Opinión

Barco de Papel / Mareas Lejanas

Esta es la primera entrega de una colaboración semanal entre La Jornada Aguascalientes y Proyecto Habesha. Somos una iniciativa hidrocálida que trae estudiantes sirios a México para que puedan recibir educación universitaria. El lector podrá preguntarse, “¿Por qué sirios?” Las razones son las siguientes: Siria, antes un país próspero y estable, sufre las consecuencias de un cruento conflicto armado desde hace más de 7 años. Un país que tuviera un porcentaje de graduados universitarios más alto que Estados Unidos y más turismo que Australia en los años previos a la guerra se ha convertido en uno de los territorios más violentos del planeta. Una guerra librada principalmente por sirios en sus primeros años se ha convertido prácticamente en un el campo de experimentación bélica para una cantidad enorme de países, sin exceptuar a las potencias mundiales. La venta de armas, los bombardeos, la llegada de soldados de todo el mundo y las múltiples y cambiantes alianzas hacen que esta guerra parezca un sangriento laberinto sin salida para los civiles que se encuentran atrapados en el fuego cruzado.

En este contexto, estudiar es difícil, por decir poco.  Es por esta razón que un grupo de profesionales, diplomáticos y estudiantes mexicanos lanzamos Proyecto Habesha en 2015. Nuestra meta es traer a 30 estudiantes sirios a México, de los cuales ya tenemos 13 en el país. Los chicos pasan sus primer año en Aguascalientes, donde aprenden español, descubren la cultura mexicana y pasan por un proceso de orientación vocacional. Para hacer todo esto posible, se ha conformado un equipo multidisciplinario de profesionales que trabajan en las diversas áreas que son necesarias para que el Proyecto funcione. Cubriendo las labores de recaudación, comunicación, administración, redes sociales, finanzas, dirección, logística internacional y regularización académica, realizamos una serie de actividades que nos obligan a estar al tanto de la realidad nacional e internacional. Todos tenemos diversos orígenes y perspectivas, pero lo que nos une es la firme creencia en que la interculturalidad y el trabajo por los más vulnerables son parte de lo que hace falta para lograr un mundo mejor.  

En este sentido está pensado este espacio. Turnandonos la pluma semana con semana, las personas que hacemos Proyecto Habesha buscaremos brindar a los lectores de La Jornada Aguascalientes reflexiones de la política nacional y internacional que esten menos centradas en el poder y más en las personas. Hablaremos sobre países vecinos y lugares distantes, de fronteras propias y lejanas, y de acontecimientos que difícilmente se cubren en los medios mexicanos. Queremos llevar la discusión a pensar en nuestros otros-similares con los que compartimos el planeta, desmenuzando las narrativas prejuiciosas y heredadas que a veces parecen separarnos de quienes son en realidad nuestros iguales.

___


___

Tenemos la firme creencia en que voltear hacia afuera nos dará perspectiva para repensar nuestro país y sus realidades. No hace falta salir de México para encontrar lugares que parecen ser de otro planeta, ni personas con las que aparentemente no tenemos nada que ver. A veces, no hace falta más que manejar unos minutos por nuestra ciudad para ver personas que son parte de los flujos migratorios internacionales, de los cuales México es una pieza clave. Más de un haitiano que construyó los estadios del mundial de Brasil ha pasado por esta ciudad con el rugir del tren, sobre las mismas vías que le dieran vida a Aguascalientes hace más de un siglo.

Invito al lector que se haya encontrado con esta columna dominical a acompañarnos semana con semana a navegar sobre mareas lejanas para vislumbrar, desde la orilla de este barco de papel, un atisbo de lo que sucede lejos de nuestra realidad pero en nuestro mismo planeta; a veces del otro lado del mundo, a veces a la vuelta de la esquina.

The Author

José Eduardo Múzquiz

José Eduardo Múzquiz

No Comment

¡Participa!