con quienes se vincula el trabajo de la Fiscalía o del ministerio público, sino que son instancias de carácter estatal, federal y municipal, no todas son operativas, no todas son Policías, no todas son, hay instancias que tienen que ver, por ejemplo, el Instituto Nacional de Inmigración, la Procuraduría General de la República, la Policía Federal, con quien también tuvimos una extraordinaria relación, que también nos apoyaron mucho en materia de operación, con la Secretaría de la Defensa Nacional, con la XIV Zona Militar, donde también tuvimos una extraordinaria comunicación, una forma muy clara y muy franca de compartirnos información, sabemos cómo es una institución tan importante, tan respetada como el Ejército, que además cuida mucho sus métodos y sus formas, y con ellos tuvimos la mejor relación en las dos vías, de ida y vuelta, entonces se pudieron conjuntar muchas cosas y se van a seguir conjuntando, estoy seguro que eso se va a quedar para continuar, para dar seguimiento, que se van a seguir dando muy buenos resultados con todas las instancias, con la Secretaría General de Gobierno, con los municipios, con todas las instancias hemos tenido un apoyo…

EA: Para lograr toda esta coordinación, qué le funcionaría muchos más a la Fiscalía autónoma, un Mando Mixto, un Mando Único, ¿qué tipo de mando policial le funciona para esta coordinación a una Fiscalía?

RUV: Se tiene que trabajar con lo que hay. Para mi gusto, ha funcionado con lo que tenemos pero también tengo que decirlo de una manera muy clara, yo no estoy totalmente convencido del Mando Mixto ni del Mando Único, en el modelo que hasta ahora se ha ejercido no ha funcionado, la evaluación de resultados no nos alcanza para decir que esos modelos de trabajo operativo entre instituciones de seguridad pública han funcionado, lo digo con mucho respeto, lo digo haciendo una clara acotación que el tema de seguridad pública lo dejo en las instancias de seguridad pública, que el tema nuestro es el tema de la procuración de justicia, y esa parte es en la que yo opino, para ese tema, lo tengo que decir con mucha claridad, no es un modelo con el que yo en lo personal esté de acuerdo, lo respeto mucho pero yo no he visto que la evaluación de resultados nos alcance para decir que es un modelo exitoso, que es modelo que da resultado, que es un modelo que hay que incentivar y hay que seguir manteniendo. Yo no lo creo así, yo creo que tienen que revisar otros modelos, que se tienen que revisar cosas distintas, maneras distintas de hacer las cosas, porque yo siempre me voy con la evaluación de resultados, para mí no hay mayor punto de referencia o mejor punto de referencia que los resultados. Y si hacemos esa evaluación y si la ponemos en la mesa y decimos que es lo que ha pasado, yo no encuentro resultado suficiente, no digo que no se ha hecho nada, no digo que no sirva de nada, hay que ser claros, ha ayudado, creo que pudiera ser mejor que lo que se tenía, puede ser, pero en términos reales, la evaluación de resultados, el análisis de lo que se pretendía o lo que se pretende con el modelo de Mando Mixto o Mando Único contra lo que se ha logrado, me parece que no nos alcanza y tenemos que pensar en nuevas formas, tenemos que pensar en soluciones distintas, estrategias distintas, para tener resultados distintos, porque nos hacen falta.

EA: Uno de los logros anunciados, por decirlo así, es la reducción de la reincidencia delictiva en los delitos del fuero común y además con datos nacionales, entonces señalaba que en los últimos meses del año había una reducción constante, sin embargo, tengo la impresión que no hay coordinación, dónde está la Fiscalía, el Ejército, el Gobierno Federal, y hace a un lado a las autoridades municipales, a las policiacas, y da la impresión de que no hay confianza en los cuerpos policiacos más cercanos a la ciudadanía, ¿se hizo a un lado a la Policía municipal?

RUV: No, definitivamente. Yo siempre he visto que en el Grupo de Coordinación estaba incluida la del municipio de Aguascalientes, por ser el municipio de mayor peso demográfico, de mayor peso operativo, están incluidos todos, hemos hecho o se hicieron y estoy seguro de que se seguirán haciendo reuniones del Grupo Coordinación Aguascalientes en otros municipios, hay una inclusión muy clara, no tengo la sensación de que se haga una exclusión de las autoridades municipales, en lo absoluto, así lo diría yo, te lo respeto mucho, las lecturas y las opiniones y además de lo que se hayan dicho en ese sentido, yo creo que no es por ahí, yo nunca vi una exclusión de absolutamente ninguna autoridad, de ninguna institución, de ningún nivel de gobierno, más bien lo que vi fue un liderazgo que trató de conjuntar, y que sigue tratando de conjuntar los esfuerzos de todos en una misma orientación y con un mismo objetivo, con una misma estrategia, que se hicieron revisiones de resultados, de estadísticas, en números, pero también de estrategias y de resultados para efecto de ver cuál es la mejor forma de continuar trabajando para que a Aguascalientes le vaya cada vez mejor en materia de seguridad. Lo que hicimos en la Fiscalía fue trabajar con mucha honestidad con la gente. Lo que hicimos prácticamente a dos meses de haber llegado a la titularidad de la Fiscalía fue desaparecer los reportes de noticia criminal que era un rubro en el que yo siempre he dicho que se engañó a la gente, diciéndole que se hizo una denuncia cuando era algo que se iba al cajón y fueron miles de reportes de noticias criminal y representó un alto porcentaje, se eliminó y a partir de ese momento se iniciaron las carpetas de investigación, por absolutamente todas las denuncias que se presentaban, utilizando los mecanismos sí de la ley del Código de Procedimientos Penales de manera muy responsable, muy objetiva y muy clara, porque a veces ejercemos las facultades que tenemos de investigar, cuando la ley lo permite, generamos la posibilidad de aplicar criterios de oportunidad que es otra forma en la que la autoridad investigadora dice esto no lo tengo que investigar, esta es una situación menor, esta es otra cuestión de otro tipo, que no es necesario echar a andar, entonces hacemos uso de los mecanismos alternativos en resolución de controversias en materia penal, la justicia restaurativa, los convenios, los acuerdos conciliatorios y en todo esta baraja de soluciones anticipadas y alternas que ofrece el Sistema Penal Acusatorio, pero nunca recibimos una denuncia y la mandamos al cajón, eso hizo que se elevara muchísimo el número de denuncias recibidas, iniciadas, no de denuncias recibidas, de carpetas iniciadas, pero fue ese ejercicio en el que se eliminó esto. Luego iniciamos carpetas en todos los casos en donde se aplicaron mecanismos alternativos de solución de controversias, conciliaciones, antes no se iniciaban las carpetas como lo marca la ley, entonces sólo se hacía un procedimiento de mediación, eso está prohibido, eso no está permitido por la ley, de acuerdo al principio de legalidad tenemos que hacer sólo lo que la ley nos mandata solamente, no podemos hacer otra cosa, y así lo estamos haciendo, entonces se elevó el número de carpetas iniciadas aun cuando el asunto se fuera a mediación o de conciliación.

Además, se pusieron los agentes del ministerio público en todos los municipios del estado y eso nos elevó mucho el número de denuncias y el número de carpetas en consecuencia, porque había municipios en los que la gente, cuando propusimos poner un agente del MP nos dijo, pero al mes se reciben cuatro denuncias, sí, pero ahora que hay un agente se reciben 20, es decir antes no denunciaban porque tenían que venir a Aguascalientes, aunque las instancias están cercanas en el estado, para mucha gente representa un grave problema trasladarse para denunciar algo que pudiera no redituarle suficientemente o porque de plano no puede; se elevó el número de carpetas en seis municipios, y finalmente decir que se mejoró mucho el modelo de atención para recibir la denuncia, eso también generó confianza, que todavía se está trabajando en eso y siempre se debe seguir trabajando en eso, porque falta mucho, todo esto hizo que se disparara la incidencia delictiva, que en realidad es incidencia denunciativa, la incidencia delictiva no se mide por el número de delitos que se comenten, se mide por el número de delitos que se denuncian, y es un análisis frío que sólo mide el número de denuncias y carpetas iniciadas, insisto, no mide la realidad del delito, hablamos, lo hemos hecho durante muchos años en el país, no solamente en Aguascalientes, de una cifra negra, ¿cuántos delitos en realidad no se denuncian?, para abatir esa cifra negra se tiene que lograr que se denuncie más, en Aguascalientes, cuando logramos que se denunciara más, qué nos pasó el año pasado, resulta que fue negativo porque se disparó la llamada incidencia delictiva, no se medía el delito, se medía la denuncia y ese análisis es el que nos ha costado tanto trabajo entender, creo que ya está permeando, ya las demás autoridades del estado lo están señalando porque ya se dieron cuenta que es real, porque lo demostramos, porque sí tenemos una metodología para demostrarlo.

En materia de información y de sistemas de información, no había nada en la Fiscalía, lo digo con todo respeto y responsabilidad, pero ahí están los hechos documentados, lo que teníamos no nos decía nada, hoy ya tenemos sistemas, hoy ya tenemos formas de medición real de la estadística, de la incidencia, de los delitos, de dónde se cometen, cuándo se denuncian, en qué horarios, en qué partes de la ciudad, mapeos delictivos, para hacer todos estos análisis que nos permitan hacer la mejores decisiones en materia de combate a la criminalidad y de combate a la impunidad, gracias a esto pudimos demostrar a todas las autoridades y la sociedad, que no incrementó el delito, que incrementó la denuncia, yo nada más lo pongo sobre la mesa en esos términos, si verdaderamente el delito hubiera incrementado en esa proporción se hubiera sentido un caos en la ciudad, en el estado, se hubiera percibido inmediatamente. No minimizamos que tenemos problemas, no minimizamos que hay un grave problema, fundamentalmente, en materia de robos, robos a casa habitación, robo a comercio, robo a transeúntes, a cuentahabientes, diversos tipos de robo, robo de ganado, por ejemplo, que vamos a generar antes de terminar nuestra gestión vamos a establecer la unidad especializada en robo de ganado…

EA: No una Fiscalía, una unidad especializada

RUV: Unidad especializada, ese es el modelo que estamos siguiendo en la Fiscalía, que no proliferen las fiscalías, que no son malas, son muy buenas, es lo mismo, creo que es un tema conceptual, lo que tenemos que hacer son unidades especializadas, porque pretendemos emprender un modelo de trabajo en unidad, donde el ministerio público, su personal administrativo, su policía ministerial, sus peritos y sus analistas de información sean uno, trabajen juntos, en el mismo lugar, de la misma forma, y no cada quien por su lado con información epistolar y de oficio, sino que sea una unidad, por eso no queremos hablar de fiscalías en todos los casos, sino de modelos de trabajo de unidades especializadas de investigación.

EA: Hay fiscalías que no tienen agentes, no hay personal capacitado, estoy pensando en la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales y en el reto del fiscal anticorrupción

RUV: El fiscal electoral es una fiscalía que su estructura es muy pequeña, muy reducida, acorde precisamente a las necesidades operativas que tiene esa Fiscalía, estamos en una revisión de resultados, del trabajo que se hace en esa Fiscalía, creo que para el volumen de asuntos que se tuvieron durante el año tiene la suficiente estructura y personal: un fiscal electoral con su personal de apoyo, con el apoyo de los órganos auxiliares que necesita para sacar adelante sus investigaciones, hay que ver la naturaleza de las investigaciones que se llevan a cabo ahí, ese fiscal durante todo el año procesó, integró un número no superior a las 27 carpetas, durante todo el año, de esta manera pongo sobre la mesa la conveniencia de la estructura que tiene, suficiente para que una persona con su personal, pueda realizar su trabajo, aparte de él, los ministerios públicos que menos trabajo tienen no integraron durante todo el año menos de 600 averiguaciones o carpetas, no menos y de ahí hacia arriba, creo que no es mala la estructura, ahora en este proceso electoral se tiene que revisar la estructura, por supuesto, claro, se tiene que atender, vamos a ver cuál es el comportamiento del incremento de las denuncias y los expedientes que se tienen que llevar ahí, y con base en ello darle el recurso necesario, porque además es una materia en la que nos interesa mucho a la gente que se resuelvan las cosas, estoy seguro que el fiscal asignado lo hará también porque el interés de la sociedad en ello.

El fiscal anticorrupción tiene una estructura diferente, se ha dotado se ha apoyado, sin más recursos, sin más plazas, hemos jalado la cobija estratégicamente, hemos buscado la manera de apoyar el trabajo que se realiza en la Fiscalía, tiene un cúmulo de trabajo ya definido, se va a seguir incrementando, hay avances significativos que se dieron antes de la llegada del fiscal anticorrupción y que se están generado con esa mejora en la estrategia de investigación de los delitos cometidos por servidores públicos o particulares en materia de corrupción, qué hace el fiscal anticorrupción, investiga, es un agente del ministerio público, es una estructura también dentro de la Fiscalía que no hace nada diferente a los demás, investiga algo muy especializado que tiene que ver con esto: cuál es el uso y aprovechamiento de los recursos públicos por parte de los funcionarios públicos y qué involucramiento tiene con los particulares, cuándo un servidor público ha incumplido con sus deberes en cualquier materia y cualquier rubro que entre en el marco del derecho penal, que una conducta se encuadre por parte de un servidor público o un particular dentro de los tipos penales que tienen que ver con este rubro y que se vincula con temas de corrupción, estamos a nada de que empecemos a generar esos resultados, y no quiere decir que no hayamos trabajado, que hay que tener mucho cuidado con esa evaluación, se ha trabajado y se sigue trabajando, la gente quiere ver sangre, lo digo con todo respeto, lo que tenemos que dar son resultados, la gente quiere ver que rueden cabezas de quienes han cometido un delito, y sí, se darán resultados, pero es un tema en el que las cosas no se hacen al vapor, no se hacen con prisas, en donde no nos interesa trabajar rápido, nos interesa trabajar bien, nos interesan los resultados sólidos, de qué nos sirve lo que ha venido pasando en años anteriores, dar un resultado rápido en corto plazo pero sin solidez, y a final de cuentas en una apelación o en un amparo, el asunto se nos cae.

EA: La definición de corrupción, ¿cómo tiene que trabajar el fiscal anticorrupción?

RUV: Es un tema muy claro, un trabajo profesional, un trabajo basado en una competencia técnica, un trabajo que se realice ejerciendo una autonomía real, una autonomía que no puede ser entendida como un divorcio de las instancias de poder, de instituciones, de dependencias, no es divorcio, para ejercer la autonomía no nos tenemos que separar, lo estamos mal entendiendo, la autonomía del fiscal anticorrupción para que dé resultados objetivos, tiene que ver mucho con la vinculación de esfuerzos, con esta misma coordinación que se exige, con las policías, estatales, municipales, en materia operativa, de dónde viene la información que nos da sustento en materia penal para poder decir que hay una responsabilidad y acudir ante los tribunales para iniciar un procedimiento, de otras instancias, de auditorías, de revisiones, de vigilancias, del Congreso, de la Contraloría, de las contralorías de las dependencias, de donde se detecta esa utilización, por poner un ejemplo, la utilización inadecuada de los recursos, un aprovechamiento doloso de los recursos públicos, el gran tema, por supuesto que es, la definición de corrupción, no hay un delito en el código penal que diga estos son los delitos de corrupción, es un tema muy amplio que tiene que ver con la participación de servidores públicos y de particulares, por eso lo he vinculado desde el principio, en actividades públicas, en el mal uso o aprovechamiento de recurso, o de recursos económicos, presupuestales o de la propia función, o del propio cargo, eso es lo que tiene que ver en temas de corrupción, y en eso intervienen las dos partes, en muchos de los casos, aunque no en todos; y ahí es donde tenemos que cerrar la pinza para poder saber cuándo no nada más el servidor público cometió un acto de corrupción, sino que estuvo vinculado con la conducta de un particular.

EA: Entonces sólo trabajará con las denuncias que haga el Sistema Estatal Anticorrupción o las dependencias a través del Sistema. No veo un fiscal que decida mandar a sus agentes a investigar, la respuesta va a ser a partir de las denuncias.

RUV: A partir de las denuncias por un lado que presenten, como ha sucedido, las contralorías de las dependencias, la Contraloría del Estado, el Órgano de Fiscalización, todas estas instancias dedicadas a auditar, a vigilar los recursos y la función pública, pero también tiene facultades para iniciar de manera oficiosa las carpetas de investigación, en aquellos casos donde se tenga información, por cualquier medio, de que puede haber un acto de corrupción, sí se tiene la posibilidad, sin embargo, no es que la estructura y las facultades del fiscal anticorrupción sean las de andar buscando dónde hay corrupción, investigar lo que se denuncia, porque finalmente todo es a través de denuncia, cuando hay un delito que no requiere la querella formal de la persona afectada, el Ministerio Público tiene la facultad de iniciar la carpeta de manera oficiosa, la nota periodística, la llamada anónima, la comunicación por cualquier vía, insisto, incluso anónima, es tomada como una denuncia que nos permitiría iniciar una investigación por esa conducta.

EA: ¿Cambió la percepción que se tenía del fiscal?, sobre todo con las organizaciones de la sociedad civil, como fiscal le tocó la tipificación del feminicidio…

RUV: Como lo hicimos con toda la ciudadanía y con todos los sectores de la sociedad, con todas las asociaciones, organismos e instituciones en Aguascalientes, abrimos las puertas de la Fiscalía, creo que no puede ser de otra manera, la procuración de justicia, el ministerio público, no puede dejar de abrirse a la sociedad, finalmente para ellos trabajamos, todos los servidores públicos, finalmente la procuración de justicia no es para el gobierno, ni es para los servidores públicos, es para la sociedad, los beneficiarios naturales. Y yo lo digo a mi gente, nuestros jefes son la sociedad, es el usuario, el ciudadano, son nuestros verdaderos jefes, abrimos por ello las puertas de par en par de la fiscalía, y no fue una excepción las organizaciones de la sociedad civil, el Observatorio, Mujer Contemporánea, no quiero dejar de mencionar a ninguna… Tengo que agradecerles muchísimo, porque no solamente el mérito, que no es mérito, es una obligación que cumplimos con gusto, no es sólo una obligación de la Fiscalía, es igual o más grande de las propias organizaciones que acudieron a la convocatoria y que se sumaron al esfuerzo, la Fiscalía a partir de 2017 empezó formalmente, decididamente y de manera constante a conmemorar el Día Naranja cada 25 del mes, y de ahí se empezaron a sumar otras instituciones, ¿por qué lo menciono?, porque fue una de las herramientas que utilizamos en la Fiscalía para estar constantemente sumando los esfuerzos de la sociedad y de las organizaciones civiles. Creamos los seis protocolos que ya se dejan en la Fiscalía, publicados en el Periódico Oficial del Estado, sobre investigación con perspectiva de género, seis protocolos que fueron trabajado conjuntamente entre la Fiscalía y las organizaciones civiles, ellas los revisaron, se les dio a todos el proyecto, hicieron observaciones y todas las observaciones se acogieron, en Aguascalientes las organizaciones no solamente exigieron sino que participaron activamente, eso lo reconozco y hago caravana, a todas, sin excepción.

Siempre, incluso antes de tener los protocolos, investigamos con perspectiva de género, que se tipifique o no, que tiene que darse al final una clasificación jurídica preliminar, que se sentencie o no, porque eso es lo que vale, desde mi punto de vista, es muy positivo tener esa definición conceptual en un código penal, pero lo más importante es que se trabaje en la investigación con esa perspectiva, y en eso es en lo que nos ocupamos. Yo preguntaría, entonces si no es feminicidio, porque no todos los homicidios de mujeres son feminicidios, ¿no le aplico perspectiva de género?, entonces si no es feminicidio no me interesó de la misma manera por el homicidio de esa mujer, y lo voy a decir con mucho cuidado: no sé si es feminicidio, lo que sí sé es que es una mujer y como quiera que se tipifique, encuadre o no en el cuadro de feminicidio, para mí es una mujer y tengo que aplicar los protocolos y los procedimientos de perspectiva de género, eso es en lo que hemos estado trabajando. Al final, lo va a decidir un juez, si lo es, el juez va a clasificar en el momento oportuno y va a decir; perdóname, sí es feminicidio, ahí está la ley, esa es la fortaleza de la ley y de las instituciones, para que se aplique con independencia de que el ministerio público pueda tener un criterio o hasta un error; pero a mí lo que más me interesa como ministerio público es que en todos los casos donde pierda la vida una mujer se aplique una perspectiva de género.

The Author

Edilberto Aldán

Edilberto Aldán

Director editorial de La Jornada Aguascalientes
@aldan

No Comment

¡Participa!