Política

Prelados no pueden hacer política desde el púlpito

 

  • Las nuevas generaciones abonan a la construcción de la confianza en la democracia
  • Es favorable que se recurra cada vez más a los tribunales y las quejas de actores políticos no queden en un tema mediático

 

La democracia con jueces es reciente relativamente en nuestro país y la deliberación de los magistrados se da en función de las condiciones de que quien se agravia lo sepa demostrar; anteriormente los actores políticos en las ruedas de prensa denunciaban y ahí se quedaba el asunto y se quedaban además enojados porque no había respuesta, señaló el vocal ejecutivo estatal del Instituto Nacional Electoral, Ignacio Ruelas Olvera, por lo que es favorable que ahora la mayor parte de estas quejas se presenten ante los tribunales.

Recalcó que lo importante es que el actor sepa cómo lo va a hacer; si es una falta a la administración del proceso electoral, debe recurrir al Instituto Estatal Electoral o al Instituto Nacional Electoral, pero si es una falta de orden penal, tiene que recurrir a la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales; en la interpretación que hacen los magistrados en plena jurisdicción, tendrá la satisfacción de la justicia electoral. “No le veo mucha complicación, realmente no hemos tenido en Aguascalientes grandes controversias que nos permitan anunciar una experiencia desastrosa o una experiencia que no ha encontrado puerto final”.

Precisó que hay casos que se han canalizado tanto en el orden jurisprudencial del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, como de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales, sin embargo, con la reforma de 2014 se favoreció el que la autoridad administrativa del proceso electoral también tenga la facultad de realizar procedimientos sancionadores.

A fin de evitar en la medida de lo posible acusaciones sobre la actuación de los contrincantes, Ruelas Olvera indicó que se hace un llamado a la coherencia, a la lucidez de los discursos, al respeto al otro; en las campañas se espera que los aspirantes a un puesto de elección popular aborden la discusión de los temas que padecemos los mexicanos, con la intensidad, con la rispidez y la pasión necesaria de la política, bajo el único requisito de respetar al otro en su integridad humana; “eso es la pasión de una política que deja satisfechos a electores y gobernantes, una política de altura”.

Señaló que las generaciones últimas han puesto en una lucha generacional de orden cultural, con una fuerte corriente de civismo y de la información para tomar decisiones debidamente razonadas; por lo que confió en que será un ejercicio de construcción de la confianza que se deterioró en generaciones pasadas por no asumir un discurso que mostrara la verdad por más dolorosa que fuera.

Sobre la postura que ha asumido la Diócesis de Aguascalientes, de abrir la puerta a todos los candidatos que busquen ser escuchados, pero sólo como creyentes; el vocero del INE reiteró el llamado a los prelados con casulla a que respeten la vida política de México; recordó que la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos dice que hay una separación Iglesia-Estado; y si bien los sacerdotes son ciudadanos, simplemente están limitados a no ser votados, o podrán hacerlo siempre y cuando cuelguen el hábito.

Recalcó que la iglesia puede emitir todos los juicios que quiera y puede incidir en el gran debate nacional, en el gran conversatorio de la política del país, pero no desde el púlpito, y mucho menos aprovechando la investidura divina, que, consideró, se debe respetar porque es la creencia del pueblo; “no se vale burlarse de la fe de la gente para hacer proselitismo político desde el púlpito, fuera del púlpito pueden hacer lo que todo ciudadano puede hacer. Si los sacerdotes quieren hacer política que entren a las discusiones, pero en las discusiones civiles, no dentro de los templos”.

The Author

Staff

Staff

No Comment

¡Participa!