Opinión

Deshojar la Margarita / Memoria de espejos rotos

 

Abre tu mente y piensa que no estoy lejos,

estando aquí no estoy, me engaña la razón.

___


___

Abre tu mente y sueña, sí…

Estando aquí no estoy. Santa Sabina

 

Margarita Zavala se “baja” de la contienda presidencial. Al momento de redactar esta columna, lo único trascendido en medios fue el adelanto del programa Tercer Grado, un clip de video en el que se invita a ver la emisión, con Margarita a cuadro hablando de su renuncia a la candidatura “para dejar en libertad” a los que apoyaron su proyecto. A las 13:30 horas de ayer, ni su cuenta de Twitter, ni su página oficial, tenían un pronunciamiento al respecto. Sin embargo, Joaquín López-Dóriga difundió en redes sociales la noticia mediante un video en el que juzgó como “Valiente” el árbol de toma de decisiones de Margarita, desde su salida del PAN hasta su pelea en la contienda.

A riesgo de comentar a botepronto, me permito ofrecer las siguientes viñetas de análisis sobre el suceso:

*Dos horas antes de que se hiciera pública la declinación, el último tuit de Zavala afirmaba el compromiso adquirido con Coparmex para apoyar el manifiesto de siete puntos que impulsa el sindicato de patrones. Esto habla de lo abrupto y poco planificado del contexto en el que se dio la declinación.

*En números duros, de acuerdo al Poll of Polls de Oraculus (actualizado al 16 de mayo) Margarita tenía un 4%. Este número (en el ideal irrealizable de que se traslade “corporativamente” a otro candidato) no ajusta ni para que Meade empareje a Anaya, ni -mucho menos- para que Anaya empareje a AMLO; es decir, su participación en las preferencias electorales es, en el mejor de los escenarios, una bicoca.

*Ese 4% dejaría de ser una bicoca si otros factores (entre los que no se cuenta la renuncia de Margarita) cerraran la contienda entre Anaya y AMLO; por ejemplo, los crecientes (y eventualmente malsanos pero no desmentidos) rumores sobre un precario estado de salud de Andrés Manuel, que podrían movilizar su voto volátil anti-PRI hacia Anaya, como fenómeno de voto útil.

*La declinación comenzó a preverse desde el pasado martes, cuando la propia Zavala declaró que tenía graves problemas para financiar su campaña, durante una reunión de consejeros de BBVA Bancomer, a la que Margarita estuvo invitada. Sin embargo, entre esa declaración y la divulgación de su renuncia a la contienda, todavía llevó una breve agenda como candidata.

*El 6 de mayo arrancó el proceso de impresión de boletas electorales: 93 millones de papeletas para los 300 consejos distritales del país. 2,080 toneladas de un costoso papel de seguridad, similar al usado en los billetes, quedan ahora como recurso dilapidado.

*Las reacciones de los candidatos ante la noticia (hacia las 14:00 horas de ayer) fueron: de Anaya, un tuit de reconocimiento a trayectoria de Zavala y su aportación al proceso electoral. De Meade, AMLO, y el Bronco, nada, al menos en las primeras horas de la noticia.

*¿Es posible que los votos que deja Margarita alimenten las preferencias electorales de Anaya? Sí, pero en un grado muy pequeño. Recordemos que Margarita representó al panismo rancio, al panismo calderonista, y al panismo de oposición al autoritarismo de Anaya. Ese panismo difícilmente regresará a apoyar a un candidato con el que -de origen- no se identifica. Sin embargo, en un porcentaje marginal, el voto volátil que se entusiasmó con ella podría ser captado por el frente, pero en un monto muy pequeño. Es más probable que el ánimo panista anti Anaya que queda damnificado tras la renuncia de Zavala beneficie en un 2 o 3 por ciento a Meade.

*Más que el impacto numérico, hay que atender al impacto mediático. Podremos calibrar éste en el próximo debate presidencial del 20 de mayo. Ahí el vacío que deja la candidatura de Zavala podrá ser mejor aquilatada.

De este modo, podemos comenzar el análisis del tema Zavala; un análisis que tampoco daría para mucho, como la propia candidatura.

 

[email protected] | @_alan_santacruz | /alan.santacruz.9

The Author

Alan Santacruz Farfán

Alan Santacruz Farfán

No Comment

¡Participa!