Educación

Entender la mente para comprender la economía

 

  • Tener conocimiento de la existencia de los sesgos de nuestro pensamiento es el punto de partida para tomar decisiones individuales y públicas
  • Entender el comportamiento de los agentes económicos es uno de los principales objetos de estudio de la economía

 

Las investigaciones del Nobel de Economía 2017, Richard Thaler, han encontrado formas de incorporar el comportamiento humano en la modelación de los fenómenos económicos, sumándose al trabajo de otros ganadores del premio que introdujeron las nociones de racionalidad limitada y sesgos del pensamiento en el estudio de la economía.

El doctor Luis Miguel García Velázquez y la maestra Claudia Escalera Matamoros, de la Escuela Nacional de Estudios Superiores Morelia (ENES) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), se presentaron en el Café Científico del Centro Cultural de la UNAM Morelia para hablar sobre los fundamentos de la economía del comportamiento y sus aplicaciones en las políticas públicas.

En sus líneas de trabajo, los académicos de la UNAM incorporan el estudio de la teoría de la decisión al entendimiento de los procesos cognitivos y de los modelos económicos.

Actualmente, el doctor Luis Miguel García forma parte de un equipo que desarrolla una aplicación para proveer una estructura de razonamiento crítico frente a la formulación de una postura, mientras que la maestra Claudia Escalera trabaja en la generación de indicadores de percepción en las políticas públicas.

 

Indicadores de percepción que impacten en los problemas

Tener conocimiento de la existencia de los sesgos de nuestro pensamiento es el punto de partida para la creación de estrategias activas que permitan prevenirnos al momento de tomar decisiones individuales y también públicas. Ellos utilizan esta forma de observar la economía para la realización de dos proyectos.

Luis Miguel García forma parte de un equipo que desarrolla una aplicación que permite ludificar la experiencia que se presenta al momento de considerar una postura opuesta a la personal al momento de enfrentarse a un dilema, proponiendo al usuario la búsqueda de puntos de coincidencia previo al análisis crítico de la otra argumentación.

La aplicación tratará sobre temas relevantes para la comunidad universitaria y será susceptible de análisis con estrategias de minería de datos. Actualmente se encuentran en la etapa de diseño para construir un piloto.

Claudia Escalera inicia un proyecto que dejará diseñar indicadores de percepción para la política pública, lo que permitirá complementar las mediciones tradicionales y determinar si la solución de un problema público avanza tanto desde la perspectiva gubernamental como de la de los ciudadanos. Este proyecto se encuentra en la etapa de instrumentación y medición de percepciones.

 

Calcular la irracionalidad para hacer modelos económicos

Entender el comportamiento de los agentes económicos es uno de los principales objetos de estudio de la economía, comenta la maestra Claudia Escalera y, pese a las críticas, por muchos años la teoría económica ha explicado este comportamiento suponiendo que los agentes económicos se comportan de manera racional, es decir, que los individuos son capaces de tomar y llevar a cabo las mejores decisiones a partir de sus preferencias bien definidas y de expectativas sin sesgos.  

Las aportaciones de las investigaciones como las de Richard Thaler han tenido una buena recepción en el pensamiento económico precisamente porque permiten incorporar sesgos de la racionalidad, como los problemas de autocontrol, en los modelos económicos.

La mejora en la comprensión de la conducta humana se explica en parte por el reconocimiento de que en nuestra toma de decisiones se involucran diferentes sistemas: un sistema 1 que provee una respuesta de forma automática, rápida, con poca información y sin necesidad de una gran capacidad de análisis. Dada su naturaleza reactiva, la acción a ejecutarse depende fuertemente de nuestras percepciones, lo que hace que los errores no conscientes (sesgos) cobren gran relevancia para este sistema.

Un sistema 2 que se invoca con el esfuerzo consciente de la concentración: demanda recursos, consume tiempo y trata de entregar una propuesta “razonablemente” certera. Monitorea el primer sistema para tomar el control cuando sea necesario, pero su aparición no garantiza que la opción que encuentre será, sin lugar a dudas, la mejor respuesta.

 

El sentido de la justicia impacta en el mercado

La economía de la conducta surge de un elegante diálogo entre la modelación matemática y la experimentación propia de la sicología social. La maestra señala que estos experimentos permiten recuperar planteamientos fundamentales para la ciencia económica en sus inicios y que se fueron dejando de lado por la sofisticación de los modelos económicos.

Es el caso de lo planteado por Adam Smith, quien en el siglo XVIII señalaba que, junto con la búsqueda del interés individual, uno de los motores fundamentales de la acción humana era la empatía.

Es así que uno de los experimentos desarrollados presenta una situación en donde los participantes tienen la opción de repartir una cantidad a partes iguales con uno de dos desconocidos: de uno de ellos se sabe que se ha comportado de manera justa en un juego previo, mientras que del otro se sabe que ha sido abusivo.

Los participantes en el experimento tienen la posibilidad de compartir a partes iguales, digamos, 200 con el jugador justo o 250 con el injusto. Aun cuando lo que recibirían sería menor, la tendencia clara que se observa en este experimento es que las personas eligen compartir con aquellos jugadores que fueron justos.

Es decir, a las personas no les gustan las acciones injustas y están incluso dispuestos a penalizarse con tal de castigar a quien tenga ese comportamiento, señala la maestra.

Los estudios para el entendimiento de la toma de decisiones y de la economía del comportamiento están abriendo oportunidades de investigación que ofrecen nuevos enfoques para la comprensión de la dinámica económica y social, así como para el estudio de las ciencias cognitivas.

 

Con información del Conacyt

The Author

Redacción

Redacción

No Comment

¡Participa!