Opinión

Stabat Mater / El banquete de los pordioseros

 

El Stabat Mater es uno de los más bellos himnos marianos que encontramos en la Iglesia Católica Romana, su autoría se atribuye al sacerdote franciscano Jacopone da Todi a quien se considera uno de los más fértiles poetas religiosos de las letras italianas de la Edad Media. En realidad hay dos Stabat Mater, uno que es el Speciosa que al traducirlo es “Estaba la madre preciosa…” que se refiere a la alegría de la Virgen por el nacimiento de Jesús, y el otro Stabat Mater, seguramente más conocido que nos habla del dolor de María que al pie de la cruz contemplaba a su Hijo muerto y que el texto inicia diciendo: “De pie la Madre dolorosa junto a la Cruz llorosa mientras pendía el Hijo…”.

En lo que a música se refiere, encontramos en el repertorio sacro una enorme cantidad de composiciones sobre el himno Stabat Mater, imposible citarlas todas, pero algunas de las más conocidas son, por ejemplo, la realizada por Luigi Boccherini, Antonio Vivaldi, Franz Joseph Haydn, los hermanos Domenico y Alessandro Scarlatti, Franz Liszt, Gioachino Rossini, Francis Poulenc, Arvo Pärt, Giovanni Pierluigi da Palestrina, Giovanni Battista Pergolesi, Antonin Dvorak o Krysztof Penderecki, la lista sigue, estos son apenas algunos de los más conocidos, y hay compositores que van desde el Medioevo, hasta nuestros días en el contexto de la música contemporánea.

___


___

Pretendo que este Banquete, además de tocar el tema del Stabat Mater, muy apropiado para escuchar en los próximos días santos, que sirva también como invitación para asistir al concierto que esta noche ofrece la Orquesta Sinfónica de Aguascalientes a las 20:00 horas en el Museo Espacio ubicado en el MECA (Macro Espacio para la Cultura y las Artes) en donde participarán, además de nuestra máxima entidad musical, el Coro Juvenil del Conservatorio de Celaya, la soprano Marcela Chacón, la mezzosoprano Carla López Speziale, el tenor Dante Alcalá y el barítono Jesús Suaste, el  director para este concierto es el titular de la Orquesta Sinfónica de Aguascalientes, el maestro, José Areán. Sin duda todos los involucrados en esta presentación son dueños de una técnica irreprochable y tienen la solvencia para encarar repertorios como el que se les ha encomendado que, por supuesto, es de primer nivel, sin embargo, quisiera hacer un apunte breve del barítono que nos acompañará, el maestro Jesús Suaste, te diré algo, lo considero el mejor barítono mexicano y su nombre debe ser motivo suficiente para asistir, en realidad no importaría en un momento dado, cuál sea el repertorio, basta con que él esté en el escenario. Ha cantado con mucha frecuencia en nuestra ciudad, entre algunas de sus presentaciones destacan la que tuvo en la ópera La traviata de Verdi, después se presentó como Marcello, el pintor, de la ópera la Bohème de Puccini con el que para mi gusto ha sido el mejor elenco de cantantes que se han presentado en Aguascalientes, Mimi fue representada por la soprano Silvia Rizo, Museta por la también soprano Lourdes Ambriz, Rodolfo, el poeta por el tenor Alfredo Portilla, quien por cierto venía de triunfar con esa mismo ópera en el Met de Nueva York siendo dirigido por Plácido Domingo; el filósofo Colin fue caracterizado por el bajo Rosendo Flores, la verdad difícilmente se podría reunir un mejor grupo de cantantes en México para la representación de una ópera. El director fue el maestro Enrique Barrios. Jesús Suaste también fue parte del elenco de la ópera de Giacomo Puccini, Madama Butterfly. Ha cantado un par de Novenas de Beethoven, estuvo presente en aquella histórica presentación de la Sinfonía No.8 de Mahler conocida como De los mil por el número de músicos que fueron convocados para el estreno de este monumento sinfónico. También cantó el Gloria de Puccini en Catedral. Recuerdo que también estuvo en el foso de la orquesta durante la representación de la ópera Rigoletto de Verdi, aquel maltrecho bufón sería representado por el barítono español Eduardo del Campo que padecía de una severa laringitis, así que el maestro Suaste fue convocado para estar ahí por si acaso la voz del maestro del Campo ya no daba para más.

El Stabat Mater de Antonin Dvorak es una obra sacra que surgió como consecuencia de una verdadera tragedia sufrida por el compositor, le muerte de sus tres hijos, primero Josefa, el 21 de septiembre de 1875, de hecho, recién nacida, lo que llevó a Dvorak a escribir esta obra para cuatro solistas, coro y piano. Dos años después, como consecuencia de la muerte consecutiva de sus otros dos hijos, hizo la orquestación dejándola como la conocemos actualmente y de la forma en la que  esta noche la escucharemos

Se trata de la primera obra sacra del compositor checo y se estrenó el 23 de diciembre de 1880, sin embargo, es muy probable que la mejor versión hecha en vida del compositor fue la realizada el 2 de abril de 1882 bajo la batuta del compositor, también checo, Leos Janacek.

Esta noche se presenta este monumento de la música sacra, el Stabat Mater de Dvorak, con la Orquesta Sinfónica de Aguascalientes, el Coro Juvenil del Conservatorio de Celaya y cuatro voces solistas ya comentadas anteriormente, la soprano Marcela Chacón, la mezzosoprano Carla López Speziale, el tenor Dante Alcalá y el barítono Jesús Suaste, dirigidos todos por el titular de nuestra Sinfónica, el maestro José Areán. El concierto es a las 8 de la noche en el Museo Espacio y al entrada es libre.

 

[email protected]

 

The Author

Rodolfo Popoca Perches

Rodolfo Popoca Perches

No Comment

¡Participa!