Opinión

Teatro Kabuki en Siria / Taktika

 

Colegio de Estudios Estratégicos y Geopolíticos de Aguascalientes, A.C.

 

___


___

Washington, D.C., Unión Americana. 14 de abril de 2018. Con el porte duro y penetrante, característico de un infante de marina, el director del Estado Mayor Conjunto, teniente general Kenneth F. McKenzie Jr., explica los detalles del ataque balístico contra el Centro de Investigación Científica en Barzah. El militar enfatiza que se golpeó el “núcleo” del programa de armas químico y, en un tono dramático, agrega: “Ellos perdieron mucho equipo. Perdieron mucho material”.

En otro lugar, el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, tuitea: “Un ataque perfectamente ejecutado el de anoche. Gracias a Francia y el Reino Unido… No pudimos haber tenido un mejor resultado. ¡Misión cumplida!”.

Lo que ni Trump ni McKenzie dicen es que la instalación arriba mencionada había sido revisada tres semanas antes del ataque por la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ), la cual declaró que no se estaban desarrollando, probando o produciendo armas biológicas o químicas ahí.

Las escenas arriba mencionadas sirven como introducción al presente artículo, el cual tiene por objetivo explicar por qué la reciente ofensiva balística lanzada por Francia, los EUA y el Reino Unido contra Siria es un teatro kabuki.

De acuerdo al diccionario Larousse, el kabuki es “un género teatral japonés en el que el diálogo alterna con partes salmodiadas o cantadas y con intermedios de ballet”. El kabuki es un teatro de escapismo caracterizado por: ser un drama delicado, la usanza de cosméticos elaborados en los histriones, y porque la tramoya se cambia a mitad de la obra.

El 13 de marzo próximo pasado el jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Rusia, Valeri Guerásimov, advirtió que los rebeldes sirios planeaban llevar a cabo un ataque con armas químicas contra civiles. El objetivo era inculpar al régimen sirio de Bachar al-Assad, para así provocar un ataque estadounidense.

Guerásimov indicó que si los estadounidenses atacaban y los rusos sufrían bajas, Moscú tomaría represalias contra los misiles y sus portadores. Ese mismo día, el militar ruso conversó con su contraparte estadounidense, Joseph Dunford, con quien acordó seguir en contacto. Finalmente, Guerásimov platicó vía telefónica con el comandante supremo de la Organización del Atlántico Norte (OTAN), general Curtis Scaparrotti.

Los siguiente días presenciaron varios acontecimientos: los dimes y diretes entre Rusia y el Reino Unido por el caso del envenenamiento del espía Serguéi Skripal; la reelección de Vladimir Putin; las expulsiones mutuas de diplomáticos entre Rusia y 23 países del llamado bloque occidental, debido al caso Skripal.

El punto culminante de la tensión ocurrió el 7 de abril de 2018, cuando los rebeldes sirios publicaron imágenes en sus cuentas sociales en donde se veía a decenas de civiles recibiendo un baño para mitigar los efectos de un presunto uso de armas químicas. Ni tardo ni perezoso, Donald Trump llamó al presidente sirio “animal” y fustigó a Irán y Rusia por apoyar al autócrata.

Inmediatamente, Trump conversó con su contraparte británica, Theresa May, y francesa, Emmanuel Macron, con quienes acordó responder con un ataque contra instalaciones ligadas al programa de armas químicas de Siria. Tras una semana de tensión, en la madrugada del 14 de abril, los aliados lanzaron ataques aéreos y balísticos contra blancos en Siria.

¿Por qué afirmar que el supuesto armas con armas químicas contra civiles en Douma y la posterior respuesta de los angloamericanos y los galos es un montaje tipo kabuki? Primero, el periodista británico Robert Fisk – nombrado dos veces el Periodista del Año, 7 veces ganador del Premio al Mejor Corresponsal Extranjero y colaborador de La Jornada– escribió un reportaje desde Douma, en donde, tras entrevistar a varios testigos del supuesto ataque con armas químicas, llega a las siguientes conclusiones: el video que horrorizó al mundo es genuino, pero los “pacientes no fueron superados por el gas sino por ausencia de oxígeno en los túneles y sótanos llenos de basura en los cuales ellos vivían, en una noche de viento y fuertes bombardeos que suscitó una tormenta de polvo”1.

Segundo, el reportero Pearson Sharp del canal de noticias en cable One America News, famoso por su postura conservadora, visitó Douma para encontrar evidencia de un ataque químico y no encontró rastros de tal acontecimiento2. Tercero, el vocalista de Pink Floyd, Roger Waters, afirmó, durante un concierto en Barcelona, que los Cascos Blancos, creación del militar británico James Le Mesurier, sólo “existían para crear propaganda para los yihadistas y terroristas”.

Finalmente, el vocero de las Fuerzas Armadas rusas, Ígor Konashénkov, reveló en una conferencia de prensa que las defensas anti-aéreas sirias habían derribado 71 de los 103 misiles tipo crucero disparados por los aliados occidentales.

El teatro kabuki escenificado lleva al escribano a reflexionar lo siguiente: Donald Trump, a diferencia de Vladimir Putin, carece de una estrategia en Siria, pues los ataques balísticos contra Siria no alteran el orden presente: Bachar al-Assad y sus aliados Irán y Rusia han ganado la guerra; Donald Trump utilizó la ofensiva para distraer la atención de su escándalo con la actriz porno Stormy Daniels, el cateo de la oficina de su abogado personal Michael Cohen, y la lucha abierta que libra contra el antiguo director del FBI James Comey; por último, por primera vez en tres cuartos de siglo la posibilidad de que las grandes potencias choquen de manera frontal es un evento real, aunque los militares estadounidenses y rusos evitarán, hasta donde sea posible, una confrontación directa.

Aide-Mémoire. Rusia ha decidido reducir su tenencia de bonos del Tesoro del Departamento de los Estados Unidos. Esto es una advertencia a Washington; El mandatario chino Xi Jinping anunció que crear una marina de guerra fuerte “nunca ha sido más urgente que ahora”.

 


  1. The search for truth in the rubble of Douma –and one doctor´s doubts over the chemical attack https://ind.pn/2HDETit
  2. OAN Investigation Finds No Evidence of Chemical Weapon Attack in Syria https://bit.ly/2H9Wmlu
  3. Briefing by Russian Defence Ministry oficial Major General Igor Konashenkov (April 16, 2018) https://bit.ly/2qDB1FV

 

The Author

Soren de Velasco Galván

Soren de Velasco Galván

No Comment

¡Participa!