CulturaPortada

El Premio de Poesía Aguascalientes es el único que obliga a leer

 

  • José Ramón Ruisánchez abrió las Jornadas por los 50 años del Premio Aguascalientes con conferencia magistral
  • Los poemas no se concluyen, siempre se pueden releer. Volver eficiente la lectura es un problema para la poesía

 

El analista de poesía y escritos José Ramón Ruisánchez Serra fue el encargado de arrancar el primer día de las Jornadas por los 50 años del Premio Bellas Artes de Poesía Aguascalientes con una conferencia magistral en la que habló de la importancia de releer la poesía y del premio que se entrega desde hace cinco décadas en Aguascalientes.

___


___

El miércoles 2 de mayo de 2018 el fueron inauguradas las Jornadas por los 50 años del Premio Bellas Artes de Poesía Aguascalientes cuyas actividades, en su mayoría, se estarán celebrando en el Centro de Investigación y Estudios Literarios de Aguascalientes (Ciela) Fraguas.

Tras la inauguración de las jornadas donde según los organizadores especialistas en el estudio de la poesía provenientes de todo el país se reúnen a discutir sobre el premio de poesía más importante de México, se abrió la primera mesa de trabajo relativa a esta misma temática: Raíces de una tradición; en la que participaron Francisco Javier Fernández Martínez, Mariana Ortiz Maciel, Gustavo Osorio de Ita y Alejandra Palma, así como Jorge Aguilera López como moderador.

A continuación se llevó a cabo la mesa Territorios de la poesía en la que participaron Jorge Terrones, Claudia Sorais Castañeda García, Diego Alcázar e Israel Ramírez, así como Diana de Ángel como moderadora; en la que se discutió sobre diferentes espacios periféricos que se generan al Premio de Poesía Aguascalientes, por ejemplo la visión de los mismos a través de sus jurados o incluso el cuestionamiento de la retórica de tres de sus ganadores.

La primera jornada del Coloquio 50 Años del Premio de Poesía Aguascalientes cerró con la conferencia magistral de José Ramón Ruisánchez Serra, literato y creador especializado en literatura Latinoamericana, profesor asistente del Departamento de Hispanic Studies en la Universidad de Houston, escritor de Materias dispuestas: Juan Villoro ante la crítica  y colaborador de Sin Embargo y Canal 22.

En su conferencia Alta traición: cinco lecciones de teoría del Premio Aguascalientes, Ruisánchez Serra habló desde un punto de vista académico, sobre las obras que hicieron acreedores del premio a cinco poetas que podrían ser considerados esenciales dentro de un contexto histórico, para entender el galardón a la poesía de Aguascalientes: José Emilio Pacheco, Coral Bracho, Luis Vicente Aguinaga, Jorge Alberto Chávez y el último ganador, Balam Rodrigo.

Entre las enseñanzas que estos poetas dan cuenta en sus obras, explicó el profesor, una de las más importantes es el aprender a no consumir poemas, a no acabarlos, sino a releerlos; es decir, para él un poema no tiene un final.

En ese contexto, apuntó José Ramón Ruisánchez, los intentos de volver eficiente la lectura se han convertido en un problema para la poesía y erosiona el don de la misma, ya que un poema no se debe leer con un manual de instrucciones como si fuese un mueble para armar, “El poema es una manera de pensar”.

Probablemente esta estructuración de la apreciación poética, sugirió el profesor, ha sido la razón por la que en este momento haya más personas queriendo realizar doctorados en narconovelas que en poesía.

Ruisanchez Serra añadió que aunque resulta imposible saber la importancia que tiene el Premio de Poesía Aguascalientes en el contexto del país, dado que celebra 50 años en este 2018 que según su percepción no representa tanto tiempo; a diferencia del resto de los premios de poesía que se otorgan en el país, el de Aguascalientes tiene la particularidad de ser el único que crea una lectura obligada.

Pese a que el lapso es corto, las publicaciones y trabajos que se han realizado sobre el Premio de Poesía Aguascalientes, afirmó el escritor, apenas han arañado lo que este galardón ha generado, pero el simple hecho de que exista conciencia de ello es un gran avance por sí mismo, “El premio es un pretexto para pensar”.

Por la tarde iniciaron las Jornadas de lectura por los 50 años del Premio, las primeras tres mesas se realizaron en la Ex Escuela de Cristo y participaron Jorge Humberto Chávez, Ernesto Lumbreras, Minerva Margarita Villarreal, Jesús Ramón Ibarra, Balam Rodrigo, Jorge Valdés Díaz-Vélez, Efraín Bartolomé, Mario Bojórquez y Baudelio Camarillo. Por la noche se inauguró la exposición colectiva In memoriam en la galería La señal en el muro, del Ciela, en la que artistas visuales de la Universidad de las Artes exponen su homenaje a los poetas que han ganado el Premio de Poesía Aguascalientes que ya han fallecido.

Este jueves las actividades en torno al Premio de Poesía continuarán, el Coloquio a partir de las 9:00 en el Ciela, por la tarde, a partir de las 17:00 horas se realizarán mesas de lectura en el primer patio Casa de la Cultura Víctor Sandoval, en la que participarán Javier Acosta, Luis Vicente de Aguinaga, Elsa Cross, Jorge Esquinca, Jorge Fernández Granados, Myriam Moscona, Renato Tinajero, Eduardo Langagne, Christian Peña, José Javier Villarreal y María Rivera. A las 20:30 horas en el Jardín de Zaragoza se realizará una charla-lectura de poesía con estudiantes sirios, parte del Proyecto Habesha: México por la paz y la reconstrucción de Siria en el que participarán Luis Vicente de Aguinaga, Balam Rodrigo y Renato Tinajero.

The Author

Carlos Olvera Zurita

Carlos Olvera Zurita

Nada, sólo 28 años de vida. Reportero en La Jornada Aguascalientes.

No Comment

¡Participa!