Opinión

¿Dónde están los urbanistas? / Agenda urbana

La vida urbana se caracteriza por una constante lucha de intereses legítimos que compiten entre sí. Por ejemplo, en Aguascalientes los automovilistas suelen exigir mayor inversión en infraestructura vehicular para supuestamente reducir los niveles de tráfico, mientras no pocos sugieren que reformar el transporte público e impulsar políticas e inversión en infraestructura peatonal y ciclista es necesario para avanzar hacia una ciudad más equitativa, competitiva y sostenible. Similarmente, desarrolladores inmobiliarios suelen entrar en conflicto con grupos ambientalistas al pretender talar centenares de árboles para dar paso a la construcción de nuevos centros comerciales, como actualmente es el caso de Plaza Outlet Aguascalientes en el ex-ejido Ojocaliente. Asimismo, es común ver disputas de taxistas que suelen movilizarse para exigir mayor regulación de empresas como Uber o Cabify al considerarlas competencia desleal. Incluso, los conflictos trascienden al interior de los gobiernos, pues los responsables de los distintos sectores, por ejemplo, obras públicas, vivienda, desarrollo urbano o movilidad, suelen competir por recursos, poder e influencia para impulsar sus objetivos.

En teoría, las agencias de gobierno deberían asegurar que las decisiones de política pública e inversión promuevan mayores beneficios para la ciudadanía en su conjunto, y que los conflictos se resuelvan a través de acciones o acuerdos equitativos. Sin embargo, las agencias operativas de gobierno como las secretarías, coordinaciones o direcciones, suelen ocupar la mayor parte de su tiempo en tareas administrativas o en atender situaciones del día a día. Además, su capacidad de operación y decisión suele estar limitada a las responsabilidades exclusivas de su sector; por ello, el margen de estas instituciones para resolver conflictos de manera integral suele ser reducido. Al mismo tiempo, los políticos destinan gran parte de su tiempo a reuniones o eventos de mayor exposición para mantener niveles de aprobación o reconocimiento, y generalmente se enfocan en situaciones de corto plazo.

En este sentido, los gobiernos suelen operar bajo una visión estrecha, sectorizada y descoordinada que impide entender cómo la relación entre sectores incide en el destino de una ciudad. Por ejemplo, en Aguascalientes la Secretaría de Obras Públicas del Gobierno del Estado parece creer que verter mayores volúmenes de concreto asegurará el éxito del estado y la ciudad, y que obras como los pasos a desnivel son sólo un asunto de ingeniería, sin realmente entender los impactos económicos, sociales y ambientales que podrían resultar de esos proyectos, por ejemplo, al incentivar un uso aún mayor del automóvil. Al mismo tiempo, la Coordinación General de Movilidad puede abordar el transporte público desde una perspectiva del modelo de concesión y operación, pero quizás no desde un punto de vista de la planeación y gestión del desarrollo urbano, lo cual a nivel estatal es responsabilidad de la Secretaría de Gestión Urbanística y Ordenamiento Territorial, Registral y Catastral. Similarmente, quienes autorizan los usos del suelo y las licencias de construcción de desarrollos inmobiliarios en áreas de valor ecológico, suelen escudarse en asuntos administrativos sin realmente ahondar en el impacto de esos desarrollos en el medio ambiente. En resumen, la mayoría de las agencias de gobierno suele no tener tiempo, capacidades ni atribuciones para encontrar soluciones transversales e integrales a los diversos conflictos; además, la colaboración y coordinación entre sectores suele ser deficiente e insuficiente.

___


___

En este contexto, la planeación urbana podría y debería asistir a las distintas agencias de gobierno a tomar mejores decisiones relacionadas con la política urbana, pues los urbanistas, al no estar enfocados exclusivamente al estudio de un único sector, como obras públicas, vivienda o transporte y movilidad, sino a la relación entre ellos, podrían destinar más tiempo a entender los problemas de la ciudad desde una perspectiva más amplia e integral. En otras palabras, la planeación urbana puede ayudar a informar las decisiones de gobierno a través de una visión transversal, es decir, analizando la manera en que las decisiones de un sector inciden positiva o negativamente en otro, y, con ello, contribuir a defender el interés público para lograr mayores beneficios para la población. Por ejemplo, los urbanistas -no exclusivamente el Colegio de Urbanistas- deberían aportar activamente a la discusión acerca de los pasos a desnivel no sólo en términos de un posible ahorro de tiempo para los automovilistas sino también desde un punto de vista social, económico y ambiental de mayor plazo.

Más aún, en Aguascalientes la planeación urbana debería pensarse como un proceso constante de negociación que permita conciliar de manera creativa la diversidad de intereses que existen en la ciudad, y no únicamente como un proceso técnico, rígido e innegociable a través del cual se elaboran guías, manuales, planes y programas de desarrollo urbano. Para ello, los urbanistas deberían poner en práctica sus habilidades de diseño para la identificación de opciones, alternativas y soluciones a diversos conflictos, de manera que los intereses de todas las personas o grupos afectados o beneficiados por una decisión sean tomados en cuenta. Asimismo, deberían desempeñar un papel más activo en la implementación de políticas, programas y proyectos de carácter urbano, por ejemplo, motivando a los involucrados a explorar áreas de interés mutuo para alcanzar acuerdos ganar-ganar.  

En conclusión: en Aguascalientes sería relevante ver un papel más activo, objetivo y propositivo de los urbanistas al interior del gobierno y de la sociedad civil y la academia -asumiendo mayor objetividad-, tanto en la discusión pública como en la toma de decisiones que pueden determinar el destino de la ciudad. ¿Qué opinan de la construcción de pasos a desnivel? ¿Qué piensan acerca de la construcción de centros comerciales en áreas de valor ecológico? ¿Qué opinan de la operación de empresas como Uber y Cabify? Temas para el estudio, el análisis, el debate y la discusión existen, y muchos.

 

[email protected]  | @fgranadosfranco

 

The Author

Fernando Granados

Fernando Granados

No Comment

¡Participa!