Opinión

Elementario / La escuela de los opiliones

Agua: elemento conductor del mundo físico y el mundo espiritual. Líquido vital, tal como se expresa en ciertas obras para evitarse la molestia de escribir “agua”, que mantiene la solidez de los cuerpos. Recurso limitado cuyas apuestas por su desaparición son cada vez más reñidas. Un niño ciego en Estambul sabe exactamente cuándo se terminará el agua potable del mundo y no por eso ha parado de reír.

Cobalto: elemento radiactivo que salvó la vida de Diego Rivera en Rusia. Sus bocetos de la nueva humanidad contienen rastros de este elemento y quien los ha tocado, tiene sueños con explosiones de bombas de hidrógenos y el futuro del mundo.

Música: rastro de recuerdo y secuencia de esperanza.

___


___

Tortilla: gracias a cierta política nacional sin escrúpulos, la fórmula de la tortilla ha cambiado para contener el mínimo de nutrientes necesarios. Elemento esencial para mantener ardiente la jiribilla y el patriotismo; medidor infalible de la economía nacional. Los mexicanos, dicen, pueden alimentarse durante años con un kilo de tortillas porque el ingenio mexicano como ningún otro, de veras que no. Los frijoles, los chiles y el agua de limón son un capricho, pero uno económico, y bien vale la pena echarse el albañilazo. En sus taquerías se encuentra la alquimia de la tortilla en su máxima expresión.

Macho: portento ecuménico que protege a sus inferiores de los mamuts y los dientes de sable. Un átomo de macho basta para salvar a una ciudad de la ruina.

Fuego: elemento de verdad y de ira. Existe independientemente de los deseos humanos. El crepitar de las llamas limpia y purifica las mentiras. Si uno echa a un político deshonesto a una hoguera, escuchará el largo discurso del fuego sonriente y en él recompondrá lo retorcido: dará los números verdaderos y las cuentas correctas. Asesino de árboles y de libros.

Pixel: átomo de un mundo iluminado, compuesto de ceros y de unos, cuya labor es comunicar un sólo color entre miles, millones de posibilidades. Medida que puede usarse para descubrir el poder adquisitivo del ingenuo que comparte sus memes.

Luz: (últimamente tengo una especie de fulgor bíblico [aunque no creo del todo] y empiezo a creer que la luz es creación; en ella está el secreto para manipular la realidad. Por ejemplo, ignorando la complicada posibilidad de que seamos un holograma proyectado del otro lado del universo, basta detenerse a pensar en cosas más sencillas como el proyector de un cine y cómo su explosión de luz nos abre las expectativas de un universo ajeno. Cuánto tiempo hemos ficcionado con la pantalla y el televisor como una puerta, pero no se detiene ahí: los ojos nos permiten ver la luz, los colores, lo que podemos interpretar como realidad. Constantemente estamos explorando otros lados gracias a la refracción. El segundo sol de Morel, los calabozos de Vagrant Story, los fuegos artificiales de los días santos; todos son una variante de la luz [si quisiera complicarlo más, diría que la luz es una frecuencia, igual que el sonido. Quizás en la luz y el sonido, ojos y orejas, elementos opuestos, está el secreto de nuestro lugar en el universo]. Los juegos de luz y sombras son capaces de engañar a cualquier persona en sus cinco y alterar su ánimo, su existencia, si no toda la vida, al menos hasta que termine el sueño o la pesadilla). Ficción inasible.

Chía: semilla ancestral que abandonó su lugar en el mundo como uno de sus elementos básicos simplemente porque se aburrió. Beber agua de limón con chía canaliza la pereza del dios jaguar y a veces, si está programado en la memoria genética del individuo, permite cantar como el cenzontle.

Aire: líquido transmisor de la música y el olor de los ríos. Cuando era joven, usaba céfiros para cargar a las doncellas y los héroes hacia su destino. Protector del minotauro y de los edificios imposibles, el aire como elemento ha ocultado sus propiedades fantásticas de los ojos incrédulos de los hombres y prefiere jugar cartas con la chía mientras en el mundo hace el mínimo esfuerzo de transportar el smog y los incendios.

Vacío: elemento creador de brutos y de bichos. Las moscas no son seres vivos, pero son vacío de alas y de voluntad, y buscan entender de qué está compuesta la luz, ficción inasible. No confundir con oscuridad.

Ladrillo: pequeñas piedritas que construyen casas en terrenos abandonados de un día a otro. Elemento noble, pero de fácil multiplicación, casi como una plaga. La tierra piensa que los ladrillos son un cáncer.

Tiempo: minúsculo grano de arena encerrado en una prisión de vidrio. El verdadero tiempo está resguardado en un templo de Estambul, protegido por un niño ciego que ríe. Lo que el hombre conoce como años, meses, días, horas, minutos y segundos en realidad es la nostalgia de haber acariciado alguna vez, como dioses, el tiempo verdadero.

The Author

Agustin Fest

Agustin Fest

No Comment

¡Participa!